Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Película

may-27-2018, por cinefilo

2267157

Este fin de semana he visto una película que te recomiendo: El atlas de las nubes.

Cloud Atlas (en España: El atlas de las nubes; en Hispanoamérica: La red invisible) es una película de ciencia ficción escrita y dirigida por Tom Tykwer (también compositor de la banda sonora) y Lilly y Lana Wachowski. Está basada en la novela homónima de 2004 escrita por David Mitchell y fue estrenada en Estados Unidos el 26 de octubre de 2012.

Los hermanos Wachowsky, conductores de la trilogía ‘Matrix’, adaptan la novela homónima de David Mitchel para trasladarnos desde el Pacífico Sur más remoto de 1850 hasta un futuro post-apocalíptico.

Todo empieza en el siglo XIX. Un notario estadounidense llamado Adam Ewing regresa al lugar donde nació, California, después de haber viajado por las islas Ghatham. En su viaje, Ewing hace amistad con un médico que está tratándole contra una enfermedad contraída a través de un parásito. Más tarde, la película nos traslada a Bélgica donde conocemos a Robert Frobisher, un compositor desheredado que conocerá a un enigmático artista; pero estos no son los únicos viajes. En otro salto narrativo nos dirigimos a la Costa Oeste de la década de los setenta y finalmente viajamos a una Corea abocada al capitalismo y a una sociedad del futuro que nos presenta el fin de la historia.

La narración de esta película va avanzando a través de seis vidas diferentes, aunque entrelazadas, que tienen lugar en distintas partes del mundo y épocas. El espectador sigue el hilo argumental a través de estas historias, entendiéndolas por completo solo al final.

El reparto de la película cuenta con caras muy conocidas como la de Tom Hanks (‘Forrest Gump’), Halle Berry (‘Monster’s Ball’), Hugo Weaving (‘Matrix’) o Susan Sarandon (‘Cadena perpetua’), entre otras.

Aquí te dejo el tráiler:

También te dejo este sexteto perteneciente a unos de los momentos mas bellos de esta película:

 

Tambien recomendamos

Marisco a domicilio
Si quieres disfrutar del mejor marisco gallego, no dudes en pedirlo en emarisco, sin duda la mejor calidad y el mejor precio de marisco en internet. Una verdadera gozada.

La espera ha terminado para todos aquellos que morían por conocer un poco más de la vida de Han Solo

Se necesita un Werner Herzog para confiar en la dignidad de unos maniquíes de cráneo roto exhibidos en los umbrales de pequeños comercios de ropa y convertirlos en eje fundamental de una narración cinematográfica.

Se necesita una sólida formación como bióloga, una familiaridad de años con la selva del Amazonas, una inteligencia que supere la primera sorpresa ante la aparición de cocodrilos y que distinga sapos venenosos en medio del bullicio de moscardones, lianas, palmeras y fangos, para sobrevivir entre raíces, árboles cerrados y bestias, con apenas una minifalda desgarrada, y, siguiendo el afluente del agua para encontrarse con embarcaciones humanas, salvar el esqueleto de una segura asfixia carnívora.

De nuevo, el cine del alemán que evitó el juicio simple contra Timothy Treadwell en Grizzly man (2005) o que viajó al archipiélago antillano de Guadalupe, dominado por Francia, casi que únicamente para conversar con los cuantos aldeanos que evitaron desalojar las inmediaciones del volcán La Soufrière pese a que entró en una irrevocable actividad eruptiva en La Soufrière: Warten auf eine ausweichliche Katastrophe (1977), hace el elogio callado de la complejísima supervivencia, la voluntad de vivir en el escenario catastrófico de un avionazo ocurrido a la mitad de la selva peruana, consecuencia de la saturación de un vuelo y de la corrupción de la aerolínea que piloteaba sus naves en escenarios de desafiantes tormentas y turbulencia, sin la preparación técnica adecuada. En 1971, 91 personas fallecieron en el accidente del vuelo 508 de Líneas Aéreas Nacionales (Lansa) de Perú, incluida la madre de Juliane Koepcke, la protagonista del filme.

Juliane Koepcke

Con ayuda de indígenas locales y en un fluido español, Koepcke localiza durante el documental los fragmentos del fuselaje y maquinaria del avión para reconstruir su experiencia. Crédito de Werner Herzog Filmproduktion. Imagen tomada de imdb.com.

29 años después, Koepcke recorre las zonas del accidente a cuadro para narrar las maniobras que tuvo que operar en el esfuerzo de asegurar la existencia y reunirse con su padre, luego de 10 días de deambular entre una de las floras y faunas más complejas del mundo, con su voracidad patente e invencible.

En aquel mismo 1971 del accidente, Herzog estaba también en el Perú para filmar su Aguirre, der Zorn Gottes (1972) y pretendía abordar el mismo avión que, atada a su fila de asientos, arrastró a Koepcke hasta el fango y las ramas amazónicas en una caída cuya irregularidad de tirabuzón le permitió no estrellarse francamente contra el suelo y morir de manera instantánea, con el cráneo y el pecho aplastados como engrudo selvático.

¿Qué hay detrás de los ánimos exacerbados que exceden la normalidad para plantear un trazo grueso de vida ante el conflicto, ante la domesticación del ánimo, de las voluntades, de las imaginerías, de los placeres, de la decisión y sus rangos? ¿Qué hay detrás de la grandiosidad de los golpeados, de los lesionados caminantes, de los huérfanos por relámpago, de los azarosamente vivos?

En la rareza se expresa el ser, en la nitidez, en la elección desproporcionada, en la tenacidad integradora que musicaliza varias oportunidades humanas en unas cuantas horas, en la acumulación de los instantes que comprenden 10 días de insistir entre la densidad de la vegetación. La poesía, quizás, es la suma interminable de todas esas variedades donde el anónimo indígena peruano o el rubio texano alcohólico se eligen y determinan dar espacio a la oportunidad de sus interiores: entre osos o en el conocimiento de la raya venenosa. Ante el golpe impredecible del avionazo, la vulnerable composición electiva: sumergida en la hermosura del instinto, sin machete ni conversación, Koepcke insistirá en cuidarse la espalda por las noches contra un tronco grueso y en seguir la ruta de la humedad, que seguramente deriva en población humana.

Juliane Koepcke

Mariposas clasificadas con fines científicos. Los rígidos pasillos de la conglomeración sirven a Herzog para recrear una de las pesadillas de la sobreviviente. Imagen tomada de imdb.com, crédito de Werner Herzog Filmproduktion.

 

Recreada entre pesadillas de mariposas encerradamente clasificadas para prohibir de una vez y para siempre todos los vuelos del mundo, riesgo latente, y entre fragmentos de fuselaje devorados por la selva, Juliane Koepcke solamente se dice a sí misma, conmovida, nerviosa, paciente con botas y entre pirañas, y el mensaje es tan llano como apasionante: el milagro secular lleva ojos hinchados, contuciones craneales, un único huarache en el pie, una herida en el hombro donde las moscas siembran sus larvas, carne tibia propicia para la incubación.

El milagro secular lleva nudos estancados de mosquitos, cocodrilos sólo aparentemente amenazantes, un rescate azaroso que exige el pago de un rifle a transportistas, un agradecimiento posterior con una sonrisa tan modesta como conmovida, interrumpida hermandad vigente, la expresión de una movilidad que resulta de la suma de varias habilidades, todas al alcance del esfuerzo humano, que es la variedad, la variación, la riqueza por creatividad.

Werner Herzog, Juliane Koepcke | Behind the scenes

Modelo de selfie de la sobreviviente del avionazo de 1971 con el director alemán. Al fondo, el helicóptero con que arribaron al punto exacto del accidente, tras talar árboles para lograr un claro donde aterrizar. Crédito de la imagen de Werner Herzog Filmproduktion. Tomada de imdb.com.

 

El afán de Herzog por redondear el alma humana en sus multiplicaciones irreductibles y embriagueces multicolor vuelve a la sensibilidad de oír al otro en “La caída de Juliane dentro de la selva”, una película presuntamente programada para su estreno en televisión: que por una vez la caja doméstica y adormecedora tiemble de temor.

 

Expertos de España y Cuba se han unido para compendiar la primera enciclopedia de la historia del ci

Escrito por David Cavazos

posters-solo-star-wars

Han Solo: Una Historia de Star Wars (Solo: A Star Wars Story)

Director: Ron Howard

Género: Aventuras/Ciencia Ficción

Duración: 135 min. (2 hrs. 15 min.)

Protagonistas: Alden Ehrenreich, Emilia Clarke, Donald Glover, Woody Harrelson y Paul Bettany.

Fecha de estreno: Mayo 25, 2018 (México)

Trailer: https://www.youtube.com/watch?v=XNP8Ll7VIgI

Solo-Star-Wars-Story-Poster-Cropped

Después de la polémica que causó Los Últimos Jedi hace apenas medio año, donde pocos amaron el episodio y muchos otros lo odiaron a morir, nadie tenía fe de lo que sucedería después, sobre todo con esta nueva entrega cargada de incertidumbre y odio anticipado. Ahora que Disney tiene los derechos de la franquicia, la idea de hacer una película por año no era la mejor de las decisiones, incluso expandiendo el universo con historias de antología. Rogue One fue el primer intento exitoso de agrandar el universo. Este año nos llega el segundo intento, el que nadie pedía y con el que menos expectativas se recibiría. Una película donde nos contaran el origen de nuestro forajido espacial: Han Solo. ¿Cómo conoció a Chewbacca? ¿Cómo conoció a Lando? ¿Cómo consiguió el Millenial Falcon? Todas esas preguntas pretendían responderse en esta película. Mis esperanzas estaban en los directores originales Phil Lord y Chris Miller (responsables de The Lego Movie, Lluvia de Hamburguesas y 21 Jump Street) pues ellos nunca fallan. Pero las diferencias creativas llegaron en abundancia, provocando el despido de ambos. Fue Ron Howard quien llegó a tomar el mando de esta problemática producción, cosa que bajó mis expectativas; porque a pesar de que Howard es un director veterano y cuenta con muy buenas películas, del 2005 para acá ha hecho producciones muy defectuosas (la trilogía de El Código Da Vinci es el mejor ejemplo). Y el hecho de que Alden Ehrenreich interpretaría a nuestro forajida nos daba más miedo, por que se nos ha quedado grabado la imagen de Harrison Ford, era de por sí irreemplazable. ¿Y bien? ¿Cuál fue el resultado de esta producción? Honestamente, no está tan mal… pero pudo ser mejor.

han-solo-and-chewbacca-solo-a-star-wars-story-ul

La temática de la película en esta ocasión es de un western heist movie, algo que da una esencia distinta a la franquicia, pues realmente el enfoque no se va completamente en el bien contra el mal como en el resto de la franquicia, sino en quién es más tramposo que el otro. Nos muestran el bajo mundo de este universo, ladrones, traficantes y asesinos a sueldo; eso es algo bueno para la película, que se exploren ambientes distinto sin que se sienta innecesario (error que cometió Los Últimos Jedi). No siempre se tiene que hablar de Jedi´s. El director Ron Howard le da una estilo clásico, fiel a parte de su filmografía. Da la impresión de que es una especie de Cowboy Bebop pero sin filosofía, con más escenas de acción y suavizada. Otro punto a destacar es el soundtrack de John Powell, por momentos intenta emular lo hecho por el maestro John Williams, pero lo que realmente destaca es su propia partitura, las composiciones que tienen un coro de por medio, funciona muy bien en las escenas en las que se inserta. Está demás decir que los efectos especiales son impecables, al igual que sus escenas de acción; es Star Wars ¿Qué esperaban? Ahora sí, viene la parte preocupante: los personajes. Empecemos por los mejores, el primero siendo Chewie, quien a pesar de tener un origen que ya veía venir desde antes de ver la película, sigue siendo igual de entrañable e igual de divertido. El otro personaje que considero el mejor es Lando Calrissian, interpretado por el siempre genial Donald Glover (Childish Gambino, por si no se dieron cuenta, el hombre que está arrasando en Internet por sus canciones Redbone y This is America; También protagonista y credor de Atlanta, show que voy a comentar próximamente). Su personaje está muy bien logrado y cumple con el timing otorgado para la película. Lo inflaron demasiado en otros medios, eso sí, pero el mismo Glover la da carisma y estilo, haciéndolo alguien muy divertido. Woody Harrelson como Beckett no está nada mal, es un muy buen actor y el personaje le quedaba en cierta forma a pesar de no ser tan entrañable.

Resultado de imagen para solo a star wars story

Antes de pasar a los aspectos positivos de la película, entraremos en el punto medio, el ambivalente, lo que todos estábamos esperando: Alden Ehrenreich. Puedo decir, de todo corazón, que no lo hace nada mal. No es excelente ni excepcional, pero tampoco defrauda. Para la versión de Han Solo que nos quieren entregar en esta película, funciona. Era un reto meterse en los zapatos de Harrison Ford para interpretar al forajido espacial, Ehrenreich apenas llega a meterse en los calcetines de éste, pero esperábamos lo peor, así que no fue nada mal. En los primeros 25 minutos de la película, nos cuesta acostumbrarnos a él, pero conforme avanza la película, se defiende. Nos muestra un Han novato, creído pero también inexperto con hambre de aprender de todas las mañas de las cuales se ha caracterizado. El problemas con él es que depende del grupo para levantar la película, pues de todo nuestro elenco de lujo, Ehrenreich era el que menos destacaba, aunque intentara defenderse. No supera a Harrison Ford, para nada, pero esta versión que nos presentan no defrauda, es un intento que bien vale la pena dar oportunidad.

Ahora vamos a los aspectos negativos, faltaba alguien del elenco… ¿Quién será?… Ah, sí… Emilia Clarke. No me malentiendan, soy fanático de Daenerys Targaryen, nuestra Madre de Dragones de Game of Thrones. Pero el personaje que interpreta, Qi’Ra, es bastante plano, acompañado de una actuación defectuosa. En casi toda la película dice esta frase: “No sabes lo que he hecho” “No sabes por lo que he pasado”; pero no nos muestran nada de ella, no tiene trasfondo. Pareciera ser el medio de cómo comienza la aventura y su química con Ehrenreich no funciona bien. Es una gran decepción su personaje. Incluso, el personaje de androide L3 es sólo, el androide de encargo de cada entrega distinta, no ofrece nada y no dura en pantalla. Otro aspecto negativo es que la película realmente no sorprende, carece de sorpresas y termina por no impactar a comparación del resto de la franquicia. Se siente innecesaria por momentos, que ya sabemos la historia sin ver esta película. No hay esfuerzo alguno más que vender juguetes y cumplir la cuota de una película por año. Le falta mucho corazón. Si se hubieran esforzado, la película sería mucho mejor. No aporta mucho al universo de Star Wars, básicamente, no era tan necesaria. Todo se siente tan predecible, quieren ponerle mucho impacto, pero no funciona porque ya sabemos qué seguirá después y cómo termina más personaje. Esta película sólo se queda en un intento, que no es malo, pero que no ofrece mucho.

Solo-Character-Posters

En resumen, Han Solo: Una Historia de Star Wars es una película que entretiene y divierte gracias a sus escenas de acción y su humor. Pero se queda en el intento de aportar algo a la franquicia, es predecible, con falta de corazón, carece de emociones. Si no la ves en el cine, no te perderás de mucho, sólo de una emoción efímera de conocer a un personaje que no era necesario introducir de esta forma. Por cierto, el cómo bautizan el apellido de Solo a Han, es lo más seco y sin gracia que se les pudo ocurrir, simplemente no funciona. Pudo ser mucho mejor si se hubieran esforzado de verdad, al final, terminó siendo una película de encargo que puedes ver de fondo. Honestamente, no sé cómo se sentirán los fanáticos. No es la maravilla que quería, pero tampoco la basura que gran parte de los fanáticos quieren hacer ver.

CALIFICACIÓN

Resultado de imagen para dos estrellas y media de cinco cine

Muchas gracias por leer esta reseña, no olvides comentar y compartir. Espera más contenido muy pronto.