Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Kebab de Rocky.



turkish-rocky-affBuenos días y feliz año nuevo.

Hale, al turrón.

El motivo del abandono de mi retiro bloguero es en esta ocasión un trailer.

Con dos cojones.

Ni he visto la película entera, ni la pienso ver ni falta que me hace. Es más, de las turkisexplotations solamente me he tragado íntegra Turkish Star Wars y porque venía con unos delirantes subtítulos en español que, por supuesto y gracias a cielo nada tenían que ver con los diálogos originales haciendo así medio soportable el visionado. O eso espero.
Y es que las premisas de estas películas hacen mucha gracia, pero pasar de los 20 minutos  de visionado es un acto de fe que me pilla lejos, así que me quedo con los trailers, y este en concreto, me ha dejado tocado del ala.

Vean. vean:

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=YCUbcDVLgWs

¿Ya? Vale. A ver por donde empiezo.

La voz en off, que no sabe uno muy bien si está anunciando la película o anunciando que ha llegado a su pueblo el vendedor de colchones, señora.

¿Sin hacer daño eh?

¿Sin hacer daño eh?

El trasunto de Rocky en sí mismo: un culturista local llamado Serdar que también ha protagonizado la correspondiente y risible versión de Rambo, y que, dicho sea de paso, no tiene ni puta idea de como colocar medio decentemente una guardia de boxeo, ni falta que le hace porque, como se puede ver, los “púgiles” no se tocan ni de lejos.

El entrenamiento: esas flexiones a una mano dejándose la hernia, ese filmar primero el punching-ball y después al actor (nunca en el mismo plano, que el punching tiene su ciencia y eso cantaría ya demasiado incluso para este tipo de filmes), ese correr envuelto en plástico de los pies a la cabeza (se puede ver en otros vídeos que circulan por la red) y, sobre todo, esa puta manía de “golpear” pedruscos con las palmas de la mano, cosa ya vista en el mencionado fusilamiento de Star Wars y que, por lo que se ve, es muy turco y debe ser buenísimo para coger fondo… por lo que es concretamente toda la zona de parte de los huevos.

Y ese “doble biceps de espalda”, hablando en términos técnicos de culturismo, que se marca el muchacho a cuento de absolutamente nada, pero que deja bien a las claras que ese corporal le ha costado su trabajito y, ya que estamos aquí, vamos a enseñarlo.

Del uso de la mítica BSO de Bill Conti ya ni hablo, porque es caso probado que en este tipo de filmes se usa la partitura original de la película norteamericana que se va a plagiar con un descaro que es hasta de agradecer.

Si en el combate final de Rocky IV el comentarista decía “en Moscú no respetan las reglas” aquí podemos afirmar que en Turquía el concepto “derechos de autor” suena a… en fin, no suena y punto.

Otra escena que en este trailer no podemos apreciar en toda su magnificencia, pero que si se lo curran un poco sí podrán ver en otros vídeos, es cuando nuestro querido Serdar se encarama a pelo a una grúa trepando por un cable sin ningún tipo de protección, o cable de seguridad que le salve la crisma en caso de que un biceps se le vaya a hacer puñetas.

Y no creo yo que sea porque han retocado digitalmente el hipotético cable salvador, precisamente.

El orgullo de George Pan Cosmatos.

El orgullo de George Pan Cosmatos.

Cuadrados los tienen, señores.

Y como siempre que me echo a la cara una película de este tipo me pregunto: ¿Qué demonios tienen los turcos en la cabeza?

Porque si se tratase de una spoof movie lo entendería pero es que la cosa va en serio, y estos tipos son actores respetados en su país.

Juro que la próxima vez que entre en un kebab, que no sé cuando será porque la comida turca para mi es como su cine:de entrada me gusta pero me acaba provocando descomposición de vientre, intentaré que el camarero me saque de la duda, aunque sea a golpe de billete de 20.

Y es que así no se puede dormir tranquilo.

PD: Si alguien sabe a que puñetas viene el “1″ que acompaña al título, le agradecería me lo comunicase.

No creo que haya segunda parte de este bodrio, aunque claro, estamos hablando de lo que estamos hablando así que…

Escriba un comentario