Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

No habrá paz para los malvados



Un tipo que nada tiene que perder. La cara más oscura y tórrida de Madrid. Violencia, alcohol, armas y, por supuesto, rock ´nroll. José Coronado logra su interpretación más redonda encarnando a un policía degradado y a la deriva, que arrasará con quien se cruce en su camino. Ingredientes con los que Urbizu consigue dar un nuevo giro de tuerca al cine negro español.

No habrá paz para los malvados. Thriller, España, 2011, 104 min. Dirección: Enrique Urbizu. Guión: Enrique Urbizu y Michel Gaztambide. Fotografía: Unax Mendía. Música: Mario de Benito. Intérpretes: José Coronado, Rodolfo Sancho, Helena Miquel, Juanjo Artero, Pedro María Sánchez.

No habrá paz para los malvados obtuvo un éxito rotundo en la última gala de los Premios Goya. Sobre premios se pueden hacer muchos comentarios y los trabajos de Almodóvar, Gil o Zambrano bien pudieron socavar la cosecha de Urbizu. Pero donde no hay duda es en la estatuilla de mejor actor. Santos Trinidad cobra vida propia en la piel de un José Coronado que, ahora sí, ve reconocida su labor con justicia. Se trata de un sabueso que viene de vuelta, que no entiende de reglas y va por la calle de en medio en el barrio de los criminales. Métodos censurables, un aspecto dejado y oscuro, su adicción al alcohol y sus miradas llenas de emoción son los rasgos principales la ética y la estética del eje principal de la película, de Santos Trinidad. Coronado está bien acompañado de un buen elenco de actores secundarios que permiten que la cinta no decaiga cuando el protagonista no soporta el peso fundamental de la escena.

Junto a la interpretación, el otro gran acierto de la película, es el tratamiento que Urbizu concede a los espacios de la acción. Tanto en los entornos abiertos como en los lugares cerrados, los escenarios conectan perfectamente con el hilo narrativo de la historia y aportan al guión un valor, de énfasis o de complementariedad, exquisito. Buena fotografía y un ritmo intenso al principio y al final aunque desciende notablemente durante el nudo de la historia. Pero más allá del ritmo, lo que muestra las pequeñas insuficiencias de este filme son sus lagunas en el guión. Parte de un buen planteamiento y la interpretación de Coronado pone rápidamente en órbita esta trama, sin embargo, existen puntos en la misma que adolecen de contraste y no están bien fijados –su pasado en Latinoamérica o las aproximaciones superficiales a cuestiones sociales como la amistad, las relaciones padre-hija o de pareja, la inmigración, etc.-.

Por encima de las deficiencias del guión Urbizu logra una película muy entretenida e interesante para el actual cine español. El cine negro no es una de nuestras especialidades y nunca es fácil adentrarse en terrenos poco firmes. Con tintes de cómic y western, No habrá paz para los malvados tiene sello propio. Con reflejos del Sin city de Robert Rodríguez y del Nick Belane de Bukowsky, el tándem Coronado-Urbizu sigue abriendo camino en el panorama nacional. Tras sus experiencias en La Caja 507 o La vida mancha, esta nueva aportación, pese a sus imperfecciones, debería suponer un marcado hito para el próximo cine español de acción.

Escriba un comentario