Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Oda a la imaginación



¿Qué tienen en común un camión diabólico, un alienígena feo con bastante morriña, un robot con capacidad para llenar un bidón de lágrimas, un dinosaurio con ganas de irse de compras por San Diego y un caballo capaz de sobrevivir por su cuenta a una de las mayores guerras de la historia? No, no se trata de la última película de Pixar, ni siquiera de unos mañaneros dibujos animados destinados a ser devorados por jóvenes a lo largo del mundo sino que todas son creaciones de uno de los más importantes directores de la historia del cine: Steven Spielberg. Es seguramente además el más reconocido a nivel callejero, pregúntenle sino a quién limpia en la casa del vecino (en la suya si son verdaderamente afortunados) por el nombre de dos o tres directores de cine; seguro que el nombre del “tito” (algunos hemos tenido una infancia muy dura) Spielberg sale por su boca en algún momento. Cierto es que puede no salir, en cuyo caso seré yo el único responsable, no se preocupen.

A lo que iba, resulta que este hombre gafapasta de pelo y barba eternamente blancos y una gorra también eterna de jubilado X (ponga aquí rico, pobre, feliz, triste, ingeniero, de bar, de pueblo, borracho, etc.) cuya imagen ha permanecido inalterada a lo largo de muchos años (claramente infravalorada dada la enorme fama de Jordi Hurtado) es uno de los responsables de hacer volar mi imaginación (ya la he perdido de vista) y convertirme en el friki que soy hoy en día, así que que mejor forma que hacerle un pequeño homenaje en Frikicracia en el que es mi primer artículo.

Grandes historias

Su filmografía, que cuenta con un Anexo propio en esa fuente de información y desinformación al mismo tiempo conocida como Wikipedia, es tan extensa que hacer un resumen de toda ella sería una tarea de locos tan solo al alcance de cualquiera de los protagonistas de ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’ y no es menester aburrir con todo tipo de detalles que ya se encuentran en la fuente de información y desinformación que he mencionado anteriormente y no tengo ganas (ni tiempo) de repetir.

De ‘War Horse’, su gran última película (de la que tengo una buena opinión), a ‘El diablo sobre ruedas’ pasando por grandes aciertos como ‘Tiburón’, ‘Munich’, ‘Indiana Jones y la última cruzada’ o grandes gazapos como ‘Hook’ nadie puede dudar de la gran capacidad que tiene este hombre de hacernos viajar a mundos desconocidos, de llevar nuestra imaginación a lugares increíbles y de contarnos historias que siempre quedarán en nuestras retinas. Dejando a un lado su filmografía como productor, que daría para 10 artículos de los largos, nadie puede negar del gran talento para contar historias de este realizador nacido en Ohio al poco de terminar la guerra filmada en su gran ‘Salvar al Soldado Ryan’. Efectivamente él no es el guionista, pero de todo aficionado es sabido que trabaja codo con codo con los guionistas y que, al ser productor de la gran mayoría de sus películas y tener tanto peso en la industria, los elige él mismo al igual que a los compositores (¿he oído John Williams?) y evidentemente a buena parte del reparto. Es decir, no es el típico Michael Bay  director que cogen las productoras cuando el proyecto ya tiene guión, reparto y hasta repartidor de catering. Desde luego, tener tu propia productora (¿he oído Dreamworks?) debe de ser de lo más satisfactorio.

Éstos si que sabían pasárselo en grande

Solo él ha sido capaz de contarnos a través del sonido de una simple música un encuentro con extraterrestres en ‘Encuentros en la tercera fase’ (de la que también es guionista), de crear un icono en ‘E.T el extraterrestre’, de filmar las mejores películas de la historia de aventuras (‘Indiana Jones’) o de hacer pasar terror al personal con ‘Tiburón’. Quizás no sea reconocido por la estética de sus películas (¿he oído Tim Burton?) pero no se puede negar que ha creado un género capaz de llevar al cine a muchas personas que ven el cine como un simple escape y se acercan al mismo cada 5 meses (no vaya a ser que se genere radiación cinéfila o algo por el estilo).

Grandes presupuestos

Efectivamente Spielberg maneja siempre enormes presupuestos, pero precisamente esto es así porque sabe manejarlos (que me dejen a mi con uno de sus presupuestos en El Corte Inglés a ver si se manejarlos), porque los que le dejan el dinero (o si se lo deja él mismo, me da igual). Es posiblemente el mayor ataque que ha recibido entre sus detractores y a mi, en mi humilde opinión de “Spielbergiano” profesional, me parece su mejor virtud. Ningún director, repito, NINGÚN director del séptimo arte ha sabido conjugar a lo largo de su carrera presupuestos tan grandes como los suyos con la calidad de las películas que salen de sus manos, con el objetivo no de aparecer en grandes festivales, sino de proyectarse en una sala de cine y salir con el mayor número de dólares posibles. ¿Cine comercial? Por supuesto que sí, pero del bueno. En estos años en los que parece que en el cine comercial vale todo con tal de llevarnos al a sala de cine (3D de mierda, trailer engañoso, etc.) Spielberg parece ser un pequeño islote en medio del océano.

Solo él ha sido capaz de contarnos a través del sonido de una simple música un encuentro con extraterrestres en ‘Encuentros en la tercera fase’ (de la que también es guionista), de crear un icono en ‘E.T el extraterrestre’, de filmar las mejores películas de la historia de aventuras (‘Indiana Jones’) o de hacer pasar terror al personal con ‘Tiburón’

Seamos sinceros: a pesar de sus fracasos, de los que hablaré mas adelante, este hombre tiene la capacidad de crear productos capaces de generar beneficios no solo en la sala de cine sino también fuera de ella, a través de la venta de Merchandising. Da igual que su película sea una adaptación de un libro o un cómic, da igual que en taquilla haya funcionado mejor o peor; su mente es una fábrica de productos que, cinematicamente hablando, suelen gozar de gran calidad artística. Sus presupuestos se notan, y mucho: efectos especiales, planos, fotografía, casting, etc. ¿Cuantás películas pueden presumir de ser tan buenas como ‘Jurassic Park’ con el mismo presupuesto? Al que diga ‘Transformers’ tiene vetada su entrada en este blog para siempre.

Pequeños presupuestos

No sólo de dinero vive el hombre y no sólo de superproducciones vive Spielberg. Entendámonos, no hace películas de Serie B o de bajo presupuesto, obviando sus primeros filmes, pero a lo largo de su carrera ha sabido combinar las grandes superproducciones basadas en en libros o cómics (`Tintín: El secreto del unicornio’, ‘Parque Jurásico’), grandes superproducciones (‘La lista de Schindler’) con producciones de presupuestos mas normales (‘El color púrpura’, ‘Atrápame si puedes’). Spielberg ha demostrado a lo largo de su carrera rendir culto a la imaginación y no encasquillarse en ningún genero, sino más bien explorar todos y cada uno de ellos, desde la comedia hasta la ciencia ficción pasando por el más puro cine infantiloide (‘Hook’), arriésgandose cuando había que hacerlo y siendo fiel a los más altos despachos de Hollywood intentando mantener la calidad de unos productos/películas que muchas veces, por desgracia, no llegaron a alcanzarla.

Pequeños fracasos

No todo es oro en la carrera de Steven Spielberg. Si bien es cierto que la recaudación media de sus películas es de 156 millones de dólares (nada despreciable para un director cuyo primer largometraje data de 1971 y no ha parado de hacer cine desde entonces), se puede decir que en lo creativo ha tenido grandes fracasos.
Evidentemente no todo es absoluto, y esto se basa en una mera opinión personal, pero es una pena que un director capaz de hacer una película como ‘E.T el extraterrestre’ haya sido capaz de sacar a la pantalla grandes bodrios como ‘Hook’ (el mayor de todos), haya caído en el sentimentalismo barato de ‘El color púrpura’ o se haya atrevido a sacar una película tan sumamente floja como ‘La terminal’ a pesar del potencial de éstas historias. He llegado a oír que en la primera de ellas su implicación fue tan baja que su inclusión como director respondió a intereses comerciales. Mañana le pregunto a Robin Williams en el café de media mañana.

Se rumorea que incluso Steven Spielberg fue director de maquillaje y peluquería

Tras este corto e insulso repaso de la, para un servidor, brillante carrera de este cineasta (prestigiado y desprestigiado a partes iguales) debo añadir que sigue en plena forma. Para mi ‘War Horse’ (2011) es una estupenda película en el que el director sigue adueñándose del cine para toda la familia mientras nos ofrece un preciosista homenaje al mejor cine de los años 40 y 50. Tampoco ‘Tintín: El secreto del unicornio’ (2011) desmerece como película de animación, a pesar de ser totalmente defenestrada por Kung Fu Panda 2 en los Oscars.

Iremos, en este blog, analizando muchas de sus películas y de su impacto en la historia del séptimo arte pues consideramos que se trata de un cineasta brillante, que maneja los hilos de la industria más puntera del cine y que sabe adaptarse a cualquier tipo de historia ya sea adaptada de otro formato u original, sea del genero que sea y que en cada una de sus películas nos hace viajar a otros tiempos y a otros lugares, reales y ficticios. Yo desde luego pasaré por taquilla en su próxima incursión pues seguramente este mito viviente del séptimo arte americano (con permiso de Clint Eastwood y Woody Allen) nos regalará una película para el recuerdo. Pasen y vean la magia del cine moderno, el que, como hace casi 100 años, dejaba volar la imaginación como si fuéramos niños. Pasen y vean cine con mayúsculas. Pasen y vean una constante oda a la imaginación.

Escriba un comentario