Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

El Dios Mercado – Life without Principle (2011), Johnnie To



  • Dos cubículos separados por una fina pared separan apenas en tiempo y espacio a las competidoras. Funcionarias de un banco – un sistema bancario – cuyo sustento es la estafa, la especulación, la explotación de la avaricia. Hay un ranking, dispuesto en prolijo powerpoint por la jefa: una es exitosa, la otra no. Una es débil – porque sabe psicopatear clientes -, la otra es débil, no alcanza a mentir bien. Se presenta una jubilada; “Quiero más dinero”, dice. Se le ofrecen inversiones de alto riesgo. La jefa observa, juzgando eficiencia. ¿Qué hacer?
  • Cumpleaños entre Hermanos, mafiosos de barrio, peces chicos. Cae la policía, arresta a uno. Hay que juntar plata para la fianza. El Hermano Panther (Ching Wan Lau) lucha para hacer colecta entre los Hermanos, junta la plata. Otra vez la policía, otra vez la fianza. Ya no hay plata. ¿Qué hacer?
  • Los primeros tensos 30 minutos transcurren en el banco, es un policial. El sistema-mundo es el crimen. No hay robo al banco, es el banco el que roba. La sociedad acusa los efectos del golpe técnico-comunicacional del capital al lenguaje: todos hablan de bonos, acciones, mercados, BRIC, riesgos, tasas, default. Toda relación es encarada desde el costo/beneficio, todos se apuran y apuran, todos prevén un colapso inminente, aunque no se sabe muy bien cómo, por qué, cuándo.
  • Crímenes dentro del crimen. Los pequeños delincuentes quedan mejor parados que los grandes criminales invisibles, el gobierno global. Nadie es inocente: los pequeños ejecutivos quieren su ascenso, los grandes lo quieren todo, pequeños miserables ambicionan jugándose todo en la carrera del dinero. Todos pierden, de una forma u otra. Pocos ganan: su vida, su libertad, su amor. Es todo lo que nos queda en un mundo que juega a la ruleta rusa y al subibaja al mismo tiempo.
  • Afuera, caen los mercados.

Escriba un comentario