Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

“The Master”, Hollywood y la Iglesia de la Cienciología



Las similitudes entre Lancaster Dodd, el personaje interpretado por Philip Seymour Hoffman en “The Master”, y L. Ronald Hubbard, el fundador de la Iglesia de la Cienciología son más que evidentes, así que la polémica está más que servida. La cinta además de con Philip cuenta con otro peso pesado de Hollywood, un enfermizo  Joaquin Phoenix que nunca deja de sorprendernos, interpretando aquí a Freddie Quell, un tipo que ha tenido un traumático paso por la II Guerra Mundial.

Es conocida la amistad entre Paul Thomas Anderson, director de esta controvertida película, y Tom Cruise desde el rodaje de “Magnolia” (1999), porque hablar de Cienciología y Hollywood es hablar de Tom Cruise, el protagonista de Misión Imposible se ha destapado en los últimos años como el principal embajador y profeta de esta organización de carácter religioso por llamarla de alguna manera.  El actor de la sonrisa eterna aceptó la invitación del director para visionar la cinta, probablemente Thomas quería salvaguardar su amistad con Cruise y así de paso evitarse algún que otro “problemilla” con la Cienciología; se rumorea que hay algunos puntos del metraje en los que Cruise ha tenido problemas, no sé que tipo de problemas, pero seguramente su sonrisa eterna dejó de ser eterna durante los 137 minutos de película y por unos instantes pensó que debería de haberle pateado el culo de verdad a Philip Seymour Hoffman y no en la ficción como hizo en “Misión Imposible III” (2006). En unas recientes declaraciones Paul Thomas Anderson afirma que la Cienciología no es una secta sino una religión nueva, así que se presume ha tratado todo con un mínimo de tacto.

Otro de los pesos pesados de la Cienciología, John Travolta declinó la invitación para verla, por lo que seguimos a la espera de que se produzca una reacción o no por parte de los cienciólogos.

Esta película no va dejar indiferente a nadie, gustará o no, será controvertida y polémica, pero no va a hacer temblar los cimientos de la Iglesia de la Cienciología, ni siquiera le va a producir un pequeño arañazo en sus firmes columnas, ¿Por qué? Porque la Cienciología y Hollywood muchas veces van cogidos de la mano, esa es mi reflexión. ¿Qué opináis?

Escriba un comentario