Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

César Arconada, el escritor que se enamoró de Greta Garbo



Tal vez pocas generaciones pueden asistir al nacimiento y al desarrollo de un nuevo arte, no a los inventos técnicos sino aun nuevo arte , a una nueva forma de expresión que no existía. El nacimiento del cinematógrafo en 1895 va a suscitar la controversia entre los escritores y artistas de esos momento. La generación del 98 sufrió el nacimiento del cine como una controversia,  de los ataques furibundos de Antonio Machado o Miguel de Unamuno a cierto eclecticismo de Baroja al entusiasmo de Azorín y Valle Inclán.  Fue la generación del 27 y los vanguardistas los que aceptaron y aclamaron el cine como un nuevo arte y lo adaptaron a sus obras. El famoso y conocido verso de Alberti, “ respetadnos nacimos con el cine”,  a la cantidad de obras que dedican a este nuevo espectáculo, el nacimiento de star system, y todo el desarrollo de las vanguardias cinematográfica son asumidas por la generación del 27 como algo natural sin suscitar controversia alguna. Cine y literatura se aúnan con toda la naturalidad, asumiendo en sus obras literarias los nuevos postulados técnicos que ofrecía el cinematógrafo.

Dentro de este contexto hay que situar especialmente lo que se ha denominado los prosistas del 27, más conocidos son los humoristas. Jardiel, Neville, Mihura, Tono, López Rubio, que no sólo eran unos entusiastas del cine, sino que algunos de ellos fueron directores o guionistas del nuevo medio. Menos conocidos son otros escritores, prosistas que también trataron este fenómeno en sus obras, el mexicano Torres Bodet con Estrella de un día, Francisco Ayala con sus escritos sobre el cine o su Boxeador y un ángel, o el autor que nos ocupa, César Muñoz Arconada, escritor y poeta que se encuadra dentro de la vanguardia y que participa en todo suu desarrollo en revistas como Manantial, Verso y Prosa o sobre todo La Gaceta Literaria, junto a Giménez Caballero o Guillermo de Torres. Una vez proclamada la República se une al Partido Comunista y será uno de los pioneros, junto a Carranque de los Ríos y Ramón J. Sender, de la novela social con la publicación en 1934 de  La Turbina. En aquellos años participa en revistas como Popular film y Octubre y preconiza un cine revolucionario y proletario. En 1936 es nombrado director de Mundo Obrero, órgano del PCE. Finalizada la guerra se exilia a Moscú, donde fallecería.

César Arconada es uno de los más importantes estudiosos y críticos del cine de aquel momento, sus escritos publicados en La Gaceta Literaria y luego en Popular Film y Octubre reflejan su conocimiento del mundo del cine y sobre todo la concepción de este como un nuevo arte que se encuentra a la altura de la literatura. Cuando Arconada y el resto de escritores vanguardistas salen a la luz con sus primeros escritos alrededor de 1925 el cine ya se ha consolidado tanto en Hollywood como en Europa, especialmente en Alemania que ha desarrollado el movimiento expresionista y la nueva objetividad ya está dando sus primeros pasos y en Francia donde un buen puñado de directores ya están haciendo excelentes películas. Pero como en todo el mundo es el star system americano quien  ha creado los grandes mitos y de ellos se ocupan los escritores.

En 1928 por iniciativa del escritor y editor Juan Piqueras se piensa en una colección semanal dedicada al cine. Pequeños volúmenes a precios populares escritos por los autores del momento, los títulos de la colección serían :

-         Clara Bow por César Arconada

-         Iván Mosjoukine por Benjamín Jarnés

-         Norma Shearer por  Juan Piqueras

-         Harry Langdon por Rafael Alberti

-         Douglas Fairbanks por Giménez Caballero

-         Max Linder por Antonio Espina

-         Francesca Bertini por Ramón Gómez dela Serna

-         Jannet Gaynor por Francisco Ayala

-         Lillian Gish por Salazar Chapela

-         Charles Chaplin por Edgar Neville

-         Harold Lloyd por José Bergamín

Como puede comprobarse los principales nombre de los autores vinculados a la vanguardia y al 27 iban a participar en esta colección que, desgraciadamente, no se pudo llevar acabo por problemas financieros. Sólo el primer volumen de Arconada dedicado a Clara Bow llegó a ser escrito y más tarde publicado con otros títulos del autor.

En 1928 publica en la Gaceta Literaria,  Posesión lírica de Greta Garbo, artículo donde traza una semblanza en tono poético de la actriz sueca. En 1929 en la editorial Ulises, publica Vida de Greta Garbo, una extensa biografía de la actriz. Que nadie busque una biografía al uso de Greta, la obra de Arconada es una recreación personal, una amplia semblanza al estilo vanguardista , juego, sombras, pura literatura. A  Arconada no le interesa la noticia biográfica de la estrella, sino situarla en medio de un paisaje, resaltarla en medio del mundo del cine, ya sea en sus inicios como actriz en Suecia ya sea en Hollywood. Arconada juega con la literatura, juega como una autor que sigue omniscientemente a la actriz, sombra que se adhiere a los acontecimientos los ve los presientes y juega como un personaje más en la obra biográfica. Es, tal vez, este uno de los rasgos más sobresalientes de la obra la presencia del autor en la narración, tanto es así que llega aparecer entrevistando a la propia Greta. No es una biografía lo que escribe Arconada, es en el más puro estilo vanguardista un hermoso juego poético,, pura literatura sobre la estrella de cine, un hermoso homenaje de un escritor, que según señalaba Giménez Caballero, acabó enamorándose de su estrella.

En 1931 publica Tres cómicos del cine, que recoge las semblanzas de Chaplin, Clara Bow y Harold LLoid.

Si un elemento cinematográfico influyó más en los escritores vanguardistas fueron los cómicos, a Chaplin le dedica un amplio artículo Ramón Gómez dela Serna en su libro Ismos, Jardiel o Neville trabaron amistad y una gran admiración hacia el cómico del bigote, en otros ámbitos el preferido fue Buster Keaton con su humor más seco, más intelectual, menos dado a sentimentalismo.

En cualquier caso el nuevo humor surgido del cine coincide con el humor, el juego conceptual basado en asociaciones poéticas y juegos conceptuales de la literatura de vanguardia.

Arconada dedica una semblanza amplia a Clara Bow. En aquellos momentos la estrella ya había visto declinar su carrera, los escándalos sexuales y el desprecio por las productoras la habían llevado a su retirada. Clara Bow representa el ideal para los escritores vanguardista, frente a la mujer tradicional que domina en España,la Bow representa la mujer moderna, liberada de taubes y tradicionalismos, es la mujer con la que sueñan los escritores y que reflejan en muchos de sus escritos,La Venus mecánica de Díaz Fernández, o las novelas de Antonio Espina, Francisco Ayala o Mauricio Bacarisse.

Las dos obras, y la infinidad de artículos que escribió Arconada representan la aceptación del cine por una generación que tendría al nuevo arte como su medio de expresión, Buñuel o Neville serían sus ejemplos más representativos.

Escriba un comentario