Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Rosebud



Rosebud es el sitio donde nos sentimos seguros, es la persona que nos hace sentir bien, es el olor que nos recuerda que en otro tiempo no fuimos tan miserables. Rosebud nos reconforta, hace que renazcamos. Pero hasta llegar a anhelar Rosebud, Charles Foster Kane se convierte, seguramente, en uno de los personajes más complejos y más apasionantes que ha dado la historia del cine. Y la peli que protagoniza, una obra de arte absoluta que, aún hoy, sigue de rabiosa actualidad. No sólo por la trama, de la que hablaré ahora, si no por su técnica, que es totalmente moderna, el uso de la profundidad de campo, los picados y contrapicados, los paneos largos que producen tensión, fue el primero que se atrevió a enseñar los techos de las habitaciones,etc Esta información ha sido suministrada por @araphant, que sabe de esto un montón, porque lo que es yo, estoy bonito. Un visionario, un tipo fuera de lo normal. Y es que Ciudadano Kane fue la primera película de Orsol Welles. ¡A los 24 años! ¡24! Pero si a esa edad yo estaba analizando qué jovenzuela trajinarme, o la cantidad de ron que podía consumir en 8 horas.

Kane (un inconmensurable Welles) hace una carrera en la industria editorial, desde sus primeras posiciones, idealistas y con interés social, hasta un desvirtualización total del trabajo de un editor. De hecho hay una escena escalofriante cuando Kane dice que se le escriba a su corresponsal en Cuba, que ha mandado un teletipo afirmando que no hay guerra en la isla (se refiere a la Guerra de Independencia cubana) y Kane responde: “la guerra ya la pongo yo”

Inventar, manipular, afirmar sin investigar, sin fuentes, sin confianza, parece que es fruto de algún periodismo actual, y va y me lo descubre Kane. ¡A los 24 años! (perdón, eso me tiene marcado)

Y si ahora trasladamos el grueso de la trama a nuestra época, veremos muchísimos “intentos” de convertirse en Charles Foster Kane, porque muy pocos han llegado a su nivel. Y no piensen sólo en un famoso editor canario con bastantes problemas de salud mental, si no muchos dueños de medios que no son tan conocidos, pero que sabemos que sus mañas son de la escuela Kane. Sin olvidar que el film está supuestamente basado en hechos reales, es decir, en la figura del magnate William Randolph Hearst, al que por cierto, no le hizo ni puta gracia el tema, y prohibió que se hablara de ella en sus periódicos.

Sí, estoy exhausto después de verla por primera vez. Encantado porque es la mejor película que he visto en los últimos 20 años. Les dejo un fragmento muy bueno (sólo lo encontré en inglés, sorry) que habla de la personalidad del protagonista. Al final, Welles nos presenta un Kane duro pero que sólo ha perseguido una cosa en la vida: que lo quieran.

Antes tenía dos dioses claros en mi personal altar: Billy Wilder y Darth Vader. Ahora puedo decir que no se si creo en dios, pero sí en Orson Welles. Amén hermanos.

Escriba un comentario