Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Sueño y silencio… Afrontando la pérdida



sueño y silencio

Sueño y silencio

Sueño y silencio. Blanco y negro. Vida y muerte. Superación y recuerdo. Duelo. Momentos que no esperas, que no quieres imaginar y llegan de golpe. No quieres creerlo e irremediablemente debes afrontarlo.

La desaparición de un ser querido es algo por lo que, desgraciadamente, hemos pasado todos y Jaime Rosales nos ofrece su visión sobre como una familia afronta la trágica pérdida de uno de sus miembros, una hija pequeña.

El director de la galardonada cinta La soledad” nos sumerge en una historia familiar y realista. Con un sobrio blanco y negro y un estilo “fijo” de cámara se adentra en el día a día de una familia en la que esa pérdida ha sacudido sus cimientos. Una madre desolada y un padre ausente por el “shock” del accidente nos regalan conversaciones tan normales y reales como la vida misma y es que ante todo, la película es realista.

El estilo de Rosales es arriesgado, no lo podemos negar. Los planos fijos eternos que juegan con el desencuadre en muchas ocasiones, las ausencias, los encuandres fuera de plano, el blanco, el negro, elipsis, miradas perdidas, agua, campo, muerte física, real, vida en el recuerdo… motivos que hacen de ésta, una obra que a simple vista puede aburrir, en una pieza para digerir poco a poco y disfrutar y sufrir al mismo tiempo.

El reparto y las interpretaciones son excelentes, con mención especial para Yolanda Galocha, la madre de familia, la cual nos ofrece una interpretación muy realista y la cual te crees en todo momento.

De nuevo se nos presenta una cinta que no es para todos  los públicos, sus formas son extrañas y pueden causar un aburrimiento infinito o un enganche muy poderoso, una obra, que como ya he comentado con varios críticos, podría ser expuesta directamente en un museo.

Y es que la vida la vamos dibujando por trazos, poco a poco, despacio y con temple. Al final todos morimos y lo mejor es mantener en el recuerdo a aquellos que perdimos y afrontar esas pérdidas del mejor modo posible, sabiendo que algún día también nos tocará a nosotros.

Escriba un comentario