Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

CINE: UN DIOS SALVAJE



IGUALITO AL TEATRO:  CUATRO PERSONAJES Y UN LIVING

 El recurso de encerrar a varios personajes en un ambiente y dejarlos decirse verdades en la cara ha sido ampliamente utilizado por el teatro de corte “realista” desde hace décadas con mayor o menor originalidad según la profundidad de los temas y la agudeza de los reproches. En general, la propuesta me parece envejecida. En cine, el desafío es aún mayor, no porque el cine necesite de grandes escenarios –el mismo Polaski ha mostrado en varias oportunidades que puede haber magníficos films que se desarrollen en espacios por demás acotados-, sino porque es difícil ser creativo cinematográficamente hablando cuando lo que hay que llevar a escena es sólo un diálogo, más o menos variado, más o menos dramático, pero al fin y al cabo sólo un diálogo. La dificultad no radica en que la película de Polanski – El escritor oculto, 2010; El pianista, 2002- sea adaptación de una obra de teatro –en este caso la homónima de Yasmina Reza, co-guionista del film-; muchas películas lo son y han tenido mejor suerte en el traspaso. El problema radica en la estructura de la obra de teatro fuente y en la fidelidad con la que ambos guionistas han traspasado un texto a otro. Si bien las variaciones en los planos y la profundidad de campo intentan compensar las limitaciones –no sólo espaciales- del planteo, no alcanzan para convertir las sucesivas confrontaciones  en un material cinematográficamente interesante.

La historia se basa en el encuentro de dos parejas en la casa de una de ellas para dialogar sobre la pelea que han tenido sus hijos -dos varones de alrededor de once años- en el parque y que ha concluido con una trompada que hizo que a uno de ellos se le partieran dos dientes. Lo que empieza como un diálogo “civilizado” entre adultos va convirtiéndose, en sucesivos enfrentamientos, en una pelea mucho más cruda que la que mantuvieron los niños. En este sentido, me parecen un acierto las escenas en el parque con las que abre y cierra el relato el director, la única incursión que hace la narración fuera del ámbito departamento/pasillo. La trama pone al descubierto en tono de comedia las miserias e hipocresías ocultas tras los buenos modales de la clase acomodada y las alianzas provisorias que se tejen alrededor de intereses comunes, sobre todo genéricos.

Un dios salvaje cuenta con las muy buenas actuaciones de Christopher Waltz (Bastardos sin gloria, 2009) y John Reilly (El aviador, 2004), acompañados de Jodie Foster y Kate Winslet. La obra de teatro en la que se basa el film pasó con éxito por la cartelera porteña protagonizada por María Onetto, Florencia Peña, Gabriel Goity y Fernán Mirás, y dirección de Javier Daulte.

FICHA TÉCNICA

Un dios salvaje (Carnage, Francia, Alemania, Polonia, España, 2011)

Dirección: Roman Polanski

Guión: Yasmina Reza y Roman Polanski, basado en el texto dramático de Y. Reza

Fotografía: Pawel Edelman

Música: Alexandre Desplat

Edición: Herve de Luze

Duración: 80 minutos

Elenco: Jodie Foster, Kate Winslet, Christoph Waltz y John C. Reilly

 TRAILER

Escriba un comentario