Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Sin palabras



Desde su estreno en el Festival de Cine de Cannes de 2011, El Artista de Michel Hazanavicius fue construyendo su particularisima leyenda. Para entonces, ya Jean Dujardin se apuntaba a los premios, ganando el galardon al Mejor actor del certamen.  La pelicula sin embargo perdio la Palma de Oro frente el hermoso y sentido drama existencialista de Terrence Malick: El arbol de la vida.

Hazanavicius espero casi un año para la revancha. Hace apenas unas semanas, noticia mas que comentada, el film consiguio cinco premios de la Academia, incluido el Oscar a la Mejor pelicula de 2011.

La sencilla historia de una estrella del cine mudo de Hollywood que no puede enfrentar la llegada del cine sonoro es mas que conmovedora. Pero no es exclusivamente eso.

Una historia de amor entre George Valentin (Dujardin), la estrella, y una joven aspirante a actriz, Peppy Miller (Berenice Beijo), atraviesa de principio a fin una trama que habla de ese antes y despues de aquel entonces; un antes y despues que parece hoy tan vigente ante los retos que la tecnologia ha impuesto una vez mas al propio Hollywood.

Con una filmografia anclada en las parodias a las peliculas de James Bond (la serie OSS, protagonizada tambien por Dujardin), Hazanavicius cambio de registro y aposto por el melodrama. Ha dicho que El Artista es en parte un homenaje al cine de Alfred Hitchcock, Fritz Lang, Billy Wilder y Ernest Lubistch, quienes iniciaron sus carreras antes del sonoro.  Pero tambien refleja su vocacion por un cine exclusivamente visual, -un proposito que hoy dominan a cabalidad los filmes animados, que para muestra alli esta otro ganador el Oscar: Los fantasticos libros voladores de Mr. Morris Lessmore de William Joyce y Brandon Oldenburg-.

Con el respaldo del productor Thomas Langmann (Asterix en los juegos olimpicos), Hazanavicius, partio con su “troupe” francesa hasta Hollywood, hurgo y busco locaciones en aquellos lugares donde el bosque de acebos se convirtio en industria. Y termino de dar forma a un film encantador, luminoso, tan divertido como entrañable.

Sencillo en su propuesta, tiene tiempo para crear momentos de verdadero cine: esa crisis que el sonido genera en Valentin, o ese coqueteo que ella apura con uno de sus trajes, o bien ese homenaje para nada velado al propio Lubistch y acaso al venidero Welles, al borde del desayuno entre Valentin y su esposa (Penelope Ann Miller), o finalmente, esa escena de Valentin frente al aparador.

Valentin es un poco Douglas Fairbanks, John Barrymore y Ramon Novarro; ni que decir Miller que se mueve entre Gloria Swanson, Mary Pickford y Claire Bloom; aunque a ratos su rostro –el de Beijo claro esta-, sea tan contundentemente de este siglo: subrayando el nuevo tiempo que representa.

Dujardin explota con su gestualidad –mas que aprendida en la saga OSS- para dar vida al actor en apuros y Beijo –mas que una secundaria para ser justos-, explota con su carisma y gran sonrisa el caracter de su personaje.

John Goodman,  James Cromwell, Penelope Ann Miller, Missi Pyle y el carismatico can Uggie,  cierran el elenco de un film cuya guinda viene por cuenta de Ludovic Bource, el compositor de la banda sonora, a fin de cuentas el alma de toda pelicula, sea esta  “muda” o no.

Twitter: @cinemathon

 

Escriba un comentario