Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Eastwood, ese gran hombre



Ya la había visto en el cine, y me encantó. Pero cuando al poco tiempo de tener mi anterior blog, pusieron en la televisión Gran Torino y decidí escribir esto. Habitualmente, yo no veo demasiado la televisión, pero con un peliculón como ese es complicado apagarla o cambiar de canal.
Dirigida por Clint Eastwood, fue estrenada en 2008 y yo, como buena cinéfila, fui a verla al cine. Simplemente me conmocionó. Me causó una sensación indescriptible, que pocas películas te provocan a lo largo de la vida. No quiero decir que sea la mejor película de la historia o que sea mi favorita. Pero de todas las películas que se hacen al año, al menos una tiene que ser capaz de conmocionar al espectador.
De todas formas, el señor Eastwood está especializado en ello. Un director que a día de hoy sigue utilizando técnicas y temáticas propias del cine de los años 60 y adaptadas a la actualidad, lo cual es mucho más difícil. Y Gran Torino es un claro ejemplo de ello.
Los planos, la iluminación, el encuadre.. ¡Cómo se nota que se ha curtido en el cine clásico!
Pero además, la moraleja o mensaje de la película también recuerda al cine de esos años.
¿Alguno de vosotros recuerda la historia de “Solo ante el peligro”? En esa película, Gary Cooper se ve (como dice el título) sólo ante el peligro porque se enfrenta a unos tipos a los que encerró años atrás. Él sabe que si se enfrenta a ellos, que son 4 ó 5, podría morir, y más si va solo. Pero aún así lo hace. Prefiere luchar contra ellos y exponerse a perder su vida como sacrificio a su comunidad. Si no lo hace, el pueblo en el que vive se verá siempre amenazado por estos delincuentes.
Pues a mí, Gran Torino me recuerda un poco a eso. Walt, interpretado por Eastwood, es un americano, soldado retirado y jubildado de su trabajo en la Ford (más americano no puede ser) que vive en un barrio plagado de asiáticos. A pesar de que a él no le gustan demasiado los “amarillos” (como él los llama) acaba cogiendo cariño a la familia vecina. Unos jóvenes delincuentes asiáticos acosan a todos los vecinos de la zona. Cuando se ve afectada la familia vecina de Walt, este empieza a querer tomar medidas para que esos tipos dejen de molestar.
Por ello, Walt decide sacrificar su vida por el bien de los vecinos, del barrio y de la comunidad en la que vive.
Es una historia similar a las del western clásico americano, pero con la perspectiva del presente y de la modernidad.
Por muchas veces que la haya visto, Gran Torino me sigue emocionando tanto como el primer día que la vi.
Cuando la película termina, te quedas con la emoción que la historia por sí sola provoca y con la idea de que Clint Eastwood es un gran actor, director, compositor, guionista, etc. pero sobre todo, un gran hombre.

Escriba un comentario