Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Grandes machadas del cine de acción: RocknRolla.



Gran machada: “Debes tener cuidado porque voy a ser igual que tú, tío. Ahora seré un verdadero RocknRolla”.

¿Y qué coño has estado haciendo en toda la película?. ¿Acaso no lo eras?. “Johnny, Archy y Los Salvajes volverán en el verdadero RocknRolla”.

Johnny Quid fuma, folla, bebe, mata, canta “I’m a man” de Black Strobe y se mete mierda a tope. Contonea el cuerpo en movimiento. Le chupa a la sangre a su padrastro Lenny Cole (Tom Wilkinson). Aparece en escena cuando le sale de la punta. Tiene pasta y la gasta. Vive de las rentas. Hasta tiene alrededor a su propia corte haciendo palmas. Nadie se mete con él. Ni recibe presión ni escucha a un comeorejas. Lo que en España conocemos por un ni-ní o para los antiguos un ‘viva la virgen’, que está a la sopa boba.
Viviendo a lo grande, más bien, quemándola a lo bonzo.

Así marca las pautas el personaje de Mark Strong, Archy, al principio de la película para ser un RocknRolla del demonio, como manda Guy Ritchie: “Y yo les digo, que no tiene nada que ver con baterías, drogas, ni viajes al hospital. No, no… es mucho más que eso amigo mío. A todos nos gusta la buena vida. A unos el dinero, a otros las drogas, a otros el sexo, el glamour… o la fama; pero un RocknRolla es diferente. ¿Por qué?. Porque un auténtico RocknRolla quiere el pack completo”.

Incluyendo como obsequio de la casa un cuadro de pintura. Todo por un maldito cuadro de pintura.

Monserga tras monserga. Bostecemos todos juntos. Las imágenes suceden correlativas porque algo tiene que pasar y un qué tiene que contar algo con causas, hechos, circunstancias, efectos y acontecimientos; ya que la duda sigue existiendo.

Ha tenido hasta el momento de relax I do it con su oda ‘Fumar mata’ al paquete de tabaco, tocando el piano, para reflexionar sobre aquello que quiere hacer en la vida. Siendo su maestrillo para cualquier motivación y si le escuchan mejor. El ego será agradecido.

Johnny Quid ha cambiado o no se aclara o cuenta las mismas patrañas. Ha dejado las drogas. Limpieza a fondo. Sólo nicotina. Cirugía plástica estrujada. Chulear, chulea poniendo vocecita de bujarra, desenfunda airadamente naftalina la gabardina para sacar la pistola como en un spaghetti western y habla mirando al infinito ciego.

Escriba un comentario