Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Crítica: Los idus de Marzo (George Clooney, 2011)



¡Ya iba siendo hora! Entiendo que este año ha habido un montón de buenas películas (y aún falta por llegar alguna) pero no entiendo porqué una película dirigida por George Clooney y protagonizada por Ryan Gosling, el propio Clooney, Paul Giamatti, Philip Seymur Hoffman, Jeffrey Wright, Marisa Tomei, Evan Rachel Wood, Max Minghela, Jennifer Ehle… uff, este reparto no se acaba nunca… como decía, con este reparto y con buenas críticas ha tardado seis meses en llegar a España. Miraré el lado bueno, tenemos buenas películas en los cines para la resaca post-Oscar, cosa que en Estados Unidos no pasa. Pero la verdad es que con estos casos una ya no sabe si ir a ver la película al cine o encargar el DVD en Amazon.co.uk. Otro punto bueno, si me gusta la película puedo encargar el DVD al llegar a casa en lugar de esperar otros cinco meses más a que salga. En fin, vamos al grano.

Stephen Meyers (Ryan Gosling) es un joven y exitoso director del campaña que trabaja para un idealista candidato demócrata en plenas primarias (George Clooney). Durante la campaña en un estado decisivo, Meyers tendrá que descubrir si realmente es tan idealista como creía y si se puede triunfar (en la política, en su carrera) siendo un buen chico, jugando limpio y dando buenos discursos.

Los idus de marzo es una de esas películas que no me crean dudas: es buena. Sólida. Recomendable, a menos que a uno no le gusten los thrillers políticos o le tenga manía a George Clooney. Tiene un buen reparto que cubre competentemente cada uno de sus papeles y al que da gusto ver, unos personajes bien definidos que representan correctamente las múltiples facetas de la situación que se quiere recrear (el candidato idealista, el joven que le sigue los pasos hasta que choca con la realidad de la política de lodazal, los perros viejos acostumbrados al lodo, los amigos que hoy lo son y mañana no te saludan, las ironías de la opinión pública) y un guión que mantiene el tipo y no decae, haciendo un interesante retrato del sistema político estadounidense mediante un argumento que es casi una anécdota. Todo esto le permite a Clooney demostrar (otra vez) que es un director más que competente, llevando la película con muy buen pulso de principio a fin sin permitir que se note el origen teatral del guión. Además, el hecho de situar la acción en unas primarias donde todos los candidatos son del mismo signo político permite que la película hable de forma más general sobre los mecanismos de la política estadounidense sin desviarse por los caminos del “¡y tú más!”.

Ryan Gosling vuelve a dar otra estupenda interpretación, completamente opuesta a la que ofrecía en Drive. Por resumirla brevemente, aquí habla y mueve los músculos de la cara. Y está muy bien, verle en esta película ha aumentado mi apreciación por su actuación en Drive, sinceramente. Lo único irreal que encuentro a su interpretación es que un director de campaña esté tan cachas. Y sí, es broma. Entre los secundarios es difícil destacar a alguien porque todos, del primero al último, están perfectos en sus papeles, pero creo que destacaría a Phillip Seymur Hoffman como el director de campaña realista y leal, a Marissa Tomei como la periodista que mete en la película el tema de la prensa y a Evan Rachel Wood. A nivel técnico no hay nada que chirríe, salvo quizás algunas partes de la banda sonora de Alexandre Desplat que le dan un aire de thriller trepidante a una película que es un thriller, pero no es precisamente muy trepidante. Pero son pocos momentos.

En el fondo, Los idus de marzo no cuenta nada que no sepamos, pero lo cuenta de una forma sólida y solvente, con un buen reparto ajustado a cada uno de sus papeles, una mano firme en la dirección y un puñado de escenas y frases bastante interesantes. Es una buena película y me cuesta encontrar argumentos para decir lo contrario. No se puede pedir más. Sobre todo en Marzo.

+ Pros

  • Una buena dirección a cargo de George Clooney
  • Su reparto de campanillas, en el que se puede destacar a Ryan Gosling, pero solo porque es el protagonista. Todos están estupendos
  • Buenos diálogos, buenos personajes y buenas situaciones
  • Que arremeta contra el sistema político en general, no contra situaciones concretas que quedan desfasadas en diez años
  • El final que resume perfectamente la idea central de la película

- Contras

  • Realmente es un minicontra: los aires de thriller de la banda sonora a veces no casan bien con la película

Veredicto: un sólido 8. Desconfíe de los idealistas que van por ahí con los pies en las nubes. Cuando los ponen en la tierra son peligrosos.

Escriba un comentario