Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Young detective Dee: Rise of the sea dragon



Young_Detective_Dee_-_Rise_of_the_Sea_Dragon_1

Espectaculares coreografías, batallas imposibles, dragones, un monstruo marino, intrigas palaciegas, orina de hombre virgen, un médico con un brazo de mono injertado que está como una cabra, los japoneses haciendo de malos (en occidente son los rusos, los chinos, los japoneses y los árabes; en China los japoneses y los occidentales en general, sin distinciones, vamos), para no variar… es una película realmente espectacular.

Pero no nos equivoquemos, que las dos horas y cuarto de la película no son espectaculares por la historia, sino por la fotografía y esas coreografías imposibles. Un despliegue de artes marciales impresionante y unos efectos especiales muy elaborados (una, que viene de ver las deficiencias de los dramas wuxia se queda con la boca abierta al ver las películas).

Pues bien, Tsui Hark nos presenta la historia del detective Dee (Mark Zhao) que, recién salido de la cárcel, es recomendado por un ministro para ocupar un puesto en el Da Lisi. Tan pronto como llega a la capital, se encuentra con Yuchi (Feng Shao Feng), un alto cargo del Da Lisi encargado de investigar qué le ha sucedido a la flota del imperio en medio del mar. Ambos se ven cuando pasa la procesión de la cortesana Jin Ruiji (Angelababy. Que no, que no se ha operado, hombre, es que los dientes se le han puesto en su sitio, la barbilla se le ha vuelto más afilada y en general los rasgos le han cambiado solos tanto que ha pasado de ser un coco a convertirse en un bellezón de forma natural. Si es que somos todos de un mal pensado…) que será ofrecida a los dioses como ofrenda. Ambos salvan la vida de una mujer y digamos que ya ahí comienza la rivalidad entre ellos.

Dee se presenta en el Da Lisi y mientras está allí se da cuenta de que los maleantes con los que se ha encontrado en la calle planean hacer algo con la cortesana, así que roba una placa de identificación y sale por pies para salvarla. Será la primera vez que se encuentre con el dragón (el coreano Kim Bum, conocido en China como Ian Kim). Tras salvar a la cortesana (entendamos cortesana como prostituta), Dee acaba en la cárcel por orden de Yuchi. Pero Dee, con ayuda de un médico de la cárcel (Lin Gengxin), escapa y acude a la Casa de la Golondrina (un prostíbulo) para proteger a la cortesana convencido de que está en peligro. Allí está también Yuchi tratando de cazar al dragón.

Finalmente, la cortesana acaba en el Da Lisi porque todos creen que allí estará a salvo, sin embargo hay un espía y Dee sacará de allí a Jin Ruiji y ayudará al dragón, el señor Yuan, a recuperarse y convertirse de nuevo en el hombre que era, el amor de la cortesana. Él fue la primera víctima de los «malos». El objetivo de ellos es la corte, con lo cual utilizan el té que toma la nobleza para meter dentro algunos parásitos.

Eso lleva a Dee y a Yuchi a descubrir que los mismos que han creado el dragón del mar, han creado el monstruo marino y viajan para acabar con ambos. Y ya ta, la historia no tiene mucho más. Es una película para entretener, nada más. Y cumple su cometido, sin duda.

Vale, el argumento no es para tirar cohetes, pero te olvidas de eso mientras estás metida en ella. Entre la estupenda fotografía, las maravillosas coreografías, los combates imposibles, los efectos especiales y el humor, es imposible no disfrutar como un crío.

Mi consejo es verla en versión original con subtítulos, gana mucho más que doblada.

Escriba un comentario