Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Una de puñetazos



No soy partidario del visionado de la caja tonta sin criterio, de hecho hoy en día creo que es mejor abastecerse de material audiovisual en la red, y luego visionarlo tranquilamente. O, para qué engañarnos, creo que emplearemos mejor el tiempo cogiendo un buen libro. Hay tanto por leer… Pero, al mismo tiempo, reconozco el papel educador de la caja tonta. No el de la televisión que se puede ver hoy en España, salvo excepciones. Pero, sí considero que hubo un buen modelo de televisión en mi infancia. ¿Mejorable? Sin duda. Pero el barco no navegaba sin capitán. Siento, tengo que confesar, verdadera envidia de como funciona la televisión en Reino Unido. Y no sólo por la calidad de los contenidos, sino más bien en lo referente a la clasificación de éstos y su regulación.

Hace unos meses falleció quién para mí, entrañaba un ejemplo por lo valores que representó. Carlo Pedersoli fue deportista de élite, actor, guionista, director y compositor. Un gigante italiano de mirada bonachona, que con sólo escuchar su nombre se me dibuja una sonrisa en la cara. Sobretodo, si lo hace en compañía de Mario Girotti. O lo que es lo mismo, escuchar el nombre de Bud Spencer y Terence Hill.

Estos dos italianos, de Nápoles y de Venecia (respectivamente) fueron, para algunos de mi generación, más que una forma divertida de compartir un rato en familia. En realidad, como si se tratara de una subtrama, estaban siempre presentes unos valores, una moraleja… Supongo que es fácil renegar de unos valores, ahora que es tan importante para esta sociedad “desaprender lo aprendido”, y ver las películas de Bud Spencer y Terence Hill, como una forma de entretenimiento burda y vacía. Al final, cada uno tiene su cerebro compuesto de infinidad de pequeñas piezas. Piezas que forman el puzzle de nuestra memoria, y estas películas forman parte de la mía.

https://humonkeys.wordpress.com/

 

Escriba un comentario