Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Crítica de cine: Book Club



Póster oficial de "Book Club"

¿A la vejez, viruelas? Para nada.

Llega una edad en la que te vuelves desinhibido, un momento en que la vida te ha curtido, tu experiencia supera las marcas de tu piel y el camino a transitar se ve ampliamente sobrepasado por tu conocimiento del terreno. Como si de una cuestión vital se tratara, empiezas a hablar sin filtros y lo que piensen los demás acaba quedando en una anécdota que se diluye entre tu verborrea. Ahora quizá os parezca algo lejano, pero ya os avanzo que todos llegaremos.

Hay una cosa para cada tiempo y un tiempo para cada cosa, o eso dicen. Es una premisa vital interesante, pero que desde luego Book Club (Bill Holderman, 2018) se encarga de desmentir con unas protagonistas que, más allá de los setenta, ponen de relieve sus energías y ganas de vivir. Aunque puede que eso no sea suficiente para crear una película satisfactoria y gratificante.

Porque, me gustaría decir que va más allá, pero mucho me temo que Book Club es una reunión de amigas hablando de sexo y poco más. Es un film que te hace gracia al principio por lo irreverente del lenguaje y las formas de algunas de sus protagonistas pero que poco a poco se va desinflando hasta ofrecer un más de lo mismo que sólo satisfará a aquellos que busquen un entretenimiento tan eficaz como efímero.

BookClub_1.jpg

Tampoco puede negarse que el principal reclamo de la cinta es el lucimiento de cuatro viejas glorias que demuestran, una vez más, que tienen cuerda para rato. Diane Keaton, Jane Fonda, Candice Bergen y Mary Steenburgen se postulan como el salvoconducto sobre el que Book Club se cimienta para, sino brillar, ofrecer cierto carisma que impide que el conjunto sea un absoluto descalabro. Fonda tiene muchísimo gancho y Keaton parece no haber perdido ni un ápice del carisma que siempre la ha caracterizado. Así, ver cuatro amigas sonrojándose y cuchicheando por las aventuras del señor Grey puede acabar resultando algo divertido.

Más allá de eso, algunas pizcas de humor por aquí y pequeñas y predecibles historietas de amor por allá. Ciertamente, lo que se gana en chispa y humor se pierde entre tramas demasiado tradicionales que funcionan a medio gas. Porque más allá de los momentos de brillantez de sus protagonistas, hay pocas cosas que salvar en Book Club.

En resumidas cuentas, Book Club es una cinta que reclama la atención de la audiencia con cuatro actrices que han sido historia del cine. Lástima que pasado ese embelesamiento inicial todo se torne demasiado tradicional y con pocas cosas que aportar a un espectador que lo pasara tan bien con la cinta como pronto se olvidará de ella.

BookClub_2.jpg

Escriba un comentario