Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

“El club de los tontos”



Recomendada por múltiples personas, me dispuse a ver la película “El club de la lucha“. Me la vendieron como interesante y muy buena, así que comencé a verla emocionada y con ganas pensando que me iba a gustar.

El principio de la película ya es desconcertante, pero mentiría si no dijera que la película en sí lo es. Un chico llamado Jack que no encuentra el significado de su vida  empieza a acudir a grupos de auto-ayuda estilo “alcohólicos anónimos” para combatir su insomnio,  pero sigue sin sentirse completo. Un día conoce a un extraño joven llamado Tyler que sin motivo alguno le quema la casa, estos se hacen muy amigos y se van a vivir a una mansión abandonada. Tyler empieza a hacer vivir a Jack desde el destructísmo. Una noche regresando a casa comienzan a pegarse entre ellos y se dan cuenta de que eso les llena, la gente que les ve y se encuentra en una situación similar a la de ellos se une y así se crea un club secreto de lucha “el club de la lucha”. Un club con una serie de normas en el que pegarse es una especie de terapia contra el consumismo del que todos los miembros quieren escapar. Este pensamiento comienza a convertirse en algo sectario y se extiende por todos los rincones de los Estados Unidos, creándose un grupo terrorista al servicio de Tyler. Hasta  que por fin Jack se da cuenta de que todo es una locura e intenta huir de ese mundo del que es imposible escapar. Seguido de esto es capaz de ver que es una esquizofrenia y que él es Tyler. La única forma de huir de sí mismo y deshacerse de su esquizofrenia es matar a Tyler por lo que se pega un tiro en la boca del que sorprendentemente sale ileso.

Una vez finalizada la película lo único que te ha producido es una paranoya que ni el propio novelista entiende, sin olvidar la ducha que te has de dar para limpiarte toda la sangre que te ha salpicado durante el film. El exceso de violencia venía implícito en el título pero tampoco creo que sea necesario que te tenga que provocar náuseas, hay un punto medio. En cuanto al final de la película es el único momento en el que entiendes algo de lo que estas viendo pero resulta obvio en los últimos 40 minutos.
El reparto es muy bueno ya que cuenta con grandes actores del cine como Brad Pitt, Edward Norton o Helena Bonham Carter , pero la película es una sanguinaria paranoya digna de Tarantino. Aunque pensándolo bien no recuerdo a Helena Bonham Carter haciendo el papel de una persona cuerda.
Además la película esta adornada de “preciosas frases” con el único fin que lavar el cerebro a todo espectador, como “Únicamente cuando se pierde todo somos libres para actuar”, “Lo que posees acabará poseyéndote”, o “Nuestra vida es nuestra gran depresión”. ¿Qué pretenden decirnos con eso? Para mi son un montón de tonterías absurdas que pretenden comerte la cabeza.

Creo que el cine nació con la finalidad de entretener y hacer pasar un rato divertido y agradable al espectador. Pero nunca para agobiarte emparanoyarte y hacer ver que en la vida hay más problemas de los que verdaderamente existen. Tenemos que hacer frente a suficientes situaciones   difíciles a lo largo del día como para agobiarte hasta cuando estas viendo una película. Tras ver una película de este tipo te quedas con un extraño sabor de boca que no sabría definir, lo único que puedo decir al respecto es: basta ya de esta basura.

Escriba un comentario