Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

El sacrificio de Natalia Oreiro para su última película



La actriz “le puso el cuerpo” al personaje de “Infancia Clandestina”, la película que estrenó recientemente, sobre la dictadura militar.
El sacrificio de Natalia Oreiro para su última película
El sacrificio de Natalia Oreiro para su última película
El sacrificio de Natalia Oreiro para su última película
El sacrificio de Natalia Oreiro para su última película

La actriz uruguaya Natalia Oreiro estrenó  “Infancia Clandestina” en la pantalla grande y contó los pormenores de la preparación de su personaje. Tuvo que estudiar historia y aumentar 5 kilos,  develó la artista que fue mamá de Merlín Atahualpa hace siete meses.

El film cuenta el drama de Benjamín Avila,  inspirado en su propia niñez, donde la actriz compone a una militante de la guerrilla de la década del `70, Charo.

“El papel de Charo es el más complejo y dramático que me toco interpretar antes del de “Wacolda” de Lucia Puenzo en donde también compongo un personaje intenso y dramático, y creo que es para mí como actriz un crecimiento importante y de mucha verdad”, contó Oreiro a la prensa.

Sobre cómo creó su personaje, la mujer de Ricardo Mollo develó el pedido del director: “Estuvimos con preparaciones físicas e intelectuales, estuvimos leyendo muchísimo de historia argentina, porque lo más difícil era despojarse de lo que sucedió, y, uno de los pedidos de Benjamín para mi personaje, que es la madre del protagonista, Juan Ernesto, era que sea contundente físicamente, no sólo con sus ideales sino que su físico sea fuerte, que fuera de una contextura contundente”, explicó la charrúa en diálogo con Víctor Hugo Morales.

Natalia recordó que en ese momento “todavía conservaba mi cintura, ahora, post parto la perdí un poco, y tuve que engordar unos 4 o 5 kilitos más para dar con lo que necesitaba Benjamín. Esa mamá que al mismo tiempo no deja de ser dulce y contenedora, que era algo que me pedía mucho”, resumió la actriz uruguaya.

Escriba un comentario