Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

#14 – The Lost Boys




o Jóvenes ocultos, en España. Hace un par de días me dio por revisar esta película, recordándome a mí misma que algunos de esos clásicos ochenteros a los que les tenemos tanto cariño no superan bien el paso del tiempo. Efectivamente, este es uno de ellos.

Ah, los 80… esa época en la que el saxofón podía ser intérprete de la música rock y a los vampiros se le caía la lagrimilla cuando se churruscaban al sol (sí, hijos míos, se churruscaban al sol).

No puedo decir que me sorprendiera, ya recordaba que era una pseudo-comedia de esas de serie B, triste a veces, pero con algún punto cómico que incluso se ha homenajeado en los Simpsons. Sin embargo, sí que he notado que la película ha envejecido peor de lo que creía. La historia en sí, cae en los típicos fallos de series como Buffy o Ángel. Esto es, esas absurdeces tipo “vampiros que sudan o le salen moratones”, o en el caso de esta película, vampiros adolescentes motoristas que sólo quieren pasarlo bien.

Quizá lo más destacable de esta peli sean dos cosas:

El reparto.Con un joven Kiefer Sutherland que aún no sabía quienes eran los Ocultos ni iba por ahí sonsacando información a terroristas con métodos políticamente incorrectos. Un Jason Patrick en sus años mozos cuando aún conservaba el pelo (y del que acabo de descubrir que es hijo de Jason Miller aka Padre Karras :O ). Un mítico Corey Feldman, ese prospecto de Van Helsing al que siempre recordaremos por películas como los Gremlins o los Goonies. Y el pequeño papel de Alex Winter que realmente sí me ha sorprendido porque, para bien o para mal, no lo he llegado a ver más allá de la saga de Bill y Ted.



 


La banda sonora. Temazos rockeros de la época. Títulos poco conocidos pero temazos al fin y al cabo, y una música instrumental con un coro de niños bastante oscuro, que habría encajado con la ambientación de haber sido algo más seria.

 

Ni de lejos un bodrio, pero sí una peli como tantas otras de aquella época (“los viajeros de la noche”, “noche de miedo” o “razas de noche”) sólo apta para nostálgicos. Aunque, ¿quién no es un nostálgico hoy en día?

Escriba un comentario