Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

El mundo perdido de Edgar Rice Burroughs



Es harto sabido que Hollywood se toma notables licencias a la hora de adaptar una obra literaria, comic, videojuego, pelicula, serie de TV y tanto mas. Harto sabido es tambien que, en algunos casos, tales licencias van a contracorriente con el buen resultado final. Esto ultimo ha conseguido que la fantastica (por el genero) John Carter sea el primer gran naufragio de la industria en las carteleras del mundo para 2012. Lamentable.

Lamentable porque no ha hecho sino sepultar las glorias cinematograficas de un personaje mas que atractivo, creado por el prolifico autor estadounidense Edgar Rice Burroughs.

El padre de Tarzan de los Monos (que arriba este ano a su primer siglo), volco parte de su experiencia como soldado en el desierto de Arizona para una vez fuera del ejercito, alentar su genio creativo dando vida a una serie de historias con Marte en el firmamento.

El planeta rojo de Edgar Rice Burroughs, Barsoom, era tan arido como exhuberante. A ratos helenico, a ratos salvaje, la primera vez que el mundo escucho hablar de el –hace un siglo-, fue en la novela Bajo las lunas de Marte (1912, mas adelante Princesa de Marte), punto de partida para el ciclo de John Carter, un terricola, soldado para mas senas, convertido en heroe interplanetario a la fuerza y mas adelante por amor.

Alucinante, el universo marciano extendido en 11 novelas convirtio a Carter y Barsoom en dos memorables iconos de la literatura fantastica. Sus paisajes, criaturas, arquitectura y cosmogonia alumbrarian no pocos seguidores, y si no alli estan dos monumentales ejemplos cinematograficos: Star Wars y Avatar.

Triste ironia, lo que sus deudores consiguieron de tan buena manera, no ha podido lograrlo Andrew Stanton con el universo del mentor.

Que Disney tuviese pensado rodar las 11 novelas sobre John Carter es poco probable, pero con una virtual trilogia entre manos, la cinta fundacional no ha podido estar planteada de manera mas erronea.

Para el espectador mas desprevenido, el viaje a Marte del protagonista puede resultar poco comprensible.  Y una vez alli, su recorrido heroico tiene poco contrapeso. Los villanos de turno estan la mayor parte del metraje fuera de su alcance y cuando llegan a medirse, falta muy poco para que el film termine. Mientras, la cimentacion de su liderazgo va siendo un tanto erratica, con demasiados objetivos puestos sobre la mesa como para entender todo su arco narrativo.

Stanton (Buscando a Nemo, Wall-E) se enfrenta a su primer proyecto de accion real y naufraga. Lo que mejor se le da en este “debut” son las escenas dominadas por los efectos visuales, a decir las mejores, las mas entretenidas del film. Y para ser justos, esa secuencia donde el heroe se asume como tal en su nuevo mundo, asumiendo un sacrificio en favor de sus amigos y purgando sus fantasmas (la muerte de su esposa terrestre) en una batalla casi mitica.

No obstante, apelando al recetario de Hollywood para blockbusters, la produccion ha convertido a Carter en un jovenzuelo que juega un poco al tenor de Robert Downey Jr. en sus desbocados Sherlocks.  Taylor Kitchs batalla en solitario con el peso de un film monumental sin conseguir sostenerlo, y eso que hace su mejor esfuerzo (he aqui a uno de esos actores que deberian ir a mejor, si no que le echen un ojo a su trabajo en Friday Night Lights).

Willem Dafoe, Samatha Morton, Thomas Haden Church o Mark Strong, un cuarteto de actores todo terreno le secundan, pero aun asi, no parece ser suficiente para que este film encuentro su justo lugar.

Twitter: @cinemathon

Escriba un comentario