Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Turquía, por los pelos



TURQUÍA, POR LOS PELOS

Este martes, se ha conocido por fin la esperada noticia por gran parte de Turquía: la retirada de las televisiones de un anuncio de champú masculino en el que se usa la figura de Hitler para presentar el producto. Desde que salió a la luz la semana pasada, tanto la comunidad judía de Turquía como las de otros países no han dejado de manifestar sus quejas y su descontento por el anuncio, pues consideran “totalmente inaceptable utilizar a Hitler en un anuncio, el ejemplo más poderoso de crueldad y salvajismo (…), para diferenciarse o generar interés”.

El anuncio muestra imágenes de Hitler en blanco y negro, durante un discurso en el que anima a los hombres a comprar ese champú, un champú que dice que es para “hombres de verdad”, y no para las mujeres. Todo esto se puede escuchar en turco, pero además, consta de subtítulos en alemán.

Anuncio de champú Biomen

Al final, las numerosas quejas por parte de varias asociaciones, entre ellas la Liga Antidifamación (ADL), han conseguido que se retire el anuncio, que según su creador, Hulusi Dereci, ha conseguido exactamente lo que se pretendía con él, que se hable del producto, pues si es así es porque el producto existe.

LA SOCIEDAD ES PUBLICIDAD

Hoy en día, vivimos rodeados de publicidad. No tenemos ni que salir de casa para que esta influya en nuestras vidas, pues nos acompaña en todas horas, ya sea en televisión, en radio, en revistas y periódicos, o en las paradas del autobús. Pero el problema no es la publicidad en sí, sino el uso que nosotros hacemos de ella, la manera en la que decidimos interpretarla y, sobre todo, incluirla en nuestras vidas.La publicidad trata de imponer modelos a la sociedad, pero la decisión de si queremos de verdad guiar nuestras vidas por estos modelos y actitudes que nos sugiere, es solo nuestra.

Uno de los sectores de la población que más afectado se encuentra por esta publicidad, somos las mujeres, de manera que hoy en lugar de proponer una película vamos a proponer un documental, Killing Us Softly, de Jean Kilbourne, quien ha tratado de estudiar esta situación a lo largo de los años, y ha ido analizando cómo va cambiando la vida de las mujeres, y en consecuencia, del resto de la sociedad, a causa de este fenómeno. Tiene cuatro documentales sobre este tema, pero vamos a recomendar el más reciente, del año 2010.

Killing Us Softly 4- parte 1

Killing Us Softly 4- parte 2

Escriba un comentario