Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Furia de Titanes 2 : Le faltó furia y algo más épico



poster wrath of the titansWrath of the Titans (Furia de Titanes 2) la secuela al remake de la película de culto ochentera Clash of the Titans queda corta teniendo tanto material mitológico y de historias que aprovechar. Se queda como una película un poco entretenida que intenta mostrar mucho y tener una historia profunda pero no logra hacer nada bien al final. Incluso su 3D no es nada particularmente notable.

Disclaimer: cuando critico cine soy totalmente subjetivo, no soy crítico, ni estudioso… como puedo amar una película de arte o indie como puedo odiarlas, me importa primero que me divierta o entretenga o produzca un sentimiento y ya después la parte técnica y méritos artísticos y demás.

Rottentomatoes.com: Top Critics 67%

La historia de Perseo y sus aventuras mitológicas continúan en esta secuela. Wrath of the Titans trae de nuevo a Sam Worthington como el mítico hijo de Zeus quien vive plácidamente como papá soltero diez años después de haber derrrotado al Kraken. Su linda esposa Io no aparece debido a que conflictos de agenda hicieron que la bella Gemma Artenton no pudiera filmar.

Ahora se trata de mostrar más mitología de verdaderos Titanes, aquellos monstruos que dominaban la tierra antes de que los 3 hijos de su líder Kronos lo derrocaran y se instalaran como los grandes dioses griegos Zeus (Liam Neeson), Poseidón (Danny Huston) y Hades (Ralph Fiennes). La falta de devoción de los humanos a los dioses los han debilitado y Kronos aprovecha esto para tentar a su hijo siempre amargado Hades y a Ares (Édgar Ramírez), Dios de la Guerra e hijo de Zeus para liberarlo de su eterna prisión en el Tártaro. Perseo se une a su padre para vencer la segunda venida de este poderoso titán Kronos junto a la bella Andrómeda (Rosamund Pike) y Agenor (Toby Kebbell), hijo de Poseidón, para luchar de nuevo contra Quimeras, Cíclopes y monstruos varios y poder salvar a la humanidad del apocalipsis, todo esto al mismo tiempo en que confronta sus problemas con papi y su hermanito que también tiene problemitas con el padre.

El potencial de la película era muy alto pero tristemente hay muy poco que salvar de ella. Si bien no deja de tener una línea de acción entretenida, nunca me hizo sentir una verdadera conexión y emoción de observar batallas épicas y mitológicas. Las peleas se sienten apresuradas y sin mostrar verdaderamente grandes retos para los personajes pero tienen la ventaja de tener una coordinación y coreografía excelentes, principalmente la batalla final contra varios seres de dos cuerpos además la parte de sonido y visual están muy bien hechas. Aún así siento a los seres mitológicos resultan muy desperdiciados y con muy poco tiempo en pantalla dado el potencial que siempre ofrecerá la mitología griega. Otra de las pocas escenas rescatables una travesía por el laberinto del Minotauro que visualmente es deliciosamente confusa y logra hacernos sentir dentro de él y hasta sentí un poco el recuerdo de Inception en toda esa escena.

El problema es que parece que el director Jonathan Liebesman y Dan Mazeau, su guionista, quisieron dar una profundidad de historia y de análisis de la relación Padre-Hijo que no tenía cabida en una película de este tipo y nos atasca de escenas tontas de ese tipo y hasta en cierto momento convierten a Zeus en un triste personaje lleno de perdón y sacrifico para el mundo, esto desperdicia a Neeson y a un personaje con tanto potencial también y arrastra con ello a Hades y Ares y Perseo.

Por el mismo lado no hay una buena historia de amor, resultando verdaderamente forzada la relación clásica de Andrómeda y Perseo. La pobre de Pike hace hasta lo imposible por mostrar a una Reina Guerrera pero lo poco que le dieron o que mostraron de ella en esta película la deja como solo un pobre relleno que de pronto y casi sin razón recibe un beso del afamado héroe.

Las actuaciones sin duda no son nada del otro mundo pero realmente Worthington destaca por ser el que menos logra dar una caraterización creíble y absorbente de un semi-dios como Perseo. Además de que hay una mezcla de acentos tan rara entre todos los personajes que afecta realmente la credibilidad de todo. Una mención especial quizá se la merezca Bill Nighy como el dios Hefesto siendo de las mejores interpretaciones y eso que es con toques de humor y locura no muy remiscentes del gran dios herrero.

La conclusión es que hay acción, decente pero nada del otro mundo, que puede dar satisfacción a los más grandes aficionados del blockbuster de primavera, pero la historia no gustará a quienes la busquen y quienes quieran empaparse de mitología y realmente revivir esa emoción que clásicos como los Argonautas nos dieron tendrán que seguir esperando un poco más.

Enhanced by Zemanta

Escriba un comentario