Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

A tres metros sobre…



Bueno,la verdad es que me negaba a ver esta película,como me niego a ver casi todas dado el nivel de estupidez al que nos tienen acostumbrados,parece ser que ellos nos dan flores y nosotros somos…hace falta decirlo?.En fin,el visionado de esta cinta estilo Romeo y Julieta trasnochadísimo por cierto,comienza con una breve aparición de un tema titulado “Somebody to love” de Jefferson Airplane,que por cierto no aparece en los títulos de crédito,estoy por llamar a la Sgae,puff!!va a ser que no.Después de la retaila de organismos que colaboran en la producción de tal espectáculo,comenzamos con los primeros planos de un juzgado donde el protagonista habla en off,(por cierto mejorable),y parece que te has equivocado de canal y estás viendo el ultimo guerrero americano,pues no,ahí sigue con su perorata y al acabar se pira dejando a su padre y a su hermano con la palabra en la boca,claro está que a éste no le daban dos y no me refiero a ese postre infernal vale?se sube a su amoto y farfulla en sus adentros lo jodido que está,evidentemente porque solo piensa en sus problemas y no en lo que para los demás supone su conducta de barriobajero,chulazo,suelta tortas y magufo.Pero por qué mola?porque está bueno,hace muchos abdominales,que contrarestan el flujo sanguíneo que le podía llegar al cerebro para darse cuenta de lo que está haciendo:el chorra vestido de cuero.La mejor pronunciación en la peli es cuando tiene la pelea y al que se tira a su madre le espeta un ” hijo de puta”,el resto es para pensarse si realmente el cine español necesita seguir subvencionado.Por cierto,eso de andar en moto sin casco,te puede salir caro querido.La escena del cole es de libro,una profesora que estila amargura,debe ser porque no se la tiran desde los tiempos de la inquisión,estereotipo total,muy manido,en fín que esperábais si les dan pasta antes de comenzar un proyecto.Ya sé que está basado en un libro que por cierto he pasado de leer por si me provocaba vómitos compulsivos.Sigo visionando aunque cada vez me cuesta más,peleas de monos,carreras de motos,celos de adolescentes cuyos padres no existen porque evidentemente,se pasan por el forro todo lo que no sea “me lo voy a pasar bien”.No estoy en contra de la fiesta,si de la estupidez y lo establecido.Vamos una juerga padre,no falta de nada.El problema es que esos estereotipos van directamente a los sensibles cerebros de nuestros adolescentes,todas sueñan con un principe azul motero,que las lleve al éxtasis y todos sueñan con tener una gran cilindrada.Pensaba seguir comentando el resto de la peli pero es que ya no queda nada más que comentar.Los actores hacen lo que pueden,no les queda otra.A tres metros sobre…a tres metros bajo…

Escriba un comentario