Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Destapando el tarro de las esencias



Mi semana con Marilyn (My week with Marilyn-USA UK 2011)

Elegante, sutil y delicada es la historia que nos revive una “semana con Marilyn”. Simon Curtis deja la televisión y se lanza a una producción que tiene mucho de la pequeña pantalla. Un biopic que respira esa nostalgia de lo pequeño pero que, como los perfumes, encierran maravillosas esencias. 

 
La pequeña historia que vamos a ver está extraída de un relato autobiográfico que publicó Colin Clark. Colin (Eddie Redmayne) es un joven apasionado del cine que empieza a trabajar en la productora del gran Sir. Laurence Olivier. El chico de los recados tendrá la suerte de formar parte del equipo que producirá “El príncipe y la corista” y con ello su andadura en el cine. Esta pequeña historia se irá desarrollando según Colin despierta sus emociones, llegando a enamorarse de una Miss Marilyn Monroe en la cima de su carrera justo antes de rodar con el maestro Wilder “Con faldas y a lo loco”.
 
En esta cinta las esencias de las que hablábamos son las actuaciones, cada personaje se va superando a sí mismo. En primer lugar y encabezando el reparto, Michelle Williams, reconocida con una nominacion al Oscar, borda un papel más complejo de lo que parece. Hay fotogramas que parecen revivir a Norma Jeane Baker (nombre real de Monroe) como son los pocos segundos en que está en la bañera. Quien tampoco se queda atrás imitando a Olivier es Kenneth Barangh, sacando más de una risa al espectador, por cierto, también nominado. Esta dupla está bien acompañada por una Judi Dench que no pierde fuelle, Emma Watson que parece vivir después de Harry Potter y un Dougray Scott que borda a un Arthur Miller (marido en ese momento de Marilyn) perfectamente caracterizado. Sin duda un gran trabajo de casting que se ve recompensado superando incluso a la propia historia.
 

Lo recomiendo casi sin excepción, pero la estrella de la pantalla americana no hablaba español, sino inglés así que no deberíais dudarlo si podéis verla en la versión original. Es un elemento más que aportará a la película, una película tan atractiva como la estrella que siempre fue Monroe para las cámaras y tan peculiar como la intimidad que inundó la vida de Norma Jeane Baker.

Escriba un comentario