Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Reinventando el juego



Moneyball: Rompiendo las reglas (Moneyball-USA 2011)

No digas que ya la has visto. No es la típica historia de un equipo americano, hay algo distinto en esta producción que lo aleja de ese género tan yankeeque son las películas sobre héroes deportivos.

Para empezar es la historia real de Billy Beane, el manager de los Oklahoma A’s, un equipo “pobre” de la liga de béisbol profesional. Billy fue una eterna promesa en su etapa de jugador y ahora tiene entre ceja y ceja ganar el último partido de la temporada y con él el campeonato para este humilde conjunto californiano. Un equipo que posee el récord de más victorias consecutivas en la liga, por cierto, bastante reciente, 2002. Un año en que sus tres grandes estrellas son traspasadas, una situación que obliga al equipo a reconstruirse. Es justo entonces cuando se encuentra con un joven que sabe cómo rehacer el juego.

La historia que trata el director Bennett Miller (Truman Capote) es menos convencional de lo que parece a primera vista. Se basa en el libro de Michael Lewis titulado Moneyball sobre la nueva forma de entender el béisbol en base a las estadísticas y no al “estilo”. Un libro más bien teórico que adaptaron con maestría Steven Zaillian (La lista de Shindler, ó Gangs of New York) y Aaron Sorkin (La red social ó El ala oeste de la casa blanca) con el debutante Stan Chervin. Este tridente hizo un trabajo memorable que la Academia ha premiado con la nominación al Oscar.
 
No es la única nominación, el genial Brad Pitt borda un papel que le viene como anillo al dedo. Una especie de perdedor que recuerda a la figura de Paul Newman en “El Buscavidas”. Una actuación muy suya, encadenando escenas bien hechas e interpretadas con maestría como es la escena en la que va a ver un partido del equipo cuando tenía por costumbre no presenciar los encuentros. También nominado es el gracioso gordo Jonah Hill, el joven licenciado por Yale en económicas Peter Brand, que es quien realmente sabe cómo reinventar el juego. Su papel es más gracioso que el de Philip Seymour Hoffman quien está maravillosamente caracterizado y que pasa desapercibido.

 
Un equipo también de lujo en esta producción de Sony que seguro triunfará fuera de Estados Unidos a pesar de que el béisbol nos supera a muchos. Como dicen en la película “resulta difícil no enamorarse de este deporte”, yo diría que resulta difícil no disfrutar de este film.

Escriba un comentario