Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Magnífica galería la que hoy inaugura este espacio trayendo de la mano numerosos carteles de películas Serie B, un género independiente destacado para la historia del séptimo arte del siglo XX entre las décadas de los años 30 y 60  Tenemos hoy la oportunidad de ampliar nuestro bagaje cinematográfico al contemplar a gran resolución estos logrados trabajos de diseño gráfico. Una delicia visual como la mejor carta de presentación para films, principalmente de terror y ciencia ficción, en los que gran parte de actores si no eran poco conocidos se hallaban en sus horas más bajas.

  

Descabelladas o cuanto menos extrañas historias eran posibles para este cine de bajo presupuesto, con  sus rudimentarios efectos especiales quizás para buena parte de espectadores rozando el esperpento . Es bueno entonces valorar unos títulos que surgen tras el crack del 29,  contexto histórico de penuria económica  en el que  los tres pilares fundamentales de la industria imperaban:  los grandes estudios, las renombradas estrellas y los consolidados géneros comerciales.  Las principales productoras, que tenían bajo su control tanto la producción como los canales de distribución y exhibición, tuvieron que diversificar las series de proyecciones ofreciendo funciones en las que se podía ver dos películas por el precio de una sola entrada.

Una oportunidad para ver una película principal y una segunda de bajo presupuesto que no hiciera sombra al gran título. Con el tiempo, al lograr ser una fuente óptima de beneficios, la popularidad de esta medida implicó que en las productoras se contara con un departamento específico para estos títulos secundarios.  Sin embargo, el crecimiento del monopolio imperante provocó que poco a poco estos títulos fueran cada vez más prescindibles, con el agravio de la aparición de la televisión y el éxito de seriales que entretenían en casa a las masas sin que fuera necesario acudir a ver dos títulos en los cines.

A pesar del limitado reconocimiento de los actores en las películas de Serie B se puede anotar como curiosidad el salto que dio Humphrey Bogart desde estos terrenos de interpretación a los géneros más estandarizados que tenemos en mente y desde luego no son escasos los directores que han encontrado inspiración aquí (que se lo digan si no a Quentin Tarantino o Peter Jackson)