Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Crítica de “Batman begins” (2005)

dic-18-2012 By cinefilo

Batman begins (2005)

 

Repaso a la trilogía “El caballero oscuro” de Christopher Nolan

(Primer capítulo)

 

Antes de empezar mi crítica, me gustaría empezar con una anécdota personal.

Era el mes de Mayo de 2005. Todos aquellos que amábamos la ciencia-ficción planteada como una aventura fantástica, esperábamos con obsesión el episodio III de La guerra de las galaxias: La venganza de los Sith. Quiero aclarar que yo no era tan fan de esta saga, mi hermano era más fan que yo, y me contagió parte de esa pasión. Tanto nos llegó a gustar La guerra de las galaxias que nos vimos juntos las precuelas en el cine. Pero el desencanto empezó cuando mi hermano salió decepcionado del episodio III y, de paso, me pilló viendo el episodio II, El ataque de los clones. Él me dijo: “¿Por qué te emocionas tanto? Si Obi Wan vuelve a aparecer en el episodio IV – el film original – ya sabes que él logrará salir de esta situación.” Mi hermano se refería a la escena en la que Kenobi es perseguido por Jango Fett.

Tal fue mi obsesión con la saga que, para no pensar mal de los anti-fans, me propuse ver en TV o en el cine otra película por la que yo continuara sintiendo interés desde niño. Esa obra con la que quise desintoxicarme del fanatismo Star Wars fue una cinta, dirigida por Christopher Nolan, del que fuera en mi infancia mi segundo superhéroe favorito, Batman – mi primer favorito era Superman -, y era una adaptación de las novelas gráficas, no de los cómics en esta ocasión, llamada Batman begins, un producto que, desde mi punto de vista, se vendió como una precuela, cuando la realidad fue que su director estaba haciendo borrón y cuenta nueva. En otras palabras, Warner la vendió mal.

A continuación, diré las razones por las cuales NO salí decepcionado de la sala, sino que encontré detalles interesantes que hicieron que el argumento me llamase la atención:

 

christian_bale_batman_begins-10448

 

1º.- Batman begins no está enfocada como una película de Batman, sino de Bruce Wayne, una persona que de perdedor pasa a transformarse en justiciero. Y una prueba de ello es el comienzo del film: En una prisión, Wayne sufre una pesadilla que resulta ser una recreación de un trauma que vivió antes de la muerte de sus padres.

2º.- La ambientación deprimente, un tanto sucia, no demasiado gótica, tenebrosa está conseguida de forma eficaz, sin abandonar del todo el aspecto realista y elegante que quiso otorgarle el director.

 

3-Batman-Begins

 

3º.- Porque el entrenamiento de Bruce está muy relacionado con artes marciales y ninjatsu, aspectos desconocidos hasta aquel momento en sus adaptaciones anteriores al cine.

 

Batman-fighting2

 

4º.- Y si hay ninjatsu, entonces hay ninjas¡y no sólo en la primera mitad del film! Y eso es de agradecer, porque es un elemento refrescante, sorprendente, nuevo e innovador relacionado con el justiciero en el cine. Eso no se había explotado antes.

5º.- Porque supo capturar momentos de cómics y novelas gráficas como The man who falls, Batman: Año uno, y El largo Halloween, e integrarlos a la perfección en un argumento original.

6º.- Es la más fiel a la obra impresa. Tanto que, aquí, el asesino de los padres de Bruce Wayne deja de ser Jack Napier/Joker, y en su lugar meten a Joe Chill, el auténtico culpable de ese delito. Eso sí, en el doblaje español cometieron la errata de doblar el nombre como John Chill.

 

David Goyer

El guionista David S. Goyer

 

batmanbe

Christopher Nolan dirigiendo a Bale y Watanabe

 

7º.- Porque David Goyer y Christopher Nolan supieron hacerla oscura sin dejar de lado la humanidad del personaje, detalle que se agradece mucho, porque si hay algo que le faltó a Batman vuelve es eso: Humanidad. Porque en las viñetas, el Hombre Murciélago no suele matar a sus adversarios, ni mucho menos utilizando bombas. Los fans dijeron que aquello era más característico del Joker. La humanidad siempre fue un aspecto que a Michael Uslan, productor ejecutivo de las películas del encapotado desde 1989, siempre le gustó del personaje y que, por desgracia, desde mi punto de vista, se está perdiendo por culpa del exceso de violencia y oscuridad. Por esa razón, y por consejo de un amigo, decidí interrumpir mi colección de cómics del murciélago de Planeta de Agostini, y decidí empezar otra que me gusta más, Clásicos DC (1977-1987).

 

batman2-large

 

8º.- Christian Bale demostró ser un más que digno sucesor de Michael Keaton. No tengo en cuenta a los actores que interpretaron al justiciero en las infames obras de Joel Schumacher, Batman forever y Batman y Robin. Por cierto, la voz en inglés del murciélago es mucho mejor que la española y, curiosamente, también suena mejor que en El caballero oscuro, tanto en inglés como en español.

 

Katie Holmes

La actriz Katie Holmes

 

9º.- Casi todos los actores, incluidos Michael Caine y Katie Holmes entre otros, están muy bien.

 

Cillian Murphy

El actor Cillian Murphy como el Dr. Jonathan Crane

 

10º.- Aparecieron dos nuevos villanos nunca antes explotados en una película de Batman: Ra’s Al Ghul y El Espantapájaros. Además, Cillian Murphy interpretando al segundo está fantástico.

11º.- Es poco violenta y las tomas desagradables sólo duran hasta dos segundos, lo que la hace más accesible, disfrutable, y humana que otras del encapotado, como Batman vuelve. Hasta me atrevería a decir que Batman begins es más accesible que Indiana Jones y el templo maldito, ¡fíjate tú!

12º.- La génesis del justiciero es creíble y realista, ofreciéndonos la posibilidad de creer que ese tipo de héroe podría existir en el mundo real.

13º.- El humor empleado no está metido con calzador, sino que resulta natural y nos relaja la tensión más que de sobra.

14º.- La partitura compuesta por James Newton Howard y Hans Zimmer, la cual suena mejor que en la edición estándar en CD. Dicho trabajo no tiene nada que envidiar de la música de Blade Runner.

15º.- No se hizo demasiado larga con sus 140 minutos.

 

Gary Oldman jpg.ashx

 

16º.- Gary Oldman demostró que también podía ser un chico bueno. Su parecido con el Gordon de Batman: Año uno es asombroso. Al contrario de lo que ocurría en las anteriores películas, el Comisario tiene más relación con el encapotado.

 

Aun así, encontré unos defectos que la perjudicaron:

1º.- Muchas escenas de acción de la segunda mitad de la cinta están rodadas de forma confusa, y montadas de forma precipitada, lo que dificulta saber quien pega a quien.

 

Liam Neeson

 

2º.- Liam Neeson es el que peor actúa de todo el elenco de actores.

3º.- El doblaje español es malo, no tanto como el de Star Wars. Episodio III: La venganza de los Sith, pero sigue siendo malo. En el clímax, uno de los personajes suelta la misma frase dos veces en poco tiempo, cuando al ver la misma escena en inglés eso no sucede. Y lo de doblar John Chill en lugar de Joe Chill

4º.- Se echa de menos un mayor parecido físico de los actores Tom Wilkinson y Mark Boone Junior con los personajes de Carmine Falcone y Flass en las viñetas.

 

PUNTUACIÓN: blue_rating_7

 

CONCLUSIÓN: Me encanta esta película. Es mi segunda favorita. Mi favorita de todas sigue siendo Batman (1989) de Tim Burton. Aunque parezca mentira, Begins gustará hasta a los que no son fans del personaje, y pondré dos ejemplos:

 

Michael Keaton.php

Michael Keaton fue el mejor Batman antes de que Bale lo encarnase.

 

Ejemplo 1: Michael Keaton reconoció que el Cruzado Enmascarado nunca fue su héroe de la infancia y que, además, aun guarda muy malos recuerdos del rodaje de Batman vuelve. Pero, a pesar de todo, el actor dejó claro que si hubiese tenido la oportunidad de haber interpretado un tercer Batman, ese habría sido Batman begins sin lugar a dudas.

Ejemplo 2: Liam Neeson tampoco se declaró fan del Caballero Oscuro, sino de Superman, ya que al primero lo consideraba demasiado sombrío. Las razones por las que llegó a trabajar en esta primera entrega fueron:

1) Porque, en una conversación entre Neeson y George Lucas, el segundo le aconsejó al primero que aceptase el trabajo por dinero.

Y 2) Porque a Liam le interesaba la filmografía de Chris Nolan, y quiso trabajar en una película suya.

Eso sí, el nuevo Hannibal Smith disfrutó tanto del rodaje del film que, tiempo después, decidió hacerle un favor al director: Realizar un cameo en El caballero oscuro: La leyenda renace.

 

Poster

 

Tengo muy buenos recuerdos de este primer capítulo, porque al disfrutarlo me di cuenta de que, por mucho que mis amigos aseguraran que la mejor saga era La guerra de las galaxias, la saga galáctica no tendría porqué ser la única que merecía la pena ser vista, que hay más vida cinematográfica más allá del trabajo de Lucas y, para mí, esas otras sagas fueron La jungla de cristal, Indiana Jones, Agárralo como puedas, La pantera rosa, Arma letal, Superman, y Batman por supuesto. Desde aquí digo a Nolan y a Goyer: Gracias por hacer realidad Batman begins, sin ella mi desintoxicación de Star Wars habría sido más difícil.

 

Como algunos de vosotros sabréis, el pasado mes de febrero se estrenó el Episodio I de Star Wars en 3D. La verdad es que no le fue mal y eso que es la peor (con diferencia) de todas las película de la saga. Recaudó aproximadamente 100 millones de dólares en todo el mundo gracias al timo invento de las tres dimensiones.

Pues bien, parece que las cifras han convencido a George Lucas y por ello sigue con sus planes de mancillar estrenar toda su saga en 3D. Los siguientes en estrenarse serán el Episodio 2: El Ataque de los Clones y el Episodio III: La Venganza de los Sith con solo tres semana de diferencia. Esto choca un poco con la idea inicial de Lucas de estrenar un episodio cada año, pero parece que “poderoso caballero es don dinero”, y que quiere asegurarse el dinero de la recaudación lo antes posible.

El Ataque de los Clones llegará a los cines el dia 20 de septiembre de 2013 y el La Venganza de los Sith el 11 de octubre de 2013.

De las que todavía no tenemos noticias es de las películas de la trilogía original (y la única que debió existir) ya que el tuneo proceso de conversión a 3D debe de ser más complicado. Así y todo, nos mantendremos a la espera de posibles fechas.

Fuente: Facebook de Star Wars

Star Wars continúa en la cresta de los remakes en 3D, por ahora únicamente con la segunda y más reciente trilogía de películas. Si hace un año era el turno de Star Wars La Amenaza Fantasma en 2013 le seguirán los Episodios II y III, El Ataque de los Clones y La Venganza de los Sith.

El estreno del Episodio II está previsto para el 20 de septiembre de 2013, mientras que el Episodio III está previsto para el 11 de octubre de ese mismo año. Las fechas son las de Estados Unidos, pero Lucasfilm acostumbra a hacer estrenos mundiales, así que lo más probable es que esas fechas también sean las del resto de territorios.

Si la iniciativa tiene éxito (recordemos que La Amenaza Fantasma gracias al reestreno superó la barrera de los 1.000 millones de taquilla) no dudamos en que veremos el resto de la saga reestrenadas en 3D en breve.

Fuente: Watakshi

28.469810
-16.254856

Blanca Nieves y el Cazador

jun-21-2012 By cinefilo

Este acercamiento al clásico relato infantil contado en estilo Juego de Tronos es el primer largometraje del británico Rupert Sanders. Responsable de cortos y comerciales (incluyendo uno muy alabado para Halo 3), el director despliega en Blanca Nieves y el Cazador una deslumbrante panoplia de trucos, composiciones y usos del color.  En el contexto de los  filmes actuales de fantasía y aventura, hay que decir que la inventiva visual de este filme está a años luz de La Chica de la Capa Roja, la saga Crepúsculo e incluso la mayoría de los episodios de Harry Potter.

La historia, como ya se sabe, gira en torno a una reina malvada (Charlize Theron) que conserva su juventud y belleza gracias a la magia, y que obliga a un aguerrido cazador a perseguir a la única mujer del lugar que la supera en belleza: Blanca Nieves, la hija del legítimo rey de la comarca.

Mientras la historia se concentra en la reina bruja, la película mantiene el interés. La Theron –como ya vimos en Monster el 2004- tiene mucho más que ofrecer que simple atractivo físico y es un placer verla a la altura de la villanía que uno espera del personaje.

Sin embargo, las reglas de este desgraciado formato que está de moda, la fábula seudoépica para púberes, exige que el foco esté en los personajes sub-30, los jovencitos de dentadura perfecta, los muchachitos sin arrugas, pero además sin carisma. Chris Hemsworth y Kristin Stewart no son malos actores, pero desde Hayden Christensen en El Ataque de los Clones que no se veían actuaciones tan ineptas, apagadas y olvidables como las de esta pareja protagónica.

Ellos dos hacen algo más que sólo aburrir. Hunden el barco, hacen insufrible todo el segmento final, toman diálogos que ya eran pomposos en el papel y los vuelven inverosímiles.  Lo que recuerda Blanca Nieves y el Cazador es hasta qué punto las películas –incluso aquellas que, como esta, parecen estar apoyadas en la peripecia más que en los personajes- dependen trágicamente del talento de sus actores.  Sanders, que se da el trabajo de elaborar una serie de hermosas citas visuales (desde Klimt hasta Miyazaki) erró el punto con sus protagonistas.  Aún así, Blancanieves y el Cazador no es un desperdicio, sino más bien una gran noticia. Es la revelación en cine de un director inglés que viene de la publicidad y que en su primer filme ya manifiesta amor por la imagen y genuino interés por las posibilidades de la pantalla grande. Tal fue el caso hace 35 años de un compatriota suyo llamado Ridley Scott.

 

(Publicado originalmente en La Tercera, 21 junio 2012)

Blanca Nieves y el Cazador

jun-21-2012 By cinefilo

Este acercamiento al clásico relato infantil contado en estilo Juego de Tronos es el primer largometraje del británico Rupert Sanders. Responsable de cortos y comerciales (incluyendo uno muy alabado para Halo 3), el director despliega en Blanca Nieves y el Cazador una deslumbrante panoplia de trucos, composiciones y usos del color.  En el contexto de los  filmes actuales de fantasía y aventura, hay que decir que la inventiva visual de este filme está a años luz de La Chica de la Capa Roja, la saga Crepúsculo e incluso la mayoría de los episodios de Harry Potter.

La historia, como ya se sabe, gira en torno a una reina malvada (Charlize Theron) que conserva su juventud y belleza gracias a la magia, y que obliga a un aguerrido cazador a perseguir a la única mujer del lugar que la supera en belleza: Blanca Nieves, la hija del legítimo rey de la comarca.

Mientras la historia se concentra en la reina bruja, la película mantiene el interés. La Theron –como ya vimos en Monster el 2004- tiene mucho más que ofrecer que simple atractivo físico y es un placer verla a la altura de la villanía que uno espera del personaje.

Sin embargo, las reglas de este desgraciado formato que está de moda, la fábula seudoépica para púberes, exige que el foco esté en los personajes sub-30, los jovencitos de dentadura perfecta, los muchachitos sin arrugas, pero además sin carisma. Chris Hemsworth y Kristin Stewart no son malos actores, pero desde Hayden Christensen en El Ataque de los Clones que no se veían actuaciones tan ineptas, apagadas y olvidables como las de esta pareja protagónica.

Ellos dos hacen algo más que sólo aburrir. Hunden el barco, hacen insufrible todo el segmento final, toman diálogos que ya eran pomposos en el papel y los vuelven inverosímiles.  Lo que recuerda Blanca Nieves y el Cazador es hasta qué punto las películas –incluso aquellas que, como esta, parecen estar apoyadas en la peripecia más que en los personajes- dependen trágicamente del talento de sus actores.  Sanders, que se da el trabajo de elaborar una serie de hermosas citas visuales (desde Klimt hasta Miyazaki) erró el punto con sus protagonistas.  Aún así, Blancanieves y el Cazador no es un desperdicio, sino más bien una gran noticia. Es la revelación en cine de un director inglés que viene de la publicidad y que en su primer filme ya manifiesta amor por la imagen y genuino interés por las posibilidades de la pantalla grande. Tal fue el caso hace 35 años de un compatriota suyo llamado Ridley Scott.

 

(Publicado originalmente en La Tercera, 21 junio 2012)