Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Un cuento español

oct-8-2012 By cinefilo

Recientemente vi una película española ajena a lo que el cine español significa y a la etiqueta que tiene tanto dentro como fuera de España.

La película responde al nombre de “Eva” y relata la historia de un ingeniero cuya reputación se extiende a escala mundial, que vuelve a su pueblo natal para finalizar su gran proyecto. Fabricar un robot que sea como un niño. Para ello lo fundamental, más allá de la carcasa, se encuentra en la inteligencia emocional. Para conseguirlo, tiene que copiar cómo se comporta un niño real y no vale cualquier niño. Cuando acepta que la búsqueda de su niño ideal es sólo un mito conocerá a Eva, hija de su hermano y su ex novia, con la que se producirá un especial vínculo.

La historia, que se adentra en las relaciones interpersonales y a la posible interacción entre personas y robots es un cuento maravilloso tanto para niños como para mayores.Para su ópera prima, el director Kike Maíllo se ha rodeado de un elenco espectacular de actores. El personaje principal se lo ha cedido al políglota Daniel Brühl, que desde Good Bye Lennin ha ido de éxito en éxito en todos los países desde Los Edukadores hasta Malditos Bastardos, acompañado de unos secundarios de lujo con Marta Etura (Mientras duermes), Alberto Ammann (Celda 211) y un genial Lluís Homar (The Pelayos, donde también trabajo con Daniel Brühl). Quiero insistir en la actuación de Lluís Homar porque es majestuosa. Sólo con verle a él merece la pena disfrutar de la película.En definitiva, para quien disfrute de una buena película con mensaje y no caiga en la tentación de no verla por ser española y de ciencia ficción, espero que se quede con tan buen sabor de boca como el que me quedó a mí.

MAGGIE SIMPSON: UN LARGO DÍA DE GUARDERÍA

LA FAMILIA AMARILLA

Esta entrega en la que la vida de Maggie Simpson cobra protagonismo sorprenderá a quien todavía no conozca a la familia amarilla -aunque parezca imposible me consta que los hay-  y dejará muy buen sabor de boca a la legión de sus admiradores.

La mejor carta de presentación de este minúsculo cortometraje, que apenas dura cinco minutos, viene dada por la constatación de que vuelve a poner en juego el ingenio habitual, el desenfado y la naturalidad con la que durante tantos años nos han deleitado los vecinos más divertidos de Springfield.

Y, como novedad, señalaremos que la utilización del dibujo animado desprovisto de diálogo proporciona una dimensión nada desdeñable para estos personajes de carácter universal capaces de ser comprendidos en todo el mundo sin recurrir al doblaje.

A todos nos dejó muy buen “sabor de boca” la película de Silent Hilll; al grado de considerarla la mejor película basada en un videojuego.  Pues bien, el día de hoy se liberó el primer tráiler de la secuela de esta saga la cual lleva por nombre Silent Hill: Revelation 3D.

Lea el resto de la entrada »

Piraña 3DD

jun-3-2012 By cinefilo

Si algo hacia que Piraña 3D fuera tan gamberra, divertida y sorprendente no era por las pirañas, ni era por la tetas, era por Alexandre Aja haciendo de algo mas simple que el mecanismo de un chupete, algo fresco y que dejara tan buen sabor de boca. Esto que es muy sencillo de entender, se ve que no le se ha explicado nadie a los perpetradores de Piraña 3DD.

Se han limitado a llevar la acción a un parque acuático, a enseñar 4 tetas mal contadas en movimientos rápidos de cámara como excusa barata y a echar litros de colorante de sangre en el agua, pero para de contar. Ni hay actores decentes, ni muere Eli Roth, ni hay muertes vistosas, ni escenas escabrosas excepto quizás una,  ni nada de nada.

No voy malgastar mas tiempo con esta película. No merece la pena ni por ver a David Hasselhoff haciendo de si mismo, ni por la breve aparición de Vingh Rhames o Christopher Lloyd. Lo único salvable es el principio con Gary Busey y la ultima escena. Todo lo demás es mierda putruñesca de la mala malísima. Lo único destacable de la película es que solo dura 70 minutos.

43.256592
-2.900121

El vencedor está solo, de Paulo Coelho

abr-15-2012 By cinefilo

Entrar en el mundo de la fama, el reconocimiento, el glamour y el lujo es uno de los sueños más comunes dentro de nuestra sociedad. Pocas son las personas que no anhelan alcanzar estas metas, y, desde luego, yo me incluyo completamente entre aquellas a las que les gustaría conseguir esto algún día. Por este motivo, El vencedor está solo, de Paulo Coelho, me llamó la atención desde el primer momento en que lo vi hace ya unos años entre las estanterías de mi casa. El momento de leerlo llegó esta Semana Santa, cuando, buscando entre las estanterías llenas de libros de mi casa algo bueno que leer, me encontré con él de nuevo. Es, además, el primer libro de Paulo Coelho que leo, y, como me ha dejado bastante buen sabor de boca, puede que volvamos a verle por este blog en el futuro.
Y, como tiendo a extenderme demasiado, paso ya al análisis de lo que viene siendo el libro El vencedor está solo no nos relata lo buena que es la vida del lujo, sino que precisamente nos muestra su cara menos dulce, su lado amargo, lo que la gente es capaz de hacer para alcanzar la fama y lo sencillo que es perderla, es decir, todo lo que no vemos –o no queremos ver. Coelho nos sitúa en el festival de Cannes, donde transcurre toda la historia, o historias, puesto que nos hace un relato desde diferentes perspectivas. Todo comienza con Igor, un poderoso empresario ruso, que viaja al festival de Cannes para recuperar a su ex mujer, Ewa, que hace dos años lo dejó por un importante diseñador, Hamid Hussein, y que ahora quiere entrar en el mundo del cine como productor de su primera película. Sin embargo, lo “novedoso” del libro es que para recuperarla no recurre a la súplica u otras tácticas nada efectivas típicas de una comedia romántica, sino que decide comenzar a “destruir mundos” por ella, que es el eufemismo que utiliza para referirse a matar personas escogidas al azar.
A la vez que Igor lleva a cabo su labor, vamos conociendo otros personajes, que, a lo largo del libro, nos van contando su pasado. Por lo tanto, Además de Igor, Ewa y Hamid, tenemos también a Gabriela, una actriz de 25 años que quiere entrar en el mundo del cine pero que es consciente de que ya se le está pasando el arroz, y a Jasmine, una cada vez más exitosa modelo que representa el único aspecto amable de este mundo de lujos, puesto que su ambición no es la fama ni el dinero, sólo sobrevivir junto a la mujer que ama, una diseñadora de ropa poco conocida que la ayudó a entrar en el mundo de la moda.
Sin embargo, lo que me llama especialmente la atención de este libro es la facilidad del autor para deshacerse de sus personajes, pues, aunque sólo aparezcan en un momento determinado del libro –de hecho es el momento previo a su asesinato- llegamos a conocer toda su historia antes de que los aniquilen, con lo que ya no son víctimas anónimas, sino que llegan a ser personajes importantes que ayudan a construir toda la trama.
Además, resulta especialmente interesante todos los datos que muchos desconocíamos –o al menos en mi caso- sobre este mundo, que, aunque pueda parecer que no, nos pueden resultar útiles –o al menos curiosos-, como es el ejemplo de lo que nos cuenta uno de los personajes sobre los móviles en los aviones, aunque no seré yo quien os lo descubra.
De todos modos, alguna pega tengo que ponerle al libro, y en este caso es la crítica que hace de este mundo, en mi opinión excesivamente dura. Claro que, puesto que no estoy dentro de él, no puedo determinar a ciencia cierta cuánto de esto es verdad –aunque seguramente bastante- sin embargo, mi atracción por el cine y la moda me impiden ser capaz de pensar que la fama es tan cruel como Coelho la pinta. Sí, es un camino duro el que muchas de estas personas tienen que recorrer, y más dura es la caída, pero también es verdad que el autor no deja títere con cabeza.
En definitiva, un libro entretenido y recomendable si te gustan el éxito, la fama y algo de novela negra, pero quizá no muy adecuado si eres un enamorado de este mundo, como me ocurre a mí. No es imprescindible, pero tampoco sobra.

NOTA: 7