Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Ese obscuro objeto del deseo

dic-1-2012 By cinefilo

La última película de Luis Buñuel será muy parecida a esa primera etapa de consolidación que vivió en México. Parece que esta comparación no tiene grandes semejanzas, y es totalmente libre el planteamiento que aquí propongo, pero dentro de la filmografía de Buñuel, encontramos un tema recurrente y explorado en casi todas sus películas: el Amor.

En Abismos de Pasión la trama es un amor imposible; en Él, vemos un amor codependiente; la trama de Ensayo de un crimen se vive en una tensión sexual nunca desahogada; y muchas más en donde la exploración de este sentimiento, Buñuel lo realiza de una manera distinta y por momentos incómoda.

En Ese Obscuro Objeto de Deseo, nos habla de una relación tormentosa entre Conchita (interpretado por dos actrices) y Mathieu (Fernando Rey). Ya en otros de sus filmes nos mostraba la relación casi paternal entre el amante y su mujer, como lo fue en Tristana; y la culpa que provocaba el deseo por una mujer joven, inexperta y desbordaba de generosidad, como lo hizo en Viridiana.

Ahora Buñuel retrata una relación entre un hombre mucho mayor, y una aparente joven ingenua, los divide no sólo la edad; él con una cuantiosa fortuna trata de llenar de atenciones a una angelical, como utilitaria, Conchita (papel divido entre Angela Molina y Carole Bouquet), hasta hartarse y maltratarse mutuamente, pero nunca abandonarse por completo, nunca romper definitivamente, nunca dejarse del todo, nunca abandonarse por más odio o asco que sientan.

Este tipo de relaciones abundan en el cine de Buñuel, es habitual encontrar tramas envueltas en situaciones de este tipo, el juego femenino del rechazo y de la esperanza, una manipulación que desata la ira y la venganza de casi todos sus personajes masculinos.

En este caso, Mathieu, no será la excepción, humillará pública e íntimamente a Conchita, pero al final, como en toda película de la época se reconciliaran y dejaran de lado, al menos por un lapso de tiempo, el odio que emana esta pareja. Podría decirse que el cine, y esta película, de Buñuel busca mostrar relaciones complicadas, codependencia y sometimiento de sus protagonistas, y quizá esto es cierto, ni las tramas ni las parejas que Luis Buñuel creaba eran tan ideales o falsas como alguna vez se pensó que debía ser el cine, siempre buscó mostrarnos aspectos incómodos de cosas triviales: la familia, el trabajo, los amigos, la pareja; y provocar incomodidad, además de planteamientos de cómo era visto un hombre en la sociedad y de cómo era vista y tratada una mujer en cualquier parte, no importaba si era México, España o Francia, lo femenino, lo desconocido, lo complicado era para Buñuel un tema simple y fácil de narrar.

Ahora hay que preguntarnos cómo es que se abordan estas preguntas en el cine actual, cómo es vista la mujer y sus deseos en el cine contemporáneo. Sin duda existe una clara división entre el cine y el pensamiento del director español y lo que se hace hoy día, y casi con 35 años de distancia sigue provocando preguntas o incluso molestia la relación entre Conchita y Mathieu, una relación obscura y tormentosa, como cada pensamiento que atraviesa la mente de quien no comprende a su objeto de deseo.

20121130-181056.jpg

Como las leyendas que orbitan sobre el surrealismo, en el cine pasa lo mismo, nadie  define al surrealismo y quienes lo  homenajean, lo hacen en  una masturbación intelectual tan desproporcionada  que , en esta barata satisfacción,  ni siquiera se atreven a imaginarse lo que en realidad se vivía al interior de esta corriente de pensamiento. Mal se hace  entonces al catalogar a Luis Buñuel como cineasta estrictamente surrealista pues cuando este dirigió el guion de Salvador Dalí , Un perro andaluz, ningún integrante de esta famosa mancuerna se había topado aun con los estatutos con los que  André Bretón y otros impulsarían  los manifiestos del surrealismo.

Tratados sobre el surrealismo

Estimad@ lector si usted  se dio cuenta que este subtitulo no es otra cosa que un intento mas de mediocre redundancia, una disculpa. Las tesis cinematográficas que si intentaron apegarse al manifiesto de André Bretón jamás fueron seleccionadas por la vieja guardia surrealista y no lo han sido ni por mucho las actuales  sobredosis oníricas  de Alejandro Jodorowsky o David Lynch .Por lo tanto guion que se precie  de surrealista no esta haciendo otra cosa que pegarse un tiro en la oreja en un intento de mantener la calma interpretando pues  a un actor del método.

Lo que no soportan realmente estos” interpretes “  del surrealismo cinematográfico es que  no atreven a filmar por el simple  hecho de bucear en las cloacas del alma y en los laberintos del intelecto en una visión que teje sus historias por encima de las plataformas  que hacen repetitiva a la cotidianidad, y ese  es  el arte al que una clase especifica en una época bien definida bautizó de manera esquizofrénica pero voluntaria como  Surrealismo.

Al cine de Buñuel lo catalogan de surrealista “los expertos”  pero también podría traducirse en los lenguajes del encasillamiento como “neorrealismo mágico o neorrealismo de lo absurdo”, sin embargo Buñuel va mucho mas allá de su etiqueta de adolescente creativo, Luis  Buñuel madura la experiencia de su paso  por el surrealismo  y nutre su cinematografía con excelso atrevimiento, lujo que solo puede darse quien  se sostiene por algo que supera los parámetros de la disciplina: la obsesión.

Al margen de historias que no representen la potencia de  formar parte del manto de estrellas sobre el que se sostiene la adicción al cine, Luis Buñuel  analiza, con la agresiva constancia de una disciplinada oxidación,  la estructura  de las pautas con que fue construido el sistema de pensamiento occidental;  ataca con su mirada a la familia , la iglesia, el estado, la burguesía y los instintos en su clase mas baja, por ejemplo en Los Olvidados .

Yo creo que a veces nos contemplan, nos dice la primera línea del poema ultraísta de Luis Buñuel, Un Perro  Andaluz, así es, el mismo titulo  de su opera prima y el de su referencia mas eterna. Buñuel era un imitador de un  si mi mismo que a su vez  interpreta  teatralmente a la sociedad de su época en  sus mas trastornados rasgos de identidad, revolucionario y contestatario por sistema, como lo eran  los jóvenes iconoclastas de su generación, su cinematografía en consecuencia no cumplía otra función que la que cumple el saberse padre de  alguien que permanece mirando a las bestias que copulan en los atardeceres.

Dalí y el cine

ago-1-2012 By cinefilo

Dalí tiene una gran relación con Luis Buñuel. En 1928, Buñuel pide a Dalí que colabore con él en la realización de una película que sería financiada por su madre. Tiene ya un tema, pero Dalí lo encuentra pueril y sentimental y le propone otro que tiene pensado. El cineasta va a Figueras y en menos de una semana escriben la escenografía de “Un perro andaluz”, considerado una obra maestra del surrealismo y del cine en general. El nacimiento de la película, cuyo título no tiene ninguna relación con las imágenes que lo componen. Buñuel le contó un sueño suyo en el que veía la celebre imagen que inicia la película, el ojo cortado con una cuchilla de afeitar; Dalí, por su parte, le habló de una pesadilla en la que se le apareció una mano llena de hormigas. Partiendo de estos dos elementos tomó cuerpo la escenografía; los dos artistas se guiaron por el principio de abrir las puertas a lo irracional y descartaron toda imagen que pudiere dar lugar a explicaciones lógicas, culturales o psicológicas. Dalí propone asimismo en el rodaje y ambos artistas aparecen como actores en alguna secuencia.
En la primavera de 1929, Dalí se halla en París para el rodaje de “Un perro andaluz” y Buñuel, no sin perfidia, escribirá después que la única actividad del pintor aquellos días fue la de llenar de cera las órbitas vacías de los asnos disecados que se habían utilizado para la escena de los pianos.

El perro Andaluz

Existe la trasposición de los principios expuestos por Breton en su manifiesto, su estética, su moral, la forma de expresión son coincidentes del primer manifiesto surrealista.
Buñuel consigue relacionar el sueño y la realidad logrando una sur realidad de la que hablaba Breton.
En su realización, la relación que exige el espectador y la obra en su intento de liberar la imaginación (Perro andaluz como poema surrealista de intención trasgresora y busca revolucionar nuestra concepción de la realidad.

El guión por Buñuel y Dalí utilizando un método parecido al que sugería Breton en su manifiesto (relajarse y plasmar las imágenes sin que nadie las cuestionase). Usaban elementos oníricos (imágenes extraídas de sueño, “las hormigas” de Dalí).
Una nueva forma de expresión da lugar a un papel importante al subconsciente. La película exige una nueva relación de obra de arte y espectador y esta representa por Buñuel con la navaja que corta el ojo. Esto se relaciona con las ideas de Breton, éste criticaba la manía de convertirlo todo en objetos clasificables (desconocido- conocidos). Cualquier deseo de análisis que sobre pase los sentimientos esta fuera de lugar. Las imágenes deben aceptarse tal y como son.

Buñuel y Dalí decían que existía una relación sin perjuicios entre el objeto o el sujeto (receptores) podría alcanzar la libertad que pregnaba el surrealismo. La película se ha considerado un monumento a la libertad.
Buñuel lo que pretende es que salga sus imágenes del subconsciente, liberar su imaginación que lo ha estado reprimiendo por la sociedad. La técnica es surrealista, busca el destruir la lógica de la razón para sustituirla por el subconsciente (no hay unidades es más bien una realidad fragmentada).
Utilizan símbolos como insectos, caras del deseo sexual. Buñuel se subleva contra la prohibición de representar cualquier tipo de realidad que no tenga con lo establecido.

La película se basa en la tras versión, escándalo, el arma sublesiva. Se levantan contra todos los valores de la sociedad contribuyendo a lo surrealista.

Imágenes de la película:

        

     

El episodio de Un perro andaluz no fue la única aportación de Dalí al cine. El nuevo arte, con sus posibilidades aún inexploradas, despertaba su interés ya desde hacía tiempo. Igualmente en colaboración con Buñuel, realizará en 1930 “La edad de oro”, y en 1945 diseñará la escenografía para la famosa secuencia de la pesadilla en la película de Alfred Hitchcock “Spellbound”.

Imágenes de Spellbound:

                  

Estas imágenes nos muestran a Alfred Hitchcock, David O. Selznick y el Dalí. En la parte de la izquierda se encuentran Gregory Peck e Ingrid Bergmann con Dalí en 1945.

                               

Maqueta del decorado para la película.                La escena de baile tal y como se rodó.

Boceto para la escena de baile.

A propósito de Buñuel por Canal 22

jul-24-2012 By cinefilo
A través de Visión Periférica
 
Lunes 23 de julio, 10 de la noche
Con motivo del 29 aniversario luctuoso de Luis Buñuel, Visión periférica de Canal 22, presenta un documental dirigido por José Luis López Linares y Javier Rioyo sobre la vida y obra del cineasta. Lunes 23 de julio, 10 de la noche.
 Canal 22 presenta A propósito de Buñuel, un documental biográfico sobre uno de los más importantes artistas del séptimo arte del siglo XX.
Este documental, presentado por la periodista Jacaranda Correa, abunda en la vida y obra del cineasta, en su pasión por el surrealismo y en el rechazo que tenía por los valores convencionales.
El filme es la recopilación de 50 entrevistas a escritores, guionistas, productores, actores, sacerdotes, amigos y familiares de Buñuel, quienes hablan de la personalidad del director, de la forma en la que exaltaba el arte, de su humor negro y de su gusto por las películas con trama realista.
Participan Pepín Bello, Jean-Claude Carrière, José Luis Barros, Ernesto Alonso, Arturo Ripstein, Silvia Pinal, Pedro Armendáriz, Paco Ignacio Taibo I, Elena Poniatowska, Carlos Fuentes, Eduardo McGregor y Eduardo Ducay, entre otros.
Luis Buñuel nació el 22 de febrero en Calanda, Teruel, España. Estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de Madrid. Al concluir la licenciatura se mudó a París en donde ingresó a la Académie du Cinema de París. Trabajó como asistente de dirección y guionista. RealizóUn perro andaluz al lado de Dalí. Fue uno de los principales representantes del surrealismo y tras la Guerra Civil española, se exilió en el continente americano. En 1947 llegó a México.
Entre sus principales filmes destacan Así es la Aurora, La muerte en el jardín, Nazarín, Viridiana, Ese oscuro objeto del deseo y el Fantasma de la libertad, entre otras.
A propósito de Buñuel fue estrenada en el año 2000 con motivo del centenario del nacimiento del cineasta.
La barra Visión periférica se refiere a esa  posibilidad que se tiene como autor-director de mirar un hecho bajo un enfoque amplio y global, una mirada inédita fruto de una larga investigación y observación. Los documentales buscan  ir más allá del simple hecho, del número, del dato  de los discursos institucionales, construyendo miradas a partir de narrativas personales.
© CANAL 22

A propósito de la exposición Surrealismo. Vasos comunicantes, que se exhibe en el Museo Nacional de Arte (Munal), desde el 5 de julio y hasta el 15 de septiembre, se ha preparado un ciclo cinematográfico con el mismo nombre, mismo que se proyectará los sábados y domingos hasta el 9 de septiembre, a las 16:00 horas, en el auditorio Adolfo Best Maugard del recinto.

Jueves 5 de julio
Le retour a la raíson (Francia, 1923), de Man Ray.
Ballet Mécanique (Francia, 1924), de Fernand Léger y Dudley Murphy.
Entr’acte (Francia, 1924), de René Clair.
Anémic Cinéma (Francia, 1926), de Marcel Duchamp.
Emak-Bakia (Francia, 1926), de Man Ray.
Les Mystéres du cháteau de Dé (Francia, 1929), de Man Ray.

Con Javier Espada, director del Centro Buñuel de Calanda (España), en conversación sobre los horizontes cinematográficos del surrealismo.

Sábado 7
Un perro andaluz (Un chien andalou, Francia, 1929), de Luis Buñuel.
La edad de oro (L’ áge d’or, Francia, 1930), de Luis Buñuel.

Domingo 8
La sangre de un poeta (Le sang d‘ un poète, Francia, 1930), Jean Coucteau.

Sábado 14
Orfeo (Orphée, Francia, 1950), de Jean Coucteau.

Domingo 15
La fórmula secreta (México, 1965), de Rubén Gámez.
Poetas campesinos (México, 1980), de Nicolás Echevarría.

Sábado 21
El año pasado en Marienbad (L‘Année derniáre à Marienbad, Francia, 1961), de Alain Reisnais.

Domingo 22
El discreto encanto de la burguesía (Le charme discret de la bourgeoisie, Francia, 1972), de Luis Buñuel.

Sábado 28
El fantasma de la libertad (Le fantóme de la liberté, Francia) de Luis Buñuel.

Domingo 29
Ese oscuro objeto del deseo (Cet  obscur objet du désir, Francia, 1977), de Luis Buñuel.

Además se ofrecerán las siguientes actividades:

5 de julio
Conferencia: Los días de la calle de Gabino Barreda. El Dr. Salomon Grimberg comentará la obra de Gunther Gerzso para abrir una ventana hacia el desfile del Surrealismo francés a México. 18:00 horas.

Presentación de Libro: A mano alzada. Apuntes de Raúl Anguiano. Compilación e introducción de Jorge Asbun. 19:00 horas.

12 de julio
Conferencia: André Breton, Wifredo Lam y Pierre Mabille en Haití. El maestro Sergio Méndez Moissen hablará de la llegada de los surrealistas André Breton, Wifredo Lam y Aimé Césaire a Haití en un época en la cual, según Gerald Bloncourt, entre el 7 y el 11 de enero de 1946, son conocidos en la historia de Haití como “los cinco gloriosos días en el que el pueblo haitiano terminó derribando la dictadura retrograda de Elie Lescot”. 17:00 horas,

18 de julio

Conferencia: Los años que vivimos en Paris. El músico y arquitecto Adolfo Cantú Elizarrarás relata el tránsito de nuestros artistas y hombres de letras en el París de 1920 a 1939, abordando los antecedentes de La Escuela Mexicana en París: Barbizon, las Escuelas al Aire Libre, Grande Chaumier, Academia Colarossi – los Ateliers y algunas galerías de la época. 17:00 horas,

La muestra busca presentar una crítica lectura de los alcances de esta tendencia artística en México; a propósito de señalar que el Surrealismo pudo fugarse de Europa y permanecer vivo y renovado en aquellas ciudades que acogieron a sus representantes en condiciones de exiliados.

Esta exposición contará con obras de artistas como Yves Tanguy, Man Ray, Max Ernst, Victor Brauner, André Masson, René Magritte, Joan Miró, Salvador Dalí, Jean Marcel, Luis Buñuel, Gunther Gerzso, Manuel Álvarez Bravo, Leonora Carrington, Diego Rivera, Frida Kahlo, Remedios Varo, Antonio Ruiz “El Corcito”, María Izquierdo, Carlos Mérida, Juan Soriano, Dorothea Tanning, Wifredo Lam; entre otros.

Sala de exposiciones temporales del Munal. Tacuba 8, Centro Histórico de la Ciudad de México.