Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Las similitudes entre Lancaster Dodd, el personaje interpretado por Philip Seymour Hoffman en “The Master”, y L. Ronald Hubbard, el fundador de la Iglesia de la Cienciología son más que evidentes, así que la polémica está más que servida. La cinta además de con Philip cuenta con otro peso pesado de Hollywood, un enfermizo  Joaquin Phoenix que nunca deja de sorprendernos, interpretando aquí a Freddie Quell, un tipo que ha tenido un traumático paso por la II Guerra Mundial.

Es conocida la amistad entre Paul Thomas Anderson, director de esta controvertida película, y Tom Cruise desde el rodaje de “Magnolia” (1999), porque hablar de Cienciología y Hollywood es hablar de Tom Cruise, el protagonista de Misión Imposible se ha destapado en los últimos años como el principal embajador y profeta de esta organización de carácter religioso por llamarla de alguna manera.  El actor de la sonrisa eterna aceptó la invitación del director para visionar la cinta, probablemente Thomas quería salvaguardar su amistad con Cruise y así de paso evitarse algún que otro “problemilla” con la Cienciología; se rumorea que hay algunos puntos del metraje en los que Cruise ha tenido problemas, no sé que tipo de problemas, pero seguramente su sonrisa eterna dejó de ser eterna durante los 137 minutos de película y por unos instantes pensó que debería de haberle pateado el culo de verdad a Philip Seymour Hoffman y no en la ficción como hizo en “Misión Imposible III” (2006). En unas recientes declaraciones Paul Thomas Anderson afirma que la Cienciología no es una secta sino una religión nueva, así que se presume ha tratado todo con un mínimo de tacto.

Otro de los pesos pesados de la Cienciología, John Travolta declinó la invitación para verla, por lo que seguimos a la espera de que se produzca una reacción o no por parte de los cienciólogos.

Esta película no va dejar indiferente a nadie, gustará o no, será controvertida y polémica, pero no va a hacer temblar los cimientos de la Iglesia de la Cienciología, ni siquiera le va a producir un pequeño arañazo en sus firmes columnas, ¿Por qué? Porque la Cienciología y Hollywood muchas veces van cogidos de la mano, esa es mi reflexión. ¿Qué opináis?

Travolta, Cencerro de la Semana

oct-1-2012 By cinefilo

Imagen

¿Pero qué le pasa a este hombre por la cabeza? No nos referimos a la cienciología, si no a la cabeza por fuera. Llegó a Donostia a recoger su premio de la Zinemaldia y ni rastro del

tupé-fetiche de Tony Manero. Ocupaba su lugar una especie de moquetilla sintética que hacía dudar de si Travolta se corta el pelo o se pasa un rodillo de gotelé color caoba por el cráneo. ¡Qué bajón!

Más en http://blogs.deia.com/asteero/2012/09/29/el-ipc-nos-mete-un-gol

43.256963
-2.923441

(Foto archivo)

La Cienciología guarda su usual silencio sobre el sorpresivo divorcio de Katie Holmes y Tom Cruise, su miembro más preciado, pero el escándalo enfrenta a esta iglesia a un desastre publicitario que revive cuestionamientos sobre este culto hermético y ávido de estrellas.

“Es una situación de relaciones públicas terrible para la iglesia”, dijo a la AFP Karen Pressley, exdirectora del Centro de Reclutamiento de Celebridades en Hollywood, una división de la iglesia a la que los angelinos están habituados, pero cuya existencia hace arquear las cejas a los turistas.

La organización, explicó la publicista que vive en Atlanta (Georgia, sureste) desde que “escapó” en 1997 tras 16 años dentro de la iglesia de la Cienciología, tiene una agresiva política de reclutamiento internacional de estrellas para promover su imagen.

Otras celebridades que recorren el Puente a la Iluminación para liberar a su alma extraterrestre son John Travolta, el músico Beck y las actrices Juliette Lewis y Mimi Rogers, primera esposa de Cruise y autora de su reclutamiento.

Cruise “les dice a los medios que los cienciólogos son los únicos que pueden ayudar a la gente en sus problemas, que tienen respuestas para todo”, agregó Pressley.

“¿Pero qué dice esto sobre su habilidad para aplicar la Cienciología a sus relaciones?”, se preguntó. “Esta situación muestra que la Cienciología no funciona”, lo que crea un grave problema de reputación para una iglesia que tiene en el actor de Misión Imposible a su más mediático exponente.

En un texto enviado por el abogado de la iglesia, Gary Soter, a la AFP, la organización “declina responder a las opiniones autopublicitarias de esta anticiencióloga, que no tiene conocimiento personal de los hechos y está buscando explotar un asunto familiar”.

La iglesia además se niega a hacer comentarios sobre el caso Cruise-Holmes.

Pero el abogado del actor, de 50 años, envió una carta a American Media, editora de la revista de farándula National Enquirer, amenazando con una demanda por publicar mentiras “repugnantes y morbosas” sobre su cliente, informó The Hollywood Reporter.

La portada de la última edición de National Enquirer titula “¡La casa de los horrores de Tom!” y relata la supuesta vida de privaciones y abusos a los que Cruise sometió a su esposa y su hija.

Su publicación “causará cientos de millones de dólares en daños profesionales y personales”, escribió el abogado Bert Fields, “por los cuales haremos que American Media (…) se haga severamente responsable”.

La carta culmina con una amenaza de demanda si el National Enquirer no se retracta.

El 28 de junio, la actriz de Dawson’s Creek llamó a su marido, que estaba rodando una película en Islandia, para informarle que había presentado una demanda de divorcio donde pedía la custodia de su hija Suri, de seis años.

Para ese momento, Holmes, de 33 años, ya se había mudado a Nueva York, había cambiado de números celulares y despedido a los guardaespaldas contratados por Cruise.

Tras una meteórica negociación, el 9 de julio la expareja anunció haber llegado a un acuerdo que cede a Holmes la custodia de su hija.

Según la revista People, el objetivo de la “Operación Divorcio” de Holmes era evitar la misma suerte de la actriz australiana Nicole Kidman, segunda esposa del actor, quien actualmente casi no tiene contacto con los hijos que tiene con Cruise.

Las primeras especulaciones se centraron en la preocupación de Holmes de que Suri fuera adoctrinada como ciencióloga. Fuentes anónimas que hablaron con el sitio especializado en celebridades TMZ y People dijeron además que Holmes se sentía oprimida y añoraba la actuación.

Reportes de prensa dieron cuenta entonces de que Holmes creía que la organización la vigilaba, cosa que la iglesia niega.

Pero Karen Pressley consideró que esto es “absolutamente” posible: “Vigilarán si hace algo con lo cual puedan desacreditarla, porque para ellos es un gran problema que alguien así abandone la Cienciología”.

Incluso Jenna Miscavige, sobrina del director general de la organización David Miscavige y quien abandonó la iglesia en 2005, apoyó a Katie Holmes en un texto publicado en su página web de ayuda a excienciólogos:

“Tras haber crecido dentro de la Cienciología, sé que ésta es mental y a veces físicamente abusiva”, escribió en www.exscientologykids.com. “Podía ver a mis padres sólo una vez por semana y a veces no los veía en años. Tuve una mala educación (…), hice trabajos forzados, confesiones forzadas”.

“Ofrezco mi apoyo a Katie y espero que tenga la fuerza que necesitará para hacer lo que sea mejor para ella y su hija”, dijo Miscavige.

La iglesia, fundada en 1953 por el escritor de ciencia ficción Ron Hubbard, fue condenada en Francia este año por estafa.

Sus miembros prometen a sus seguidores alcanzar la iluminación a través de “auditorías”, muchas de las cuales se realizan conectando al interrogado a un aparato, similar a un detector de mentiras, que se llama “E-meter”.

Cualquier turista en Los Ángeles puede experimentar una de estas auditorías gracias a las “pruebas gratis” que ofrecen los numerosos templos de la ciudad.

Una vez seducidos por la religión, los cienciólogos pagan decenas de miles de dólares para ser sometidos a más auditorías y avanzar en el Puente a la Iluminación -que en última instancia libera el alma extraterrestre-.

Los primeros pasos cuestan cientos de dólares, explicó Pressley. “Pero si quieres llegar a los más altos niveles de la Cienciología, el promedio que paga la gente es entre 300.000 y un millón de dólares”.

Los que no tienen los medios trabajan y viven para la iglesia, explicó Pressley, pero “gente como Tom Cruise y Katie Holmes, que son clientes pagos, viven independientemente en sus casas y crían a sus hijos”.

AFP

La Cienciología guarda su usual silencio sobre el sorpresivo divorcio de Katie Holmes y Tom Cruise, su miembro más preciado, pero el escándalo enfrenta a esta iglesia a un desastre publicitario que revive cuestionamientos sobre este culto hermético y ávido de estrellas.

“Es una situación de relaciones públicas terrible para la iglesia”, dijo a la AFP Karen Pressley, exdirectora del Centro de Reclutamiento de Celebridades en Hollywood, una división de la iglesia a la que los angelinos están habituados, pero cuya existencia hace arquear las cejas a los turistas.

La organización, explicó la publicista que vive en Atlanta (Georgia, sureste) desde que “escapó” en 1997 tras 16 años dentro de la iglesia de la Cienciología, tiene una agresiva política de reclutamiento internacional de estrellas para promover su imagen.

Otras celebridades que recorren el Puente a la Iluminación para liberar a su alma extraterrestre son John Travolta, el músico Beck y las actrices Juliette Lewis y Mimi Rogers, primera esposa de Cruise y autora de su reclutamiento.

Cruise “les dice a los medios que los cienciólogos son los únicos que pueden ayudar a la gente en sus problemas, que tienen respuestas para todo”, agregó Pressley.

“¿Pero qué dice esto sobre su habilidad para aplicar la Cienciología a sus relaciones?”, se preguntó. “Esta situación muestra que la Cienciología no funciona”, lo que crea un grave problema de reputación para una iglesia que tiene en el actor de Misión Imposible a su más mediático exponente.

En un texto enviado por el abogado de la iglesia, Gary Soter, a la AFP, la organización “declina responder a las opiniones autopublicitarias de esta anticiencióloga, que no tiene conocimiento personal de los hechos y está buscando explotar un asunto familiar”.

La iglesia además se niega a hacer comentarios sobre el caso Cruise-Holmes.

Pero el abogado del actor, de 50 años, envió una carta a American Media, editora de la revista de farándula National Enquirer, amenazando con una demanda por publicar mentiras “repugnantes y morbosas” sobre su cliente, informó The Hollywood Reporter.

La portada de la última edición de National Enquirer titula “¡La casa de los horrores de Tom!” y relata la supuesta vida de privaciones y abusos a los que Cruise sometió a su esposa y su hija.

Su publicación “causará cientos de millones de dólares en daños profesionales y personales”, escribió el abogado Bert Fields, “por los cuales haremos que American Media (…) se haga severamente responsable”.

La carta culmina con una amenaza de demanda si el National Enquirer no se retracta.

El 28 de junio, la actriz de Dawson’s Creek llamó a su marido, que estaba rodando una película en Islandia, para informarle que había presentado una demanda de divorcio donde pedía la custodia de su hija Suri, de seis años.

Para ese momento, Holmes, de 33 años, ya se había mudado a Nueva York, había cambiado de números celulares y despedido a los guardaespaldas contratados por Cruise.

Tras una meteórica negociación, el 9 de julio la expareja anunció haber llegado a un acuerdo que cede a Holmes la custodia de su hija.

Según la revista People, el objetivo de la “Operación Divorcio” de Holmes era evitar la misma suerte de la actriz australiana Nicole Kidman, segunda esposa del actor, quien actualmente casi no tiene contacto con los hijos que tiene con Cruise.

Las primeras especulaciones se centraron en la preocupación de Holmes de que Suri fuera adoctrinada como ciencióloga. Fuentes anónimas que hablaron con el sitio especializado en celebridades TMZ y People dijeron además que Holmes se sentía oprimida y añoraba la actuación.

Reportes de prensa dieron cuenta entonces de que Holmes creía que la organización la vigilaba, cosa que la iglesia niega.

Pero Karen Pressley consideró que esto es “absolutamente” posible: “Vigilarán si hace algo con lo cual puedan desacreditarla, porque para ellos es un gran problema que alguien así abandone la Cienciología”.

Incluso Jenna Miscavige, sobrina del director general de la organización David Miscavige y quien abandonó la iglesia en 2005, apoyó a Katie Holmes en un texto publicado en su página web de ayuda a excienciólogos:

“Tras haber crecido dentro de la Cienciología, sé que ésta es mental y a veces físicamente abusiva”, escribió en www.exscientologykids.com. “Podía ver a mis padres sólo una vez por semana y a veces no los veía en años. Tuve una mala educación (…), hice trabajos forzados, confesiones forzadas”.

“Ofrezco mi apoyo a Katie y espero que tenga la fuerza que necesitará para hacer lo que sea mejor para ella y su hija”, dijo Miscavige.

La iglesia, fundada en 1953 por el escritor de ciencia ficción Ron Hubbard, fue condenada en Francia este año por estafa.

Sus miembros prometen a sus seguidores alcanzar la iluminación a través de “auditorías”, muchas de las cuales se realizan conectando al interrogado a un aparato, similar a un detector de mentiras, que se llama “E-meter”.

Cualquier turista en Los Ángeles puede experimentar una de estas auditorías gracias a las “pruebas gratis” que ofrecen los numerosos templos de la ciudad.

Una vez seducidos por la religión, los cienciólogos pagan decenas de miles de dólares para ser sometidos a más auditorías y avanzar en el Puente a la Iluminación -que en última instancia libera el alma extraterrestre-.

Los primeros pasos cuestan cientos de dólares, explicó Pressley. “Pero si quieres llegar a los más altos niveles de la Cienciología, el promedio que paga la gente es entre 300.000 y un millón de dólares”.

Los que no tienen los medios trabajan y viven para la iglesia, explicó Pressley, pero “gente como Tom Cruise y Katie Holmes, que son clientes pagos, viven independientemente en sus casas y crían a sus hijos”

@VozzRadio

Foto: Archivo

Es la última revelación en torno a Tom Cruise y su estrecha relación con la cienciología. El actor de Hollywood ha asegurado, según publica «Daily Mail», que posee poderes telepáticos que le permiten leer los pensamientos de las personas y mover objetos con la mente.

Una investigación de la revista «Rolling Stones» afirma que Cruise ha participado en un proyecto de nivel avanzado de la cienciología conocido como «OT». La autora del artículo de investigación, Janet Reitman, explica que el proyecto entrena a destacados miembros de esta religión para adquirir un control absoluto sobre ellos mismos y su entorno. Sin embargo, parece que su telepatía no le ayudó a adelantarse a su ex mujer Katie Holmes y evitar el divorcio que tiene a la pareja en el foco de los medios de comunicación.

Otro artículo del «Daily Mail» revela que Katie Holmes utiliza un móvil con tarjeta prepago para contactar con sus abogados y debatir los trámites del divorcio. Al parecer, la actriz (con más miedo a la influencia de la cienciología que a la telepatía de Cruise) quiere evitar cualquier filtración de su estrategia para salir airosa de la separación matrimonial.

Mientras se resuelve el divorcio, la actriz se pasea con su hija Suri y su madre por las calles de Nueva York, disfrutando del verano y proporcionando un entorno agradable a la pequeña de seis años. Holmes además continúa con su carrera como diseñadora y ya ha anunciado que prepara una colección para la semana de la Moda de Nueva York.

Cruise también se refugia en su trabajo. Para olvidar su matrimonio roto y las fuertes acusaciones contra él por ser un fanático de la cienciología, el actor se refugia en el rodaje de su última película «Oblivion» que estos días se graba en California. Según fuentes del «Daily Mail», Tom Cruise viajó desde su casa al set de rodaje en un autobús Silver Screen de un millón de dólares, regalo de la iglesia de la cienciología.