Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Mi primer post

ene-4-2013 By cinefilo

Mi primer post. Puedo sentir algo parecido a lo que sintió Neil Armstrong cuando pisó la Luna por primera vez, si es que se ha pisado la Luna alguna vez, una parte de mí me dice que el primer viaje a la Luna fue una peli rodada por Stanley Kubrick en 1969, el director de “2001: Odisea en el espacio” (1968) era un director capaz de rodar algo así con los medios de la época.

la-huella

Pero bueno, alunizajes, conspiraciones, imaginaciones y exageraciones aparte, me animo a escribir en este blog sobre el mundo del cine para soltar la información que llevo dentro como si de Keanu Reeves en “Johnny Mnemonic” (1995) se tratara, así de paso no se la suelto a mis amigos en mitad de un botellón. Por cierto, ellos han sido también una parte importante para hacer el blog, me dicen que tengo mucha información dentro y es hora de soltarla, aunque ni soy ni me considero un experto en el mundo del cine, soy todavía un pequeño saltamontes.

Como diría el T-800 en alma, Arnold Schwarzenegger en cuerpo y Constantino Romero en voz,¡Volveré!

Recuerdo entrar en un cine en el ya lejano 1994, año en el que la versión original no era prácticamente ni una opción, a ver El Rey León. Puedo afirmar rotundamente que estuve nervioso hasta que se apagaron las luces y comenzó la proyección, meneando el culo en una butaca por aquel entonces gigante para mi, y haciendo tamborilear los dedos sobre el reposabrazos; y lo puedo afirmar porque estas sensaciones han persistido en mi hasta el día de hoy cada vez que entro en una sala de cine.

La película comenzó y, entre la fantástica banda sonora y el apabullante poderío visual -visto con mis, ahora, ojos de “adulto”-, algo destacó sobre todo lo demás. Un león adulto de frondosa melena y aspecto vigoroso inundaba la pantalla. Un león -Mufasa- que, al hablar por primera vez, hizo que el niño de siete años que por aquel entonces era se quedase hundido en el fondo de la butaca fruto de aquella voz grave, profunda y a la vez cálida que recorrió la sala en Dolby Digital.

Aquella voz pertenecía a Constantino Romero, uno de esos completos desconocidos que entran en tu vida y te acompañan a lo largo de ella sin que apenas te des cuenta. Porque el bueno del señor Romero, con o sin bigote, ha estado aquí a lo largo de mis 25 años de vida. Y en momentos que, como amante del cine, recordaré in saecula saeculorum.

Constantino estuvo ahí cuando mi madre me arrastró a ver los reestrenos en cine de la saga de Star Wars a finales de los 90, dando vida al mayor villano galáctico jamás conocido; y también, siguiendo en los confines del espacio, estuvo en mi descubrimiento de la otra gran “Space Opera” unos cuantos años más tarde, poniendo voz a un William Shatner que terminaría capitaneando la nave Enterprise en Star Trek.
Mi descubrimiento del cine de James Cameron y mi primer contacto con el Bond de Roger Moore también estuvieron apadrinados por el vozarrón del señor Romero; dando vida -y, extrañamente, personalidad- a ese cyborg venido del futuro en la saga Terminator, y pidiendo un Martini con Vodka con más estilo que ningún otro 007 hasta la fecha.

Pero si en algún momento ha estado presente el doblador manchego, ha sido en mi periplo cinematográfico de la mano de Clint Eastwood a lo largo de los años. Me cuesta concebir una película del actor en versión original; sin esa voz que consigue convertir a Harry Callaghan en el poli más duro que te puedas echar en cara, que eriza el vello aumentando aún más si cabe la profundidad de William Munny en Sin Perdón, y que consigue seducir hasta al hombre más heterosexual del planeta y dejarle al borde del llanto más desconsolado al final de Los Puentes de Madison.

Podría estar horas -y párrafos- enumerando cada instante que he compartido con esta voz. Fue Batman, el Gremlin inteligente, Apollo Creed… ¡Leches, si hasta ha participado en The Warriors, una de mis películas favoritas de siempre! Y eso si nos limitamos a la voz, porque el bueno de Constantino ha estado en el salón de mi casa durante años con programas como Valor y Coraje y Alta Tensión -si, ese concurso de las bombillas-.

En fin… hoy es un día triste. Está medio lloviendo y Constantino Romero se retira del doblaje. Un compendio de circunstancias perfecto para escribir este ejercicio de nostalgia y, de paso, para agradecer al, para mi, doblador por excelencia, la labor que ha hecho en ese duro periplo que es dotar aún más si cabe de ese extraño componente mágico al cine. Y lo ha conseguido tan sólo armado con su voz.

Gracias por todo.

¡A compartir se ha dicho!


Acabo de conocer una triste noticia, Constantino Romero ha decidido jubilarse tras toda una vida dedicada al mundo del espectáculo. Digo espectáculo porque todo el trabajo que este hombre ha hecho en España es inclasificable en una sola palabra.

Romero ha trabajado como actor, locutor de radio, presentador de televisión, y lo más destacado, el doblaje. Su voz nos ha emocionado tanto en el cine que nunca tuvimos la inquietud de conocer la autentica voz de Clint Eastwood porque Romero lo llenaba de personalidad, fuerza y carácter.

En España no hemos necesitado la versión original por “culpa” suya, siempre tendrá para mí mucho más significado escuchar el ‘yo soy tu padre‘ de Darth Vader, el ‘recuerda quien eres‘ de Mufasa, el magnífico ‘sayonara, baby’ de Terminator y el ya ilustre ‘mi nombre es Bond, James Bond‘ de Roger Moore. No quiero que se me olvide mencionar que fue la voz del Capitan Kirk, aclamado personaje en la saga Star Trek, uno de los primeros doblajes que Romaro realizó. Después, ni siquiera él imaginaría que miles de españoles íbamos a tratar de imitar su voz para ponernos en el rol de esos grandes personajes del cine.

Actualmente, tengo entendido que Clint Eastwood no va a actuar en más películas y que Golpe de efecto podria ser la despedida a su carrera como actor. Quizás por esto, Romero, ha decidido que sea ese también su último trabajo. Aún no he ido al cine a ver esa película, pero tras esta noticia, tengo la obligación moral de hacer mi pequeño homenaje a estos dos ases del séptimo arte: al actor y a la voz.

 

Spaghetti Festival

oct-17-2012 By cinefilo

Foto: www.ayuntamientodetabernas.es

“Todos los revólveres tiene voz…y esa, la reconozco” (El bueno, el feo y el malo. Sergio Leone 1966) Y como no podría ser de otra manera, esa voz corresponde a la de Constantino Romero, cuya presencia eché de menos en Almería Western Film Festival 2012.

Y es que, no habiendo podido vivir este festival sobre cine del oeste con la intensidad y devoción que pudiera merecerse, muestro mi visión particular de un sábado con aires de bocata y cantimplora. Así me sentí en esta escapada con un puñado de amigos hasta Tabernas, donde se desarrolla el festival por segundo año consecutivo. Lea el resto de la entrada »

Mi agradecimiento a Sancho Gracia

ago-9-2012 By cinefilo

Hoy me levantaba optimista y feliz pero escuchando la radio me ha entrado una gran tristeza. Ha fallecido el gran Sancho Gracia

Un extraordinario actor que si bien como indica Dario Prieto en elmundo.es será recordado para muchos “como una intersección entre Robin Hood, el Capitán Trueno y John Wayne” en su personaje de Curro Jiménez, para mi es mucho más. De hecho ese papel a mi no me entusiasma especialmente aunque la gente que no lo conozca tiene la oportunidad de recuperarlo todas las tardes en la 2 a eso de las 20h.

Mi primer recuerdo de él fue en otra serie, “La mascara negra”, donde interpretaba a un justiciero enmascarado muy del estilo de “el zorro” (a la española) y el último, es haber visto el otro día de nuevo su papel de Jarabo en “la huella del crimen” repuesto de madrugada en no se que cadena.

Pero quiero quedarme con su magnifica trayectoria en el cine. Películas con Enrique Urbizu, con Alex de la Iglesia, con Adolfo Aristarain en la magnifica “martin Hache”, etc., demuestran la gran trayectoria de uno de los más grandes artistas de este país. Su poderosa presencia física, una voz que compite con la del gran Constantino Romero… Me quedará siempre la pena de no haberlo podido ver en directo en el teatro donde todos coinciden que era aun mejor actor

Si Sancho hubiera nacido en USA hoy sería considerado uno de los días más tristes de la cultura. Me gustaría que como hace muchos años ocurría, se recuperase la idea de emitir homenajes a grandes interpretes y reponer sus películas. Con la proliferación de cadenas de televisión que apenas aportan nada, una retrospectiva de Sancho sería bien recibida y más teniendo la filmografía amplia y completa que tiene.

Descansa en paz y mi más sentido pésame a toda su familia.