Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

”Aguas profundas” (“Dark Tide”). Halle Berry protagoniza esta película en la que una instructora de

‘Zero Dark Thirty’, la película de 160 minutos de duración que presuntamente se basa en un material

No soy una gran entendida en arquitectura, ni en cine, pero en muchas ocasiones, observaba un recurso recurrente que era asociar la personalidad de los edificios con las de los personajes o directamente con el tono a transmitir.

Lo mismo que hace una marca en un anuncio que le pone la chaqueta, la corbata o las gafas del color corporativo al protagonista.

Fue viendo la versión americana de Dark Water cuando el agente immobiliario uso la expresion; Estilo brutalista para definir la arquitectura del edificio.

Despues de consultar varias fuentes, siguen pareciéndome estéticamente perturbadores pese a que esa no es la intención de este estilo arquitectónico, sino mas bien la sencillez, carácter practico y especialmente destacar la falta de artifícios.

Son muchas las escenas en las que recuerdo este tipo de construcciones y edificios,  y si ya me daban una sensación de estigmatización ahora todabía me doy mas cuenta de la importante de donde vives o trabajas en algunas ciudades, es decir, en muchos de esas vivienda serias claramente incluido en un estrato social o estilo de vida.

Serán los arquitectos tan sumamente  pedantes como lo somos los que trabajamos en marca? probablemente.

Por eso el mundo es feo e inquietante a cada pasoy eso…

es lo mejor.

Notita: Os recomiendo ver la original de Dark Water Japonesa. 

Imagen

Imagen

No está demás decir que The Dark Knight Rises fue una de las películas más taquilleras y esperadas de este año. En Warner saben lo que ocasionó esta película y es por eso, que están estrenando este trailer para la venta del Blu-Ray. Lea el resto de la entrada »

Zero Dark Thirty en su salsa

oct-16-2012 By cinefilo

Sony Pictures sigue cocinando la promoción de Zero Dark Thirty al calor de la barbecue electoral estadounidense (dicho sea de paso, hoy faltan tres semanas exactas para los comicios presidenciales en USA). La estrategia de prensa consiste en ceñirse a la metodología tradicional (presentar adelantos del film: poster nuevo; segundo trailerfotos reveladoras) y dejar que los medios vuelvan a polemizar sobre la presunta condición proselitista de la controvertida película de Kathryn Bigelow y Mark Boal.

La reconstrucción ficcional de la “cacería” de Osama Bin Laden desembarcará en las salas norteamericanas el 19 de diciembre, y sin embargo el periodismo republicano sigue recordando la primera fecha de estreno estipulada: el pasado 12 de octubre. Este mismo sector de la prensa norteamericana señala la casualidad de que el lanzamiento del segundo trailer haya tenido lugar desde el día anterior a esa misma fecha pre-electoral.  

Con esta especulación en mente, Christopher John Farley sugiere en el blog Speakeasy del Wall Street Journal que Zero Dark Thirty sería un player (me disculpo por el vocablo inglés) en el duelo entre Barack Obama y su rival Mitt Romney. El título del artículo reformula la hipótesis con la pregunta retórica “¿Podría ZDT impulsar la campaña del Presidente demócrata?”.

Publicaciones online menos conocidas como Awards Daily se rasgan las vestiduras ante la “falsa controversia” de Farley, y demás “golpes bajos” que buscan descalificar toda iniciativa a favor de Obama y de paso enfurecer a los neoconservadores hasta sacarles “espuma por la boca”. Otras, en cambio, se muestran ajenas a la discusión política y celebran el protagonismo acordado a Jessica Chastain como síntoma de “ascenso de las espías femeninas”.
 
Del otro lado del Atlántico, el británico Daily Mail aprovecha la presentación del segundo trailer para repasar la historia de Zero Dark Thirty. Tras referirse a las acusaciones de connivencia proselitista, el autor del artículo en cuestión, James Nye, aclara que “el film ya se encontraba en pre-producción cuando Bin Laden fue asesinado el 2 de mayo de 2011″, suceso que exigió una “reescritura masiva del guión para incorporar el raíd letal”.

————————————————————————————
Posts relacionados
  La captura de Osama Bin Laden según Hollywood, una cuestión de Estado
  La contradicción de Kathryn Bigelow
  Zero Dark Thirty ahorra en campaña de prensa gracias al New York Times
  Matar a Bin Laden, del cine al joystick