Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

INICIOS DEL CINE DE ANIMACIÓN

dic-26-2012 By cinefilo

La animación es una técnica que consiste en dar sensación de movimiento a imágenes, dibujos, figuras, recortes, objetos, personas o cualquier cosa que la creatividad pueda imaginar, fotografiando o utilizando minúsculos cambios de posición para que, por un fenómeno de persistencia de la visión, el ojo humano capte el proceso como un movimiento real.
Mientras en el cine de imagen real se analiza y descompone un movimiento real (24 imágenes por segundo), en el cine de animación se construye un movimiento inexistente en la realidad (desde 24 hasta 8 imágenes por segundo).

Con la invención del paso de manivela, Chomón estableció los principios fundamentales de la animación. Mas tarde Cohl los aplicó al campo gráfico, y estableció las bases de lo que con los años se convertiría en la poderosa industria de los dibujos animados. McCay dio al dibujo animado la técnica básica con la que se ha mantenido hasta ahora, pues los principios de la animación en papel, en acetato o por ordenador, son exactamente los mismos; sólo cambian las apariencias que se van modernizando.
En el caso del ordenador, el truco del paso de manivela es llevado al extremo y el animador tiene el control total tanto del espacio (el objeto filmado) como del tiempo (el movimiento de las imágenes).
Gracias al avance tecnológico las técnicas actuales son bastante excelentes, ya no solo por la mejora de los ordenadores, sino por la cantidad de programas que permiten llevar a cabo la animación de manera rápida y sencilla en comparación con el inicio del cine de animación.

La animación apareció antes que el propio cinematógrafo. En 1888 el francés Émile Reynaud, padre del cine de animación, inventó el praxinoscopio, en el cual se utilizaba una técnica pre-cinematográfica de animación. Posteriormente lo perfeccionó con su teatro óptico, que permitía proyectar películas animadas dotadas de argumento en una pantalla para un público y, acompañadas de música y efectos sonoros, mantuvo un espectáculo de dibujos animados desde 1892 hasta finales del siglo XIX. De su producción, en la actualidad se conserva “¡Pobre Pierrot!”, de 12 minutos de duración.

El siguiente pionero del cine de animación fue el francés Émile Cohl, que desde 1908 realizó los primeros cortometrajes de dibujos animados, entre los que se destaca “Fantasmagorie”, de un minuto y veinte segundos de duración. Otro pionero fue George Méliès, el cual utilizó en sus filmes abundantes efectos realizados con técnicas de animación.

Uno de los primeros cortos de animación de la historia, del que poco se sabe, es “Los encantos de la vida urbana” realizado en 1912.
Y uno de los más famosos y también pionero, aunque posterior, es el que realizó Walt Disney el 19 de noviembre de 1928. No es ni más ni menos, que un cortometraje de su personaje estrella, Mickey Mouse.

El primer largometraje de animación de origen argentino fue mudo: “El apóstol” (1917) de Quirino Cristiani. Es una película que se ha perdido porque el celuloide en el que se reveló fue utilizado posteriormente en la fabricación de peines.
Otros largometrajes tempranos (que sí están a disposición del público actual) fueron “Die abenteuer des Prinzen Achmed” (1926) de Lotte Reiniger y “Le roman de Renard” (concluida en 1930 pero estrenada en 1937) de Starewicz.


Finalmente, en 1937 Walt Disney estrenó “Blancanieves y los siete enanitos”.Aunque en esta época ya existían bastantes.
Previamente a la II Guerra Mundial, la animación era utilizada como arma política, en la que se ridiculizaba a los grandes dictadores de la época.

PRINCIPALES PRODUCTORAS DEL CINE DE ANIMACIÓN

Después de 4 meses regreso a una sala de cine para ver el estreno más esperado del año.

“El Hobbit: Un viaje inesperado”: Dirigida por Peter Jackson, el mismo que dirigió la trilogía de ESDLA. Esta primera entrega de El Hobbit está grabada a 48 fps, por que en palabras del propio Jackson los 48 fps están hoy en día más cerca de la forma en que el ojo humano ve el mundo. A esta entrega la seguirán otras dos: El Hobbit: La Desolación de Smaug (Navidades de 2013), y El Hobbit: Partida y Regreso (Verano de 2014). Una breve sinopsis: Esta precuela de El Señor de los Anillos nos cuenta la historia que comienza un día en el que el hobbit Bilbo Bolsón, habitante de la Comarca, recibe la inesperada visita del mago Gandalf y de una compañía de trece enanos, liderada por Thorin, y compuesta por Balin, Glóin, Bifur, Bofur, Bombur, Dwalin, Ori, Dori, Nori, Óin, Kíli y Fíli. Los enanos necesitaban un miembro más en el grupo, un saqueador experto, para poder llevar a cabo su plan: alcanzar Erebor, derrotar al dragón Smaug y recuperar el reino y su tesoro. Gandalf les había recomendado para esta misión a Bilbo y de esta forma el Hobbit se ve envuelto en la aventura. Su odisea los llevará a las tierras más salvajes, tierras infestadas de goblins y orcos, letales wargos y arañas gigantes, cambia-formas y hechiceros.
El reparto encabezado por Sir Ian McKellen, incluye a una serie de actores desconocidos hasta ahora, y tampoco muy reconocibles tras sus caracterizaciones como enanos, sumados a otros de la Trilogía de ESDLA: Ian McKellen [Gandalf] El gran mago gris; Martin Freeman [Bilbo] Protagonista y relator de la aventura; Richard Armitage [Thorin “Escudo de Roble”] Jefe de la compañía de enanos, descendiente de una dinastía encabezada por Thror; y los 13 enanos: Ken Stott [Balin], Graham McTavish [Dwalin], William Kircher [Bifur], James Nesbitt [Bofur], Stephen Hunter [Bombur], Dean O’Gorman [Fili], Aidan Turner [Kili], John Callen [Oin], Peter Hambleton [Gloin], Jed Brophy [Nori], Mark Hadlow [Dori], Adam Brown [Ori]; Ian Holm [Viejo Bilbo]; Elijah Wood [Frodo]; Hugo Weaving [Elrond]; Cate Blanchett [Galadriel]; Christopher Lee [Saruman] El mago Blanco; Andy Serkis [Gollum]; Sylvester McCoy [Radagast] El mago Pardo, amigo de la naturaleza; Barry Humphries [Gran Trasgo]; Jeffrey Thomas [Thror] Abuelo de Thorin; Michael Mizrahi [Thrain] Padre de Thorin; Lee Pace [Thranduil] Elfo padre de Legolas; Manu Bennett [Azog] Rey de los Orcos de Moria; Conan Stevens [Bolg] Rey de los Orcos, hijo de Azog; John Rawls [Yazneg] Trasgo; Stephen Ure [Fimbul]; Bret McKenzie [Lindir]; Kiran Shah [Trasgo Escriba]; Benedict Cumberbatch [Nigromante]. De los personajes es necesario decir muy poco, solamente comentar algo acerca de sus interpretaciones: Ian McKellen bordando nuevamente su papel como Gandalf el mago gris, Andy Serkis inmenso en su papel de Gollum, Richard Armitage perfecto en su papel de Thorin que parece enfadado con el mundo. Sobre la historia, decir que Tolkien la escribió a partir de 1930 como regalo para sus hijos, por lo que se nota que, con un argumento aparentemente sencillo e infantil que esconde un ritmo ágil pero relajado, repleto de aventuras pero también de adjetivos y de innecesarias descripciones, se nos muestran las andanzas de Bilbo con los enanos hacia la Montaña Solitaria y la primera incursión importante en la Tierra Media. Tiene un inicio bueno, aunque los primeros minutos se hacen un poco lentos, por lo demás (a mi al menos) se me hizo corta. No obstante, tal como está filmada te pega al sillón y te hace disfrutar como a un “enano”, con una hora final rotunda y espectacular. Ahora comentaré algunos de los mejores momentos y los menos buenos, dentro de los mejores: La competición de acertijos entre Bilbo y Gollum, la huída de la guarida de los trasgos, la majestuosa aparición de las águilas, los paisajes y escenarios/decorados; y lo menos bueno: Que falta 1 año para la 2ª entrega. Resumiendo y dándole mi calificación, un nuevo éxito y peliculón de Peter Jackson recomendabilísima para disfrutar de una gran tarde de cine: y .

Thorin y los 12 Enanos

No cabe la menor duda, en cuanto al mundo audiovisual concierne, que tanto el cine y los videojuegos son un medio masivo y generalizado de entretenimiento. Mientras que el cine plantea un argumento (de mejor o peor calidad) y hace seguir pasivamente al espectador mediante una serie de hechos sobre los cuales no puede tener influencia alguna, los videojuegos requieren de la participación directa del gamer que, a la postre, se ve capacitado para influir en el destino último del protagonista de la historia. Ahora bien, ¿qué pasa cuando estos dos mundos de naturaleza tan similar se entremezclan y retroalimentan?, ¿existe realmente una simbiosis entre ambos sectores del campo audiovisual?, ¿de qué películas tenemos un guión apropiado para adaptar a la jugabilidad de un título y viceversa? Desde Flopgames intentaremos responder a estas interesantes cuestiones y a otras basándonos en algunos datos objetivos y en nuestra propia opinión de cinéfilos empedernidos. Esperamos queridos lectores, que sea de vuestro agrado, y al mismo tiempo, poder compartir ideas con vosotros. Así que si os parece, allá vamos…

Lea el resto de la entrada »