Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

SE PRESENTA “TWICE BORN” EN TORONTO

sep-14-2012 By cinefilo

Festival Internacional de Cine de Toronto

La coproducción hispano-italiana y el documental “Hijos de las nubes”, de Javier Bardem fueron presentados por Penélope Cruz, quien esta incluída en el reparto de dicha cinta, en el marco del Festival Internacional de Cine de Toronto.

“Twice Born”, dirigida por el actor y realizador italiano Sergio Castellito y basada en una novela de su esposa, la autora Margaret Mazzantini, incluye un reparto internacional: el estadounidense Emile Hirsch, el bosnio Adnan Haskovic, la turca Saadet Aksoy y el italiano Pietro Castellito.

La acción de la película alterna entre el asedio de la ciudad bosnia de Sarajevo en la década de 1990 y el tiempo presente para narrar la historia de Gemma (Penélope Cruz), una italiana que en el Sarajevo de antes de la guerra conoce a un fotógrafo estadounidense, Diego (Emile Hirsch).

La pareja se enamora, pero la imposibilidad de tener hijos les conduce de vuelta a Sarajevo, esta vez en medio de la salvaje y triste guerra civil que asoló las antiguas repúblicas yugoslavas al final del siglo XX.

El documental “Hijos de las nubes: la última colonia” es otra película de conflicto, esta vez del de Sahara Occidental y los refugiados saharauis, que viven en el corazón del desierto en tierra de nadie y sin país.

Bardem, durante una entrevista, reconoció ayer que el documental, que fue dirigido por Álvaro Longoria y producido por el propio actor, está permitiendo a mucha gente fuera de España descubrir la situación de los refugiados saharauis.

”La reacción de la gente que la está viendo fuera de España es buena. En la mayoría de los casos, la gente no sabe de este asunto, de este conflicto y lo reciben con cierta sorpresa y también con preguntas como por qué es así está situación, desde cuándo y qué se puede hacer al respecto”, dijo Bardem.

”En definitiva, son preguntas que siempre hemos intentado responder en el documental. Es la pregunta que tenemos todos. Por ejemplo en el Festival de Toronto está gustando mucho y toda la gente quiere echar una mano como pueda”, añadió el actor español.

Por su parte Longoria, que durante años ha sido uno de los más reconocidos productores de España y para quien “Hijos de las nubes” es su debut como director, dijo que “la película queríamos que fuese para todos. Para el que conoce y para el que no conoce”.”Pero en el proceso de hacer la película nos dimos cuenta que incluso la gente que no conoce, nosotros mismos no conocíamos la complejidad del conflicto hasta que nos metimos dentro. Y queríamos contarlo para que todo el mundo lo conociese”. Explicó.

SoloRockMX® ONLINE 2012

 

 

 

Penélope Cruz junto con Emile Hirsch en un fotograma de ‘Volver a nacer’.

Vía ElPaís.com

Está claro que ha sido un espejismo, pero algo es algo. Las preocupaciones en el cine se han tomado esta mañana un pequeño descanso, lo que ha durado la presentación en Madrid de las películas españolas que estarán presentes en la 60 edición del Festival de Cine de San Sebastián, con su director a la cabeza, José Luis Rebordinos. En total serán catorce los títulos de producción española que se verán en el certamen que comienza el próximo 22 de septiembre. Fernando Trueba, Juan Antonio Bayona, Eduard Cortés, Pablo Berger o Javier Rebollo son algunos de los directores que defenderán sus películas en el Zinemaldia, cuya presencia en Madrid ha contado con la asistencia de productores, distribuidores y exhibidores, así como de representantes de televisiones públicas y privadas y de numerosos actores, como Fernando Tejero, Tristán Ulloa, Ana Álvarez, Ernesto Alterio o Manuela Vellés. Ha sido también el primer acto oficial del nuevo director de TVE, Ignacio Corrales, que ha llegado acompañado de Eva Cebrián, directora del área de cine de la cadena pública, y allí se ha encontrado con la directora del ICAA, Susana de la Sierra. La cara de satisfacción de Rebordinos, al final de la mañana, demostraba el éxito de esta convocatoria en Madrid, primera que realiza el Festival de San Sebastián. “No hay mejor sitio que este para presentar la oferta rica y variada de nuestro cine”, aseguraba el director del certamen. Fue una especie de paréntesis dentro de la tremenda preocupación que se vive en la industria cinematográfica tras los recortes de Cultura y la sorpresa de la subida en 13 puntos del IVA, propuesta por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y que ha puesto en pie de guerra al sector.

Esto no ha hecho más que empezar. A las 14 producciones o coproducciones españolas anunciadas por el director del Zinemaldia, que estuvo acompañado en la presentación por Maialen Beloki, miembro del comité de selección del certamen, se unirán en los próximos días otros títulos también con participación española y que se mostrarán en la sección Horizontes Latinos, así como el resto de la sección oficial y los ansiados premios Donostia.

Penélope Cruz y Maribel Verdú estarán en la sección oficial a concurso. La ganadora de un Oscar participará con la última película del actor y director Sergio Castellitto, Volver a nacer, basada en la novela de Margaret Mazzantini, publicada en España por Lumen. Cruz y Castellittoya coincidieron en 2004 en No te muevas, filme con el que la actriz consiguió el premio Donatello. Volver a nacer narra el regreso de una mujer a Sarajevo, ciudad de la que huyó con su hijo tras perder allí a su marido. Maribel Verdú es la protagonista de Blancanieves, de Pablo Berger, una original visión en blanco y negro del cuento de los hermanos Grimm, ambientada en los años 20 en el sur de España.Fernando Trueba buscará la Concha de Oro con El artista y la modelo, una historia en la Francia ocupada en torno a un viejo escultor, interpretado por Jean Rochefort. La otra película a concurso será El muerto y ser feliz, de Javier Rebollo. Será la tercera ocasión en la que Rebollo compita en el festival donostiarra, después de hacerlo en 2006 con Lo que sé de Lola y tres años más tarde con La mujer sin piano, con la que consiguió la Concha de Plata al mejor director. El muerto y ser feliz es una comedia negra sobre un viejo asesino a sueldo que interpreta José Sacristán.

Maribel Verdú, la pérfida madrastra de la ‘Blancanieves’ de Pablo Berger.

En la sección oficial pero fuera de concurso estarán la esperadísima película de Juan Antonio Bayona, Lo imposible, que narra el infierno de un matrimonio y sus hijos durante el tsunami de Tailandia y que cuenta con un reparto internacional, con EwanMcGregor y Naomi Watts, y¡Atraco¡, de Eduardo Cortés, sobre un demencial robo de joyas a Eva Perón, después de empeñarlas en un establecimiento en Madrid en 1955 para poder pagar sus gastos en el exilio.

La sección Nuevos Directores contará con Animals, de Marçal Forés;Chaika, de Miguel Ángel Jiménez, y Los increíbles, dirigida por David Valero. Finalmente, en Zabaltegi especiales se podrán ver Baztan, de Iñaki Elizalde, Bypass, de Aitor Mazo y Patxo Telleria, Operación E, de Miguel Courtois, 7 días en La Habana, historia dirigida por Benicio del Toro, Pablo Trapero, Julio Medem, Elia Suleiman, Gaspar Noé, Juan Carlos Tabio y Laurent Cantet, además de Zuloak, de Fermkin Muguruza.

En este segundo año como director del certamen, Jose Luis Rebordinos resaltó la rica y variada oferta de los títulos españoles seleccionados –“ya veremos el año próximo con la repercusión de la crisis”- y volvió a recordar la decidida apuesta del festival por el cine español y su obsesión por combinar el aspecto cultural y el industrial. “Es una realidad la obligación del certamen con el cine español. Tenemos que mostrar lo que se está haciendo en el cine en España, además de servir de lugar de encuentro de la industria y de intercambio con otras cinematografías. Está claro que la cultura nos hace mejores porque nos permite desarrollarnos como ciudadanos, pero en un festival no podemos olvidar el negocio y la industria”.

Los recortes en Cultura y la subida del IVA planearon, como no podía ser de otra manera, en las conversaciones de los asistentes, como el presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, el de los productores, Pedro Pérez o el de los exhibidores, Juan Ramón Gómez Fabra, pero con una sensación de buscar la unidad y hacer frente a la crisis que se avecina si el Gobierno no echa marcha atrás. La directora del ICAA, Susana de la Sierra, se mostró muy orgullosa a nivel personal e institucional con la representación española en la 60ª edición del certamen donostiarra, de la que destacó su calidad y variedad. Sin querer entrar directamente en la polémica sobre la subida del IVA -“no es de mi competencia”-, Susana de la Sierra se remitió a las palabras de ayer del secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, de las que se desprendía sus reticencias y escepticismo sobre la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy, pero sí apuntó que esta subida es incompatible con la política europea de excepción cultural en la que se engloba el cine. “El cine es parte de la cultura y Europa considera a la cultura un tema de excepción cultural. No solo Europa, también la Organización Mundial del Comercio y la Unesco”.

El oasis y la armonía en el interior de la Academia de Cine contrastaba con los gritos, protestas y pitidos ante la cercana sede del Partido Popular.

Image

¿Realmente somos libres?

El día de hoy decido escribir acerca de una de las películas que si bien no recibió grandes premios ni fue un éxito rotundo en la taquilla, fue para mí un gran mensaje para la sociedad moderna y una invitación para disfrutar cada momento de nuestra existencia.

Se trata de “Into the Wild”, conocida en México como “Camino Salvaje”, película del 2007 dirigida y escrita para la pantalla por Sean Penn, en la cual nos cuenta la historia de Christopher McCandless, un joven que termina sus estudios en la Universidad de Emory en Atlanta, con las mejores calificaciones posibles

Parte del pensamiento de Christopher radicaba en el por qué hacer cosas que no queremos hacer, situaciones que Christopher señaló, como el cursar una carrera (lo que el llamó un invento del siglo XX) a las que nos tenemos que enfrentar hoy en día irremediablemente para poder desarrollarnos y que muchas veces pensamos si realmente son necesarias.

Se trata de un joven tranquilo, interpretado (para mí reencarnado) por Emile Hirsch, el cual disfruta la lectura, ama la naturaleza y rechaza la ambición por lo material, situación que lo lleva a tener una confrontación con su padre, ya que trataba de comprarle un auto nuevo. La narrativa utilizada en el largometraje es no lineal, la historia es contada en diferentes momentos de la vida del protagonista y de su viaje.

Poco tiempo después de la confrontación por el auto, Christopher decide destruir sus tarjetas de crédito, donar todos sus ahorros (que destinaría para continuar estudiando) a la caridad, quemar unos cuantos dólares y partir en su auto, para posteriormente abandonarlo y seguir para cumplir su sueño, llegar a Alaska.

Durante su recorrido tendrá grandes experiencias, se encontrará en situaciones difíciles, lejos de toda comodidad que siempre tuvo con sus padres (aparentemente) conocerá personas que lo ayudarán a subsistir económica y espiritualmente.

Las primeras personas que se encuentra en el camino son una pareja hippie, los cuales sin dudarlo, se ofrecerán a arroparlo y a escucharlo. Posteriormente Christopher se dará cuenta que la pareja no pasa por un buen momento, la mujer se encuentra enfrentándose a un hijo perdido (situación que la lleva a identificarse con Christopher), por lo cual Christopher decide partir para seguir en busca de su sueño.

A lo largo de la historia, nos daremos cuenta los motivos que tuvo el protagonista para partir y abandonar la vida que “debería” tener. Una familia fragmentada, problemas fuertes entre sus padres, peleas constantes, mentiras, situaciones que llevaron a Christopher junto con su hermana, a soportar constantemente lo que él llamaba “hipocresía” por parte de sus padres.

Continuando su viaje, se encontrará con Wayne, un rudo pero igualmente hospitalario agricultor que se encargará de darle trabajo, y de presentarle a alguien que le puede ayudar para aprender acerca de caza y de subsistencia en lugares salvajes.

Como podemos ver, Christopher partirá y se enfrentará a la vida como él imaginó que debería ser, con completa libertad, cerca de la naturaleza, sin las presiones y sin cumplir aquella situación que Manuel Castells llama “Predeterminación del tiempo vivido”.

A lo largo de la historia aprenderemos que Christopher nunca duda, al contrario, disfruta cada momento, siempre con la meta de Alaska por delante, sin pensar en otra cosa, con la ambición de vivir por si solo, como siempre lo soñó.

Christopher conocería a otras personas importantes durante su recorrido, que si bien no llegaría a conocer a fondo, le pondrían pruebas importantes de vida y todos los involucrados siempre se preguntarían ¿Cómo puede un joven que proviene de una “buena” familia, huir así?. Una escena nos mostraría a Christopher imaginando como sería su vida si hubiera decidido vivirla como estaba todo planeado, viéndose con un traje y con una mujer en un restaurante elegante.

Una de las pruebas a las que se enfrenta es conocer a una joven de 16 años dentro de una comunidad hippie, la cual, buscaría a Christopher a toda costa para tener una relación amorosa, situación que Christopher rechazaría sin dudarlo, poniendo por delante su sueño y decidiendo partir. Cabe señalar que aquella joven fue interpretada por la hermosa Kristen Stewart.

Image

Posteriormente, como último peldaño antes de poder llegar a su objetivo de Alaska (el cual no fue sencillo al partir desde Atlanta) conocería a Ron, un anciano que vive solo y que conforme conoce a Christopher, puede compartirle su experiencia de vida, con una esposa y un hijo atropellados por un alcohólico, lo cual lo llevó a entregarse al alcohol.

Ron se ofrece a llevar a Christopher lo más cercano a Alaska posible en su auto, y al llegar hasta donde pudo llevarlo, le proponer entre lágrimas adoptarlo, sabiendo que cuando él muera, se habrá terminado su familia (ya que fue hijo único de padres que también lo fueron) situación a la que Christopher responde proponiéndole hablar de ello cuando vuelva de su viaje, situación que nunca ocurrirá.

Christopher McCandless vivirá por meses en un autobús abandonado en Alaska, viviendo de arroz y de algunos animales que pudo encontrar por allí, sin embargo, el hambre comenzará a jugar su papel, Christopher no tiene el corazón para cazar a un alce que pasa frente a él con su pequeña cría.

Posteriormente podemos ver que un gran oso pasa frente a un Christopher que se encuentra consumido por el hambre, mismo que no hace más que olfatearlo, situación que nos da a entender que nuestro protagonista ya era uno mismo con la naturaleza.

Cerca del final, cuando más padece de hambre, Christopher decide escribir una nota pidiendo ayuda y sale a buscar alimento, encontrando vegetación, por lo cual recurre a su guía de plantas comestibles y no comestibles, comiendo así un pequeño fruto rojo, mismo que sería el causante de su muerte. Poco después podemos ver a sus padres, completamente devastados por la ausencia de noticias de su hijo, arrepentidos por todo lo que hicieron o dejaron de hacer. Su hermana sabía que Christopher debía “escribir su propia historia”.

Christopher McCandless (quien cambiaría su nombre a Alexander Supertramp durante su viaje) moriría en 1992, después de 2 años de viaje, experiencias y encuentros, sucumbiría ante el envenenamiento a causa de aquel fruto que sería en ese momento su única fuente de alimento.

El discurso de la película es claro, poco antes del final, una frase nos daría a entender el pensar de Christopher y su más grande aprendizaje, “Happiness only real when shared”, la felicidad solo existe cuando se comparte, es la lección, aprender a compartir. A la par, rescato un mensaje que me parece muy importante, el aprender a disfrutar todo lo que fue puesto en nuestro planeta, la naturaleza, todo lo bello y lo poderoso que existe en la Tierra y respetarlo.

Cabe señalar que este largometraje está basado en una historia real, misma que fue conocida al encontrar las memorias de Christopher en el “autobús mágico” junto con su cuerpo y un autorretrato sin revelar.

Image

Christopher no informó a ninguno de sus familiares ni amigos acerca de su aventura (tratando y logrando evitar el ser encontrado). Su historia, fue dada a conocer internacionalmente por Sean Penn, mismo que luchó arduamente con la familia de Christopher para permitirle realizar la película, grabando en muchos de los lugares en donde en realidad estuvo Christopher.

Es cierto, hoy en día es difícil escapar de todo aquello que tenemos que hacer para poder vivir y desarrollarnos dentro de una sociedad, sin embargo es importante rescatar la esencia del ser humano, el compartir las experiencias, transmitir el conocimiento, y encontrar así un motivo por el cual disfrutar cada momento de nuestras vidas, sin importar todas las pruebas que se nos presenten. Aprender a vivir con la naturaleza, no perder nuestra esencia, ya que como seres humanos, siempre somos vulnerables frente a nuestro entorno.

Se trata de una película con una hermosa fotografía, lugares encantadores, personajes entrañables, una música que se hizo especialmente para la película por Eddie Vedder (vocalista de Pearl Jam y gran amigo de Penn), grandes actuaciones (Roger Ebert quedaría encantado con la interpretación de Hirsch llamándola, “una interpretación hipnotizante y algo más que una simple actuación”) y un mensaje que debemos guardar muy dentro, disfrutar cada momento, siempre ser nosotros mismos y aprender a compartir.

Tres películas de géneros diferentes se estrenan esta semana en los cines de la república Dominicana. Uno es un drama respaldado de gran calidad con varios premios internacionales, otro es ciencia ficción con muchos elementos que combinan la acción con el suspenso y el otro es una cinta de horror de bajo presupuesto que busca seguir explotando el ya gastado recurso de los videos aficionados.

The Darkest Hour

Max Minghella, Veronika Ozerova, Olivia Thirlby y Emile Hirsch en una escena de "The Darkest Hour"

Esta es una película de Summit Entertainment, la cual trata sobre una invasión extraterrestre que se efectúa cuando un grupo de amigos están de vacaciones en Moscú. Su director es Chris Gorak (“Minority Report”, “Fight Club”) y el elenco cuenta con las actuaciones de Emile Hirsch, Rachael TaylorOlivia Thirlby y Max Minghella.

Todos son presa del pánico cuando se oscurece el cielo producto al descenso de los extraterrestres, los cuales tienen la intención de apropiarse de los suministros del planeta y matar a los seres humanos.

Lea el resto de la entrada »

Summit Entertainment ha lanzado el trailer de su film “The Darkest Hour“, la cual trata sobre una invasión extraterrestre que se efectúa cuando un grupo de turistas están de vacaciones en Moscú. Su director es Chris Gorak (“Minority Report”, “Fight Club”) y el elenco cuenta con las actuaciones de Emile Hirsch, Rachael TaylorOlivia Thirlby y Max Minghella. Todos son presa del pánico cuando se oscurece el cielo producto al descenso de los extraterrestres, los cuales tienen la intención de apropiarse de los suministros del planeta y matar a los seres humanos. Los invasores son presentados como fuentes de energía viva, que se alimenta de otras fuentes y desintegra fácilmente a sus enemigos. Con el respaldo de Wanted Timur Bekmambetov y la ventaja de un lugar un poco diferente a los habituales (Moscú), “The Darkest Hour” muestra una invasión alienígena ligeramente diferente a las que han populado hasta el momento y que sugiere un nuevo horizonte. Se estrenará el 23 de diciembre de 2011.

Emile Hirsch en una escena de "The Darkest Hour".