Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

DURO5

Un nuevo trailer de A Good Day To Die Hard ha sido lanzado en la web. La 5a entrega de esta franquicia, tal y como comentamos anteriormente, Padre e Hijo se encuentran en medio de la fuga de un líder rebelde ruso. La cinta dirigida por John Moore, será estrenada en cines de EUA el 14 de Febrero próximo. ENJOY Lea el resto de la entrada »

 

 

 

 

“El 007 de Plainfield, New Jersey.” El estudio 20th Century Fox lanzó el primer teaser de A Good Day to Die Hard, la quinta entrega de la saga Duro de matar, y es sencillamente espectacular. Esta nueva película llevará a John McClane (Bruce Willis) a un escenario internacional como Moscú, Rusia, y si en la cuarta entrega conocimos a la hija de McClane (la bella Mary Elizabeth Winstead) ahora es el turno de presentarnos a su hijo Jack (Jai Courtney, de la serie Spartacus). Ambos deberán formar una alianza a pesar de sus diferencias para impedir un ataque terrorista a escala global, sobrevivir y salvaguardar la democracia mundial.

Este primer avance no revela absolutamente de lo que será la trama pero sí muestra una gran cantidad de increíbles escenas de acción, que son mejores aún al ritmo de una versión remixada del Himno a la alegría. Las secuencias de acción son todo lo que uno podría esperar de una película de Duro de matar pero habrá que ver qué tiene John Moore (Max Payne) para aportar a la saga. A Good Day to Die Hard también contará con las actuaciones de Sebastian Koch, Yulia Snigir, Cole Hauser, Amaury Nolasco, Megalyn Echikunwoke y el debut de la modelo de Victoria’s Secret, Anne Vyalitsyna. El film llega a las salas en la “romántica” fecha del 14 de febrero de 2013.

Tras colaborar en la laureada ‘Good Will Hunting‘ en 1997, que le valió un Oscar por mej

GOOD BY LENIN

sep-1-2012 By cinefilo

Miércoles 12 de septiembre – 19:30 hrs. Sala Verde – Casa de la Cultura de Ñuñoa – Av. Irarrázaval 4055. Entradas Liberada previo retiro de invitaciones en Av. Irarrázaval 4280, de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 hrs. – CUPOS LIMITADOS.

“GOOD BY LENIN”

GOOD BYE, LENIN

Col., Alem., Subt Esp, 120 min

2003 Wolfgang Becker

con: Daniel Brühl, Katrin Saß, Chulpan Khamatova, Maria Simon, Florian Lukas, Alexander Beyer, Michael Gwisdek, Burghart Klaußner

COMEDIA. RDA. FRONTERAS ALEMANAS. BERLIN

Berlin (este) en otoño de 1989: La madre de Alex Kerner está en estado de coma luego de haber sufrido un infarto, por lo cual no se entera de la Caída del Muro. En verano de 1990 se despierta. El médico explica que cualqier tipo de excitación podría tener consecuencias fatales para la paciente. Alex tiene que impedir que se entere de la caída del Estado del SED (Partido Socialista Unico). El y sus amigos hacen como si la RDA siguiera existiendo para engañar a la mujer enferma; la ilusión funciona hasta que la verdad inevitablemente tiene que salir a la luz. Esta comedia inteligente fue la película alemana más exitosa del año 2003 y fue premiada como la mejor película europea de ese año

GOOD BYE, LENIN!

ago-22-2012 By cinefilo

Ayer subí un nuevo peldaño en la escala del diletantismo.  Hoy ya me encuentro en una posición respetable, confiado para mirar por encima del hombro a los individuos de la masa que, pobres ellos, sueñan con el día en que puedan fardar de sus conocimientos de baratillo sobre los tótems de la cultura popular.

Los tótems de la cultura popular, esos mismos que lejos de gobernar el espacio mediático mantienen su posición unos metros por encima, como si en efecto fueran tótems a los que rendir tributo.  La lista de estos referentes, casi tan básicos como unos memes, es a la fuerza interminable, aunque la mayoría de ellos tienen su origen en Estados Unidos y son tan digeribles como un yogur sabor fresa.

Los Beatles, por ejemplo.  Están por todas partes.  Son el pan de la música popular.  No creo que en Occidente haya una sola persona con televisor en casa que evite oír hablar de ellos, al menos, una vez cada dos semanas.  Si no es un concierto de Paul McCartney es una reedición de sus discos, y cuando no, una exposición de fotografías que Elton John hizo a Yoko Ono en su apartamento de Manhattan.  Los Beatles, según nos cuentan, fueron muy importantes en la música.  ¿Responde su omnipresencia mediática a su crucial papel en el pop contemporáneo?  Para nada.  Más bien está relacionada con el lucrativo negocio de sus derechos de autor y sobre todo con la inercia.  La inercia de hablar de lo que todo el mundo habla para pensar poco y dárselas de way.

En la literatura, y por no alargarme: 1984 y ‘Un Mundo Feliz’.  En un primer momento llegará la pregunta de si has leído 1984, ya sabes, el libro ese, de Orwell, con el Gran Hermano y todo el rollo.  Acto seguido, esa misma persona te preguntará: ¿Y ‘Un Mundo Feliz’? ¿Has leído ‘Un Mundo Feliz’?  La del soma y tal.  Qué pasote.

Ahora traslademos esta práctica de destripe al mundo del cine, campo minado de referentes impuestos por inercia que, independientemente de su indudable valor artístico, reciben un reconocimiento desmesurado.  ‘Reservoir Dogs’ y ‘Pulp Fiction’, ‘Miedo y asco en Las Vegas’.  ‘Ciudadano Kane’.  Y cómo no, Stanley Kubrick: ‘La Naranja Mecánica’, ‘2001: Una Odisea en el Espacio’ y ‘La Chaqueta Metálica’.  Estas tres películas merecen que de vez en cuando llegue el diletante de turno a espetarte: “¿No has visto ‘La Naranja Mecánica’? Es un retrato estupendo de la violencia”.  Cómo convertirse en un auténtico cinéfilo memorizando cuatro sencillas frases.  No ‘Senderos de Gloria’.  No ‘¿Teléfono Rojo? Volamos hacia Moscú’.  Cuatro sencillas frases y cuatro películas que cualquiera puede llegar a conocer y ver.  Que nadie se confunda.  Les habla un tío con un póster de ‘Pulp Fiction’ en la pared de su cuarto.  Yo también soy un diletante a mi manera, lo cual no significa que no critique la imposición de figuras totémicas, esas obras que uno tiene que escuchar, leer o ver a la fuerza, porque sí, porque molan y punto.  Igualmente molan ‘Jean de Florette’ y ‘Manon des Sources’ y aquí en Expaña no se comen ni una mierda.

Un último nombre en esta lista de intocables: la laureada ‘Good Bye, Lenin!’.  Ayer la vi, gracias a la generosidad de un amigo que me la dejó en DVD y después de un mes descansando sobre la estantería.  Una de esas películas sobre las que alguien te pregunta de tanto en cuanto.  Y además es alemana, qué exótico.  Inspirada en la República Democrática Alemana.  Una cinta con toques efectistas, de factura muy cuidada y un leitmotiv muy superficial.  ‘Good Bye, Lenin!’ no enseña nada.  Recurre a un interesante episodio histórico relativamente reciente y no nos da ninguna lección.  Basándose en la misma época pero ofreciendo mucho más en cuanto a estilo e ideas tenemos ‘La Vida de los Otros’ (‘Das Leben der Anderen’, me encanta cómo suena en alemán), aunque entiendo que no son comparables, pues ésta es un drama con todas las letras y el film de Wolfgang Becker tiene tintes cómicos muy marcados.

Los protagonistas de ‘Good Bye, Lenin!’ apenas tienen profundidad.  El guión, salpicado por la narración del personaje de Daniel Brühl, pretende relatarnos la Caída del Muro a base de chascarrillos.  Una historia liviana, una película fácilmente olvidable que se deja ver.  El final es un tanto ambiguo pues siembra en el espectador la duda de saber si finalmente la madre se entera de que el muro ha caído meses atrás.  En ese caso, sonríe celebrando el empeño de su hijo por que no se entere, intentando en vano mantenerla en una burbuja con el fin de no sobresaltarla.

De tratarse de una historia trascendental, bien podría servirnos ahora para evocar el final de una era.  Un final sin transición, de un día para otro, en el sistema político-económico.  ‘Good Bye, Lenin!’ no da para tanto, ni falta que hace, porque nuestro cambio de paradigma va a ser paulatino, una caída dulce, como diría Felipe González.

En suma: ‘Good Bye, Lenin!’, una peli’ bonita, lograda estilísticamente.  Sirve para dárselas de guay y quedaría de perlas en una crónica cultural de Carlos del Amor.