Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Chrash (Alto impacto 2004 film) Análisis por Lizeth Rasan.

A propósito de mostrarnos como personas con frases inéditas, con desacostumbrados pasos en la pista de baile, manifestando evidencias de cuan difícil es la tolerancia, somos personas al final difíciles de complacer, y en ocasiones permanecemos solitarios en medio de la multitud.

El guión de Paul Haggis PH “Chrash” nos acerca a un segmento típico, que igual se establece en nuestra localidad, que en la de nuestra familia más alejada. La desarticulación social es parte de cierto entrenamiento colectivo cada mañana. Contemplándolo desde la lista de noticias matutinas, hasta la oportunidad de reunir a la familia en el atardecer en nuestra cocina.  La historia de PH es una cuerda integrada por hombres y mujeres, por una pluralidad, un conjunto de individuos, mas como hilos torcidos que forman un solo cuerpo, un cordel en el que recorren paralelamente la historia en torno a la tolerancia, más o menos grueso, largo y flexible, un sector de actos circulando nuestro cuello, nosotros como intérpretes nos aferramos al espiral, sujetándole con brío. Somos el clan intentando interponerse unos a otros para crear el cabo de la comprensión humana.

Crash brota sin empantanarse. Presenta a los protagonistas como una reflexiva danza entre rivales que se reconocen derrotados después del embate. Nadie puede ser vencedor en una lucha de rivales idénticos. Frente al espejo no podemos amedrentarnos. Somos nosotros debajo de la espada. Y somos también nosotros quienes empuñamos la espada frente al rostro contrario.

Las brechas abiertas entre las culturas inician al abrir nuestros oídos a los gritos, malentendidos, rechazos, burlas, quejas, despidos, agravios, desdeños, empujones y oídos sordos.

Crash alumbra la incertidumbre del recelo del oscurantismo citadino, enmarcado en L. A. Ca., reemplazo común de Londres, Tokio o México. La megalópolis es la carnada del empleo, de la economía, de la salud, de las tradiciones, de los honores, de las permutas. El idioma teje el lindero abrazándoles a todos, permitiéndoles participar, olvidando el estoicismo y la conformidad. Porque las injurias penetrarán los ojos, los oídos, las paciencias, los corazones, los cabellos, los sueños y las bondades. Las armas terminarán con los principios, la multitud, agotarán el impulso, con el arrebato, liquidarán la cólera entre iguales, los gatillos engullirán al cielo, también los susurros salvajes menoscabando la vida, los proyectos y las fantasías opacando la luz entre el polvo, imitando una final exhalación.

Crash salpica el odio entre hermanos que caminan por la misma acera, que inician las frases con las mismas palabras, que tragan con la misma cuchara el bocado, que visten el mismo saco, que duermen la misma siesta, que acompañan la misma canción y sueñan el mismo sueño. Podemos ocupar su lugar y sentir desdén y afrenta, podemos trabajar y cambiarlo por gozo avanzar con ánimo y satisfacción en un trueque firme para abrazarnos con obstinación buscando vivir la tolerancia descuidada.

La tolerancia busca desesperadamente emerger, tomar nuestra boca, argumentar de un modo u otro, que si podemos mantener respeto unos por otros, que si podemos cambiar de rol en todo momento. Somos capaces de tomar el lugar de los otros. La tolerancia deberá ser parte del respeto a la variedad, a la desigualdad entre toda clase de individuos. Se trata de una actitud de consideración y cortesía hacia la diferencia, de una disposición a admitir en los demás una manera de ser y de obrar distinta de la propia, de la aceptación del pluralismo entre hombres, mujeres, razas, edades. Ya no es permitir un daño sino admitir puntos de vista diferentes y legítimos, ceder en un conflicto de intereses justos. Y como los conflictos, las diferencias y las violaciones son la moda contemporánea, la tolerancia es un valor que es imprescindible, irreemplazable y juntos exhortamos a impulsar, a pesar de situar la tolerancia en una balanza desequilibrante ante nuestras presiones cotidianas.

“Tolerancia significa disculpar los defectos de los demás; tacto, no reparar en ellos”. Arthur Schnitzler (1862-1931) fue un narrador y dramaturgo austríaco. Médico de profesión.

corazón, cœur, heart,  herz,

corazón, cœur, heart, herz,

ficha fílmica

TÍTULO: Chrash (2004 film)

Directed by Paul Haggis.

Produced by Paul Haggis, Mark R. Harris, Robert Moresco, Don Cheadle, Bob Yari, Cathy Schulman.

Screenplay by Paul Haggis, Bobby Moresco.

Story by Paul Haggis

Starring Cast  Karina Arroyave, Sandra Bullock,  Don Cheadle, Keith David, Matt Dillon, Jennifer Esposito, William Fichtner, Brendan Fraser, Terrence Howard, Chris “Ludacris” Bridges, Thandie Newton, Ryan Phillippe, Larenz Tate, Michael Peña, Bahar Soomekh.

Music by Mark Isham

Cinematography J. Michael Muro

Editing by Hughes Winborne

Studio            Apollo, ProScreen GmbH & Co, Harris Company, BlackFriar’s Bridge, Bull’s Eye Entertainment, Yari Film Group, DEJ Productions

Distributed by Lionsgate(USA) Pathé (UK)

Release date(s) September 10, 2004 (TIFF) May 6, 2005 (United States)

Running time           112 minutes

Country United States, Germany

Language English

http://es.wikipedia.org/wiki/Crash_(pel%C3%ADcula_de_2005)

http://aquevedo.wordpress.com/tag/desarticulacion-social/

Crash

sep-8-2012 By cinefilo

Paul Haggis nació en Ontario (Canadá) en 1953. Es escritor, guionista y director de cine. Con tan só

Olivia Wilde, James Franco, Paul Haggis y Mila Kunis en Third Person

Mila Kunis, Casey Affleck y James Franco se han unido a Liam Neeson y Olivia Wilde en el drama romántico ‘Third Person‘, de Paul Haggis, informa Variety.

La película se centra en tres líneas argumentales, tres historias de amor, tres relaciones en tres ciudades diferentes que se combinan de una manera muy extraña: Nueva York, París y Roma.

Según Haggis, ”Las tres historias contemplan el principio, la mitad y el final de una relación. La pareja en Italia representa el principio, la de París la mitad y la de Nueva York el fin“.

La parte italiana contará con Affleck y Moran Atias (que ya participó con Haggis en ‘Los próximos tres días’), Neeson y Wilde serán los escritores en la sección de París, y Franco y Kunis son una pareja separada en Nueva York.

El rodaje está previsto que comience el 17 de octubre en Roma.