Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Desde bien pequeñita me ha gustado leer. Además, soy de esas personas que, si están leyendo un buen libro, se meten tan dentro que acaban sintiendo como propias las venturas y desventuras de los personajes. Y no lo digo por decir. Lloro, río y me enfado cuando leo. Hasta digo tacos. Y compensa. Para mí, sentirme parte de una historia es uno de los grandes placeres de mi vida.

Claro que quizá tenga algo que ver con este nivel de implicación mi imaginación. Cuando leo un libro le pongo cara y cuerpo a los personajes, me imagino sus casas, los paisajes, sus vestidos.  Por eso, cuando me entero de que uno de los libros que me han gustado va a ser llevado a la gran pantalla, o a la pequeña,  me muero de ganas de verlo. Me gusta comparar mi imagen mental con la que voy a ver.

Pero debe de ser que no me conozco muy bien a mí misma, porque por norma general, bastante a menudo, al menos, estas interpretaciones me acaban decepcionando. Eso sí, unas veces más y otras menos. Puedo pensar que el casting está mejor o peor hecho. Que la actitud de un determinado personaje se ha exagerado en la película, o que se ha primado un aspecto de su personalidad que a mí no me pareció tan importante al leer el libro. Son cosas que pasan.

Pero lo que realmente me fastidia es cuando empiezan a cambiar la historia. Me pone de los nervios. Me pasó con Watchmen, por ejemplo, cuando decidieron cambiar el final.  Y ahora, me pasa con Canción de Hielo y Fuego. Hoy he leído esta noticia y he empezado a temblar.

Intentan justificar esos cambios: que si la trama es amplia, que si los personajes son muy ricos, que si es muy difícil…¡Claro que es difícil! Son grandes libros, llenos de matices, y es eso, entre otras cosas, lo que los hace especiales. Si no te sentías capaz de hacerlo ¿por qué asumiste esa responsabilidad?

Cambian y disponen como si la historia fuese suya. Y no lo es. Si querían ser libres para hacer cualquier cosa, ¿por qué no escribieron una historia propia  desde el principio? Se ve que es más fácil coger un libro genial y masacrarlo para hacerlo más comprensible, para que sea más comercial, para que sea más comprensible, para que no hiera sensibilidades. Porque, no nos engañemos. Detrás de esos cambios no hay solo problemas de dificultad o de extensión. Hay otros intereses.

Entiendo que este es un punto de vista MUY personal. Claro, como que es el mío. Suelen decirme que soy bastante radical en este tema, pero no puedo evitarlo. ¿Por qué dicen adaptar cuando significa falsear? 

Nuevos tronos

mar-26-2012 By cinefilo

Cada vez está más próximo el estreno de la serie Juego de Tronos. La adaptación de los libros de George R. R. Martin, Canción de hielo y fuego, es uno de los acontecimientos televisivos más esperados de este año 2012. La primavera acogerá nuevos personajes y ampliará las tramas, las intrigas y las luchas por el trono de los siete reinos.

HBO ha lanzado ya nuevas imágenes de esta segunda temporada que sin duda prometen. Lea el resto de la entrada »

Los Episodios Nacionales en TV.

ago-26-2011 By cinefilo

Este verano me he dedicado de pleno a dos de mis pasiones: la televisión y la lectura.

Con respecto a televisión he disfrutado de “Juego de Tronos” (la mejor serie que he visto en todo este año y que recomiendo encarecidamente), la cual está basada en una serie de libros muy populares en Estados Unidos llamada “Canción de Hielo y Fuego” escrita por George R.R. Martin. También he disfrutado de la serie “Espartaco: Sangre y Arena“, otra serie histórica magistralmente realizada con una estética muy cercana al comic, donde la sangre cobra vida y donde la brutalidad propia de la época se refleja con bastante veracidad. Asimismo, este verano también he visto la última temporada de “Los Tudor” serie que pese a ser maltratada por los puristas de la Historia al considerarla demasiado novelada, ha conseguido acercar a grandes personajes de la historia a todos los públicos (entre ellos nuestro Emperador Carlos I o Catalína de Aragón, y cómo no al mujeriego de Enrique VIII).

En cuanto a libros, pues cómo no, como siempre he podido disfrutar de varias historias completas de superhéroes de Marvel (aunque me gusta más el universo DC), y otro volumen más de los “Episodios Nacionales“ de nuestro Benito Pérez Galdós. Y este último sí que lo he disfrutado. Y ahí es donde yo quiero llegar.

Los “Episodios Nacionales” relatan de manera novelada una de las épocas más convulsas de la Historia de España, la comprendida entre 1805 (con la Batalla de Trafalgar) y el comienzo de “La Restauración” (aproximadamente en 1880). Están compuestos por 46 libros, repartidos en 5 series. Yo estoy acabando la primera serie, y me ha sorprendido gratamente, tanto que me pregunto por qué en este país nadie es capaz de coger una obra tan bien hecha y llevarla a la televisión.

Las historias están muy bien relatadas, cuentan con un amplio elenco de personajes, detallan minuciosamente los lugares, vestimentas y objetos, y lo mejor, explican fielmente esta etapa de nuestra Historia. De hecho, una de las historias que más me ha impactado es la referente al segundo sitio de Zaragoza, llevado a cabo por las tropas napoleónicas durante la invasión de Francia a España  y que tuvo rodeada la ciudad de Zaragoza desde el 21 de diciembre de 1808 hasta el 21 de febrero de 1809, tras haber realizado un primer sitio en verano sin éxito. Los 55.000 habitantes con los que contaba Zaragoza tuvieron que fortificar la ciudad y resistir noblemente los ataques y cañonazos de los franceses, además del tifus y pestes provocadas por los muertos que poblaban las calles al no poder ser enterrados. Al final del sitio se diezmó la población hasta quedar en unos 12.000 habitantes.

Hombres, mujeres, niños, soldados, civiles, eclesiásticos, españoles todos que lucharon para hacer frente a un enemigo que había usurpado el poder invadiendo a su país vecino.  ¿Acaso no es historia digna de ser llevada al cine?