Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Los Miserables

ene-6-2013 By cinefilo

7/10

La historia de un hombre esclavizado durante diecinueve años después de robar una simple hogaza de pan. Al finalizar su cautiverio, queda condenado a una libertad vigilada, la cual viola. A partir de ese momento Jean Valjean (Hugh Jackman) es perseguido durante décadas por el implacable inspector Javert (Russell Crowe). Cuando Valjean accede a hacerse cargo de Cosette (Isabelle Allen/Amanda Seyfried), la pequeña hija de Fantine (Anne Hathaway), sus vidas cambiarán para siempre.
Como trasfondo, la lucha por la libertad en la revolución francesa de principios del siglo XIX.
Los Miserables no es un musical, es más bien un melodrama cantado, no hay números musicales ni coreografías. No esperen un musical colosal con fuegos artificiales y grandes números, porque no.
Otra diferencia es que aquí los actores cantan en directo. Normalmente, la banda sonora de los musicales se graba con antelación y los actores las interpretan después en playback, sin embargo aquí no se doblan ni siquiera a ellos mismos, los actores llevaban auriculares ocultos durante su interpretación, a través de los cuales escuchaban la música, tocada en directo por un pianista que se adaptaba a su ritmo. Un gran acierto sin duda tomar esta arriesgada decisión, ya que así los cantos adquieren un realismo que no se ve en el género musical al uso, y que hace que prevalezca la interpretación a la técnica vocal.
Hopper dirige con fuerza y emoción, lo que más llama la atención son los primeros planos, sin cortes, planos secuencia que no enfocan otra cosa que el rostro del actor, Hopper traslada así toda la dureza y la angustia a los semblantes de los actores, que aprovechan para poner toda la carne en el asador y lucirse. De hecho esta es una gran película, gracias, entre otras cosas (como un espectacular diseño de vestuario, por parte del español Paco Delgado) al enorme esfuerzo de los actores.
Y digo que esta es una gran película en gran parte al esfuerzo de los actores porque la elección del reparto no podría haber sido más acertada:
Hugh Jackman está inmenso, sobretodo en la primera parte se nota que el musical es lo que le gusta (nos ganó a todos cuando hizo de maestro de ceremonias en los Oscar, por ejemplo). Se encuentra en su terreno y da lo mejor de si mismo. A parte de cantar excepcionalmente bien, hace gala de una expresividad en la mirada que impresiona. Ya en la primera escena nos pone la piel de gallina, remando al ritmo de Look Down. El alma de la fiesta.
Anne Hathaway (que ya había cantado junto a Jackman en la ceremonia de los Oscar, dos veces) también está espectacular, y más si Hopper, en su gusto por los primeros planos, la pone a cantar en un solo plano continuo I Dreamed A Dream. Realmente sobrecogedor ver a Hathaway demacrada, con el pelo rasurado, sus enormes ojos llenos de dolor, su rostro magullado y repleto de lágrimas, es tremendo. El único momento verdaderamente brillante de toda la película (y ojo porque puede valerle un Oscar).
Russel Crowe está correcto, esto no se parece en nada a lo que él está acostumbrado a cantar con su grupo de rock 30 Odd Foot of Grunts y aun así, lo hace bastante bien. No está al nivel de ninguno de sus otros dos compañeros protagonistas, pero no desentona. Su vozarrón grave le permite hacer el papel de inspector Javert sin problemas (el otro actor en el que se pensó para interpretar el rol de Javert fue Paul Bettany, yo personalmente creo que decantarse por Crowe fue inteligente).
Helena Bonham Carter y Sacha Baron Cohen, como los ladrones Thénardier resultan un tanto cansinos. Se supone que tenían que aparecer de vez en cuando para aportar un toque cómico y descongestionar un poco la película para que sus largas dos horas y media no se te hiciesen tan tediosas, pero en mí consiguieron el efecto contrario, aburrirme (todo lo contrario ocurre con Gavroche, el listillo y pícaro niño encarnado majestuosamente por Daniel Huttlestone). Aunque, todo hay que decirlo, Bonham Carter y Baron Cohen, también tienen su momento de gloria, están fabulosos en su pegadizo número Master Of The House.

La segunda parte del film pierde en velocidad y gana en empalagamiento. Parece que no es capaz de mantener la dureza y agonía del comienzo, los personajes son menos “Miserables”, las tramas secundarias son bastante menos interesantes y ralentizan sobremanera el ritmo del film. Al triángulo amoroso entre Marius, Cosette y Éponine (Eddie Reydmayne, Amanda Seyfried y Samantha Barks) le falta emoción por todos lados, y además sus números musicales bajan el nivel considerablemente. Exceptuando claro está a una Samantha Barks, que debuta en el cine con el papel de Éponine, (ya conocía bien al personaje pues lo había interpretado ya en teatro), y que está realmente impresionante cantando On My Own.
Está claro que estas escenas hay que filmarlas pues forman parte de la novela, pero los treinta o cuarenta minutos que se le dedican a esta historia suponen un importante descenso del interés, justo cuando la película ya está rozando las dos horas y comienza a hacerse larga…
En resumen, una buena película, que parte de una buena base y se sustenta gracias a unas buenas interpretaciones y poco más.
Yo personalmente estoy esperando impaciente a que salga el disco con la BSO.
Lo mejor: el trío protagonista.
Lo peor: se hace larga de cara al final.

 

Hugh Jackman y Russell Crowe protagonizarán el remake de “Les miserables“, exitosa novela de Victor Hugo que ya había sido llevada al cine en 1998 con Liam Neeson y Geoffrey Rush en los roles estelares. La nueva película será un drama musical en donde también actuará Anne Hathaway. Crowe será el implacable inspector Javert, mientras que Jackman encarnará al bondadoso y sufrido Jean Valjean, quien es perseguido obsesivamente por el primero. La película en donde también actuará Helena Bonham Carter se estrenará el 7 de diciembre de 2012.

Russell Crowe y Hugh Jackman.