Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Los Miserables

ene-6-2013 By cinefilo

7/10

La historia de un hombre esclavizado durante diecinueve años después de robar una simple hogaza de pan. Al finalizar su cautiverio, queda condenado a una libertad vigilada, la cual viola. A partir de ese momento Jean Valjean (Hugh Jackman) es perseguido durante décadas por el implacable inspector Javert (Russell Crowe). Cuando Valjean accede a hacerse cargo de Cosette (Isabelle Allen/Amanda Seyfried), la pequeña hija de Fantine (Anne Hathaway), sus vidas cambiarán para siempre.
Como trasfondo, la lucha por la libertad en la revolución francesa de principios del siglo XIX.
Los Miserables no es un musical, es más bien un melodrama cantado, no hay números musicales ni coreografías. No esperen un musical colosal con fuegos artificiales y grandes números, porque no.
Otra diferencia es que aquí los actores cantan en directo. Normalmente, la banda sonora de los musicales se graba con antelación y los actores las interpretan después en playback, sin embargo aquí no se doblan ni siquiera a ellos mismos, los actores llevaban auriculares ocultos durante su interpretación, a través de los cuales escuchaban la música, tocada en directo por un pianista que se adaptaba a su ritmo. Un gran acierto sin duda tomar esta arriesgada decisión, ya que así los cantos adquieren un realismo que no se ve en el género musical al uso, y que hace que prevalezca la interpretación a la técnica vocal.
Hopper dirige con fuerza y emoción, lo que más llama la atención son los primeros planos, sin cortes, planos secuencia que no enfocan otra cosa que el rostro del actor, Hopper traslada así toda la dureza y la angustia a los semblantes de los actores, que aprovechan para poner toda la carne en el asador y lucirse. De hecho esta es una gran película, gracias, entre otras cosas (como un espectacular diseño de vestuario, por parte del español Paco Delgado) al enorme esfuerzo de los actores.
Y digo que esta es una gran película en gran parte al esfuerzo de los actores porque la elección del reparto no podría haber sido más acertada:
Hugh Jackman está inmenso, sobretodo en la primera parte se nota que el musical es lo que le gusta (nos ganó a todos cuando hizo de maestro de ceremonias en los Oscar, por ejemplo). Se encuentra en su terreno y da lo mejor de si mismo. A parte de cantar excepcionalmente bien, hace gala de una expresividad en la mirada que impresiona. Ya en la primera escena nos pone la piel de gallina, remando al ritmo de Look Down. El alma de la fiesta.
Anne Hathaway (que ya había cantado junto a Jackman en la ceremonia de los Oscar, dos veces) también está espectacular, y más si Hopper, en su gusto por los primeros planos, la pone a cantar en un solo plano continuo I Dreamed A Dream. Realmente sobrecogedor ver a Hathaway demacrada, con el pelo rasurado, sus enormes ojos llenos de dolor, su rostro magullado y repleto de lágrimas, es tremendo. El único momento verdaderamente brillante de toda la película (y ojo porque puede valerle un Oscar).
Russel Crowe está correcto, esto no se parece en nada a lo que él está acostumbrado a cantar con su grupo de rock 30 Odd Foot of Grunts y aun así, lo hace bastante bien. No está al nivel de ninguno de sus otros dos compañeros protagonistas, pero no desentona. Su vozarrón grave le permite hacer el papel de inspector Javert sin problemas (el otro actor en el que se pensó para interpretar el rol de Javert fue Paul Bettany, yo personalmente creo que decantarse por Crowe fue inteligente).
Helena Bonham Carter y Sacha Baron Cohen, como los ladrones Thénardier resultan un tanto cansinos. Se supone que tenían que aparecer de vez en cuando para aportar un toque cómico y descongestionar un poco la película para que sus largas dos horas y media no se te hiciesen tan tediosas, pero en mí consiguieron el efecto contrario, aburrirme (todo lo contrario ocurre con Gavroche, el listillo y pícaro niño encarnado majestuosamente por Daniel Huttlestone). Aunque, todo hay que decirlo, Bonham Carter y Baron Cohen, también tienen su momento de gloria, están fabulosos en su pegadizo número Master Of The House.

La segunda parte del film pierde en velocidad y gana en empalagamiento. Parece que no es capaz de mantener la dureza y agonía del comienzo, los personajes son menos “Miserables”, las tramas secundarias son bastante menos interesantes y ralentizan sobremanera el ritmo del film. Al triángulo amoroso entre Marius, Cosette y Éponine (Eddie Reydmayne, Amanda Seyfried y Samantha Barks) le falta emoción por todos lados, y además sus números musicales bajan el nivel considerablemente. Exceptuando claro está a una Samantha Barks, que debuta en el cine con el papel de Éponine, (ya conocía bien al personaje pues lo había interpretado ya en teatro), y que está realmente impresionante cantando On My Own.
Está claro que estas escenas hay que filmarlas pues forman parte de la novela, pero los treinta o cuarenta minutos que se le dedican a esta historia suponen un importante descenso del interés, justo cuando la película ya está rozando las dos horas y comienza a hacerse larga…
En resumen, una buena película, que parte de una buena base y se sustenta gracias a unas buenas interpretaciones y poco más.
Yo personalmente estoy esperando impaciente a que salga el disco con la BSO.
Lo mejor: el trío protagonista.
Lo peor: se hace larga de cara al final.

 

Los Miserables, la película.

dic-30-2012 By cinefilo

Los Miserables.

Que me dejo un dineral en el cine es algo que tengo que remediar, pero mi problema es que no me resisto a una buena película. El día de Navidad después de pasarlo con la familia, comer en abundancia y jugar al bingo me fui como no, al cine.

Era el estreno en España de la película de los miserables. Lo que sabia de la historia era…que la escribió Victor Hugo, que había un musical y que se desarrollaba en Francia.

En cuanto a la adaptación cinematográfica conocía parte del reparto, que era mitad musical y poco más. En estas situaciones te sientas en tu butaca y expectante comienzas a ver la película.

Decir que estuve muy lenta porque no me lleve un pañuelo, pero no pensaba que iba a llorar tanto. Es una película que en mi humilde opinión es toda emoción. No se como son capaces de provocar tanto en la gente.

los miserables portada

Con un reparto de lujo, se ha convertido en una de las firmes candidatas para los Oscar, y es que estos franceses rebeldes pisan con fuerza en la alfombra roja. Hasta febrero queda mucho, pero estaremos ansiosos a las antesalas como los globos de oro.

Un reparto de voces celestiales, empezando por Huhg Jackman. Interpreta a Jean Valjean, un hombre que pasa por situaciones adversas y tan diferentes que es lo que hace de este papel algo tan complejo. No sabía que este Huhg Jackman a parte de garras (en lobezno), tuviese la vocecilla de un ruiseñor. Magnifico en interpretación, canto…siempre supe que este hombre era perfecto.

Les Miserables

huhg 1

huhg 3

Le podemos ver como rebelde, prisionero o padre y alcalde ejemplar.

Anne Hathaway, da vida a Fantine.

Para mi este papel tiene mucho mérito por el simple acto de cortarse el pelo  por exigencias del guion, porque el cabello para una mujer es algo muy preciado.

La joven que nos susurro que el diablo vestia de Prada, ha dejado atrás el glamour para dar vida a toda una madre coraje que acabará en los mas profundos suburbios franceses, de la forma más triste y andrajosa. (aquí empecé a llorar).

anne 2

anne 1

anne 3

La siguiente actriz de la que os voy a hablar es una mujer que me fascina, Helena Bohan Carter. Esta actriz me parece un horror vistiendo en su vida cotidiana pero una actriz fabulosa. La descubri en Harry Potter al interpretar a Belatrix, a partir de ahí me convertí en una fiel seguidora. Increible en las películas que participa de su marido Tim Burton, pero donde se volvió totalmente camaleónica fue en el discurso del rey junto al también genial Colin Firth.

Aquí  hace de una caradura posadera que se encargará de estafar, robar y acoplarse a la situación del país. No sabía que cantaba, pero es que esta mujer es tán buena en su trabajo que todo lo hace bien.

helena 1

helena 2

Aquí tenemos a Helena Bohan Carter con Sacha Baron Cohen que interpreta al posadero, marido de Helena en la ficción.

Sacha Baron Cohen, otro de los secundarios estelares de esta gran producción. Conozco poco a este actor la verdad, pero en esta película cumple las expectativas. Una buena interpretación del posadero, comentar que este personaje vendería a su madre por dinero.

sacha 1

Ahora voy con los que yo considero los amantes de Teruel (tonta ella, tonto él) de la película. Interpretados por Amanda Seyfried y Eddie Redmayne.

amanda y el chico

De ella soy una incondicional. La pude ver en Caperucita Roja, Cloe y en Mamma  Mia. En esta última también cantaba. Brillante es la palabra que define la actuación de Amanda Seyfried en esta película sin olvidar que canta como los ángeles.

Una actuación impecable de la joven Cossette (hija de Fantine), que se enamora del joven Marius (Eddie Redmaine). Un flechazo, un amor de época, es lo que sufren los jóvenes al encontrarse en un mercado de París. Luego el cortejo, la visita a la ventana…al más puro estilo Romeo y Julieta.

amanda 2

eddie

En cuanto al Romeo de los Miserables como os decía es Marius, interpretado por Eddie Redmaine. Un joven idealista que lucha por un mundo mejor aunque provenga de buena familia. Ve lo que es injusto, sus ideales miran por todo el mundo, no se porque pero vi cierta similitud con la realidad. Se enamora de Cossette (Amanda) y en parte pierde la nocion de la vida.

A Eddie Redmayne le he visto en alguna película, pero en los miserables me cautivó al oírle cantar. Literalmente me dejó con la boca abierta!! Me pareció una voz lirica impresionante.

amanda y eddie

El último de los actores que me queda por nombrar pero no menos importante es Russell Crow, que interpreta al capitán Javert. Un hombre que hace cumplir la ley sin miramientos, disciplinado y con una rectitud que a veces asusta. Tiene un pequeño corazoncito que aflora al final de la película de la forma que uno menos espera.

Oí criticas acerca de la voz del actor a la hora de cantar, debo decir que no les encuentro el fundamento, esta enorme durante toda la película.

rusell 2

russell

Os dejo la cara de otros actores que dan la talla en la película y que por falta de espacio no puedo extenderme en ellos, pero os aviso que los más jóvenes vienen dando guerra. Si veis la película veréis el porque.

bilt van der wildt

Aaron Tveit.

chica joven                                                                                                 Samantha Barks

cossette                                                                                                           Isabelle Allen

gavroche_3                                                                                                         Daniel Huttelstone.

Que solo tengo buenas palabras para esta película es algo que no puedo negar. Me ha parecido un peliculón con letras mayúsculas y es que Tom Hooper ha hecho de la novela de Victor Hugo algo impresionante, increible  e inolvidable.

Volvería a verla tranquilamente, aunque disfrutando aun más de los detalles pero no se si con menos lagrimas en los ojos, porque te contagia un sentimiento de sufrimiento, amor, lucha … de todo, transmite de todo y que tengas que leer subtítulos se te olvida. Aunque apuntar que si estuviesen dobladas las canciones en mi opinión perdería mucha calidad la película.

Podeis descubrir todos los detalles del vestuario de la película en nuestro post de Paco Delgado.

portada

Next Stop “Los Miserables”

dic-29-2012 By cinefilo

Ayer por fin, después de una marea ansiosa, marchamos en campaña a los cines para ver la esperada y también algo temida adaptación al cine, a través del musical, de “Les Miserables”, novela de Víctor Hugo.

"Los Miserables"

“Los Miserables”

¡Comienza el espectáculo!

Con el transfondo del siglo 19 en Francia, la adaptación cinematográfica cuenta una apasionante historia sobre sueños rotos y un amor no correspondido, la pasión, el sacrificio y la redención, y un testimonio sobre la supervivencia del espíritu humano. Jackman interpreta a un ex-prisionero llamado Jean Valjean, perseguido durante décadas por el policía Javert (Crowe) después de que rompiera su libertad condicional. Cuando Valjean accede a cuidar a la joven hija de Fantine (Hathaway), Cosette, sus vidas cambian para siempre.

Entramos en la sala después de una cola de locura, conseguimos las entradas, fotico de conmemoración frente al cartel, y a disfrutar. Quiero decir, que a pesar de todo lo que esté comentando aquí, ha sido una gran experiencia verla. He disfrutado, pero después puedo pensar fríamente y escribir todo esto. Y a partir de aquí comenzamos

Nos encontramos con un elenco de actores conocidos o muy conocidos, lo cual, en principio nos hace pensar: ¡genial, me encanta este actor! Pero la cosa cambia cuando empezamos a ver la película con algo de detenimiento. La película es un musical, el 99% de esta es cantada. Digo yo, que para eso podríamos haberla visto en VOSE y no hubiera pasado nada, nos hubieramos quedado igual. Pero volvamos al quid de la cuestión.
Este musical tiene la particularidad de que los actores cantaban las canciones durante el rodaje. Tenemos una canción prácticamente en directo, pues se interpreta a la vez que se canta. Eso le da un aire muy emocional a las canciones, pero Hugh Jackman quizás debía quedarse como Lobezno en los X-Men.

Porque algunos personajes o no terminan de calar, o empiezan bien hasta después acabar siendo… un eco de lo que fueron al principio de la película. Russel Crowe no es el implacable agente de la ley, temible y terrible. Al menos, se mantiene en la misma línea durante toda la película.
Y Jackman… bueno, su actuación en un principio es genial, épica y desgarradora. Pero conforme pasa la película y los años en la historia, va como desinflandose. Pierde encanto, fuerza y cada vez gimotea más en vez de cantar. Y a veces incluso interrumpiendo a algunos de sus compañeros… Horriiiible.

No todo va a ser malo en el sentido de las canciones. En casos particulares, las interpretaciones que me han impactado han sido las femeninas. Porque han pasado de ser aceptables o desconocidas. Como Anne Hattaway, que era para mí la imagen en “Princesa por Sorpresa”, y Amanda Seyfried, cuyo recuerdo guardo como la chica más estupida jamás concebida en “Chicas Malas”
Pero en esta película comienzan a cantar, dejando con la boca abierta a casi toda la sala.

Y por cierto, espero que al encargado de montar la película le hayan pagado una miseria por el trabajo que ha hecho en esta película. Estamos en un musical en el que el personaje se mueve por un área bastante limitada mientras se sucede la escena. Por lo tanto, viaja hacia un lado u otro, podemos verle en su reflexión/pesar/fascinación/emociónrandom. Pero a algún genio se le ocurrió que, a todos los personajes que permaneciesen quietos en algún lugar, enfocarlos en primer plano no, en primer primerísimo. Parecía tener la cámara pegada a la cara. Por diox, ¿a quién se le ocurrió esa estupidez? ¿Se puede hacer menos atractiva una escena o secuencia? Que agobio. Caras de loco cuando coincide que miras a la cámara y resulta que casi la tienes pegada en la nariz.

Por lo demás, canciones muy épicas (a las que faltaban a veces ritmo), escenarios increíbles, mostrandonos la cara más cruda y oscura de Francia en aquella época. Pero a veces, los miserables logran salir del pozo de oscuridad en el que están encerrados
Y un Papá Noel… muy random. Muchos no entendemos su presencia en escena, supongo que estaba allí por darle un aire navideño a la cosa en estas fechas tan señaladas

See U!

Next Stop “Los Miserables”

dic-28-2012 By cinefilo

Ayer por fin, después de una marea ansiosa, marchamos en campaña a los cines para ver la esperada y también algo temida adaptación al cine, a través del musical, de “Les Miserables”, novela de Víctor Hugo.

FIGHT - DREAM - HOPE - LOVE

FIGHT – DREAM – HOPE – LOVE

¡Comienza el espectáculo!

Con el transfondo del siglo 19 en Francia, la adaptación cinematográfica cuenta una apasionante historia sobre sueños rotos y un amor no correspondido, la pasión, el sacrificio y la redención, y un testimonio sobre la supervivencia del espíritu humano. Jackman interpreta a un ex-prisionero llamado Jean Valjean, perseguido durante décadas por el policía Javert (Crowe) después de que rompiera su libertad condicional. Cuando Valjean accede a cuidar a la joven hija de Fantine (Hathaway), Cosette, sus vidas cambian para siempre.

Entramos en la sala después de una cola de locura, conseguimos las entradas, fotico de conmemoración frente al cartel, y a disfrutar. Quiero decir, que a pesar de todo lo que esté comentando aquí, ha sido una gran experiencia verla. He disfrutado, pero después puedo pensar fríamente y escribir todo esto. Y a partir de aquí comenzamos

Nos encontramos con un elenco de actores conocidos o muy conocidos, lo cual, en principio nos hace pensar: ¡genial, me encanta este actor! Pero la cosa cambia cuando empezamos a ver la película con algo de detenimiento. La película es un musical, el 99% de esta es cantada. Digo yo, que para eso podríamos haberla visto en VOSE y no hubiera pasado nada, nos hubieramos quedado igual. Pero volvamos al quid de la cuestión.
Este musical tiene la particularidad de que los actores cantaban las canciones durante el rodaje. Tenemos una canción prácticamente en directo, pues se interpreta a la vez que se canta. Eso le da un aire muy emocional a las canciones, pero Hugh Jackman quizás debía quedarse como Lobezno en los X-Men.

Porque algunos personajes o no terminan de calar, o empiezan bien hasta después acabar siendo… un eco de lo que fueron al principio de la película. Russel Crowe no es el implacable agente de la ley, temible y terrible. Al menos, se mantiene en la misma línea durante toda la película.
Jackman… bueno, su actuación en un principio es genial, épica y desgarradora. Pero conforme pasa la película y los años en la historia, va como desinflandose. Pierde encanto, fuerza y cada vez gimotea más en vez de cantar. Y a veces incluso interrumpiendo a algunos de sus compañeros… Horriiiible.

No todo va a ser malo en el sentido de las canciones. En casos particulares, las interpretaciones que me han impactado han sido las femeninas. Porque han pasado de ser aceptables o desconocidas. Como Anne Hattaway, que era para mí la imagen en ”Princesa por Sorpresa”, y Amanda Seyfried, cuyo recuerdo guardo como la chica más estupida jamás concebida en “Chicas Malas”
Pero en esta película comienzan a cantar, dejando con la boca abierta a casi toda la sala.

Las comparaciones son odiosas, pero vean

Las comparaciones son odiosas, pero vean

Y por cierto, espero que al encargado de montar la película le hayan pagado una miseria por el trabajo que ha hecho en esta película. Estamos en un musical en el que el personaje se mueve por un área bastante limitada mientras se sucede la escena. Por lo tanto, viaja hacia un lado u otro, podemos verle en su reflexión/pesar/fascinación/emociónrandom. Pero a algún genio se le ocurrió que, a todos los personajes que permaneciesen quietos en algún lugar, enfocarlos en primer plano no, en primer primerísimo. Parecía tener la cámara pegada a la cara. Por diox, ¿a quién se le ocurrió esa estupidez? ¿Se puede hacer menos atractiva una escena o secuencia? Que agobio. Caras de loco cuando coincide que miras a la cámara y resulta que casi la tienes pegada en la nariz.

Por lo demás, canciones muy épicas (a las que faltaban a veces ritmo), escenarios increíbles, mostrandonos la cara más cruda y oscura de Francia en aquella época. Pero a veces, los miserables logran salir del pozo de oscuridad en el que están encerrados
Y un Papá Noel… muy random. Muchos no entendemos su presencia en escena, supongo que estaba allí por darle un aire navideño a la cosa en estas fechas tan señaladas

See U!

Los miserables

dic-27-2012 By cinefilo

‘Les Miserables” es, seguramente, la obra más conocida del escritor y dramaturgo Victor Hugo, y sin lugar a dudas una de las más populares de la literatura del siglo XIX.

A finales de la década de los 70, los compositores franceses Alain Boubill y Claude-Michel Schönberg decidieron convertir la novela en una adaptación musical, editando un álbum conceptual que acabaría siendo representado en un espectáculo parisino. De ahí a su paso por los escenarios de Londres no pasaron muchos años, pero sí han sido muchos los que la obra se ha mantenido en cartel en todo el mundo, convirtiéndose así en uno de los musicales más longevos y exitosos de la historia.

Aunque de la novela de Hugo se han hecho ya numerosas adaptaciones cinematográficas (entre ellas la infravaloradísima versión de los noventa con Liam Neeson y Geoffrey Rush en los papeles principales), ésta es la primera vez que el musical londinense se lleva a la gran pantalla, y lo hace de la mano del oscarizado Tom Hooper (El discurso del rey).

background

La historia transcurre en la convulsa Francia del siglo XIX. Tras una larga condena de 19 años por robar un pedazo de pan para alimentar a su sobrina, Jean Valjean (Hugh Jackman) es puesto en libertad condicional por el oficial Javert (Russel Crowe). Pese a volver a ser un hombre libre, Valjean no encuentra un lugar en el que establecerse. Su condición de exconvicto le cierra todas las puertas a las que llama, siendo rechazado y tratado como un paria.

Hasta que se topa con el obispo Myriel de Digne, el único que le trata con amabilidad y le ofrece comida y refugio. Pero Valjean traiciona su hospitalidad robándole la cubertería de plata, y huye del templo a escondidas. Cuando la policía lo captura y lo lleva en presencia del obispo, éste niega su delito concediéndole una segunda oportunidad para que siga el buen camino y se vuelva un hombre de bien.

Valjean inicia así una nueva vida bajo otro nombre, convirtiéndose en una persona respetable y generosa. Desgraciadamente, su pasado no tardará en volver a atormentarle…

Les-Mis-Jackman

Con “Los Miserables” no nos encontramos un musical al uso. Lo que tenemos aquí es una historia narrada a base de canciones, por lo que la película funciona como un gran número musical en el que los personajes interpretan prácticamente todos sus diálogos cantando, a excepción de unos pocos en los que el intercambio de palabras es más bien escaso.

La música es la base en la que reposa toda la trama, y la letra de las canciones se emplea tanto para que los personajes se comuniquen entre sí como para que éstos se desnuden (figuradamente) ante la audiencia y expresen sus sentimientos, emociones o pensamientos.

En este último apartado cabría destacar de manera especial los números de Anne Hathaway, que está pletórica; el momento de “iluminación divina” de Valjean/Hugh Jackman; o las lamentaciones de Marius/Eddie Redmayne por los compañeros y amigos caídos.

La dramatización de la obra de Hugo en formato musical tiene, no obstante, sus pros y sus contras. El mayor problema es a nivel narrativo, ya que los hechos transcurren, a menudo, con desmesurada precipitación (especialmente los primeros actos de la historia), precisamente porque no se puede abusar de los diálogos ni hacerlos demasiado complejos, lo que impide muchas veces profundizar no sólo en algunas partes de la historia (todo lo que ocurre desde el momento en el que Javert sospecha que el Sr. Madeleine, el nuevo alias de Valjean, es en realidad el preso al que tanto tiempo lleva persiguiendo; o la historia de amor entre Marius y Cosette, reducida a una superficialidad e ingenuidad aplastantes) sino también en las acciones de sus protagonistas.

amanda-seyfried-eddie-redmayne-les-miserables-photo

No me extrañaría nada que el guionista haya tenido que echar mano de la novela original en más de una ocasión para rellenar los huecos que pueda dejar el musical londinense, y así poder hacer mucho más comprensible la trama.

Y es que lo que puede funcionar perfectamente sobre un escenario no necesariamente tiene que hacerlo de igual manera en pantalla. Mientras que en los escenarios la trama se tiene que simplificar para adaptarse a la estructura del musical, fuera de ellos esa simplificación debe enriquecerse a través de otros recursos, y no siempre meramente visuales (que aquí éstos funcionan de maravilla; desde la excelente escenografía hasta la inmaculada –aunque quizás demasiado “académica”– dirección de Hooper).

La cinta también tropieza, en ocasiones, con su propia estructura musical. Encadenar una canción tras otra, casi sin apenas dejar respirar al espectador, puede no ser fácil de dirigir, más aún cuando se trata de una historia con tanto y tan trágico melodrama.

En ese sentido, Sweeney Todd, por ejemplo, se degustaba con mayor facilidad gracias a su ligereza, a su humor negro y a sus toques de terror victoriano. Aquí en cambio, el ritmo se resiente, y en una butaca de cine en vez de un teatro las dos horas y media pesan un poco. Y eso afecta a nuestra implicación, de modo que mientras que algunos pasajes nos alcanzan la fibra sensible (repito, Hatthaway lo borda), otros en cambio se encuentran con que hemos cerrado a cal y canto el pasillo que conduce hacia nuestras emociones y nuestra empatía.

Es por eso que cuando Hooper concede pausas o combina el drama con puntuales momentos de humor (adheridos exclusivamente a los picarescos –entiéndase el adjetivo como un eufemismo de despreciables– personajes que interpretan Helena Bonham Carter y Sacha Baron Cohen), la función discurre con mayor comodidad, y uno se siente más predispuesto a dejarse llevar por los números y las maravillosas melodías.

Porque eso sí, la banda sonora es una maravilla, con temas asombrosamente pegadizos que nos invitan al canturreo postvisionado. El portentoso “Look Down” que abre la película reaparece de forma eventual cual leitmotiv, pero no es el único tema que sobresale de la magnífica partitura de Boubill y Schönberg.

Ese seguramente sea uno de su mayores pros y lo que sin duda ha convertido este musical en un éxito (amén de por la obra de Hugo). Además, tenemos a un reparto entregado que, en su mayoría, suplen la faceta de cantante con eficiencia, cuando no con nota.

russell-crowe-les-miserables2

De nombrar un punto flaco, ese sería Russell Crowe, y no porque cante mal, ni mucho menos, pero no da el tono operístico que pide la obra. Lo que en sus compañeros fluye con más naturalidad, en Crowe resulta algo más forzado. El actor tiene formación y experiencia musical (además de haber sido vocalista de una banda de rock) pero aquí le cuesta dar la talla si lo comparamos con el resto. Aún así, es un punto flaco muy menor, teniendo en cuenta que interpretativamente queda perfecto en el papel (su presencia en pantalla es un 50% del trabajo y ahí no hay peros que valgan).

Por su parte, Jackman, que también tiene trayectoria en el género, pedía a gritos un musical cinematográfico desde hace tiempo, y aquí lo tiene. Un regalazo. Su Jean Valjean es uno de los papeles de su (irregular) carrera.

Los Miserables” es un buen musical de impecable factura, excelentes actuaciones y magníficas melodías, aunque quizás su verdadero sitio esté en los escenarios.

P.D.: Para poder apreciar/comprender mejor todos los matices de la trama y sus personajes (la convicción de Javert, la redención de Valjean…), y la importancia atemporal de su contexto histórico (la rebelión de la oprimida clase obrera francesa bien podría extrapolarse a nuestros días), me resulta más factible acercarse a cualquiera de las anteriores adaptaciones cinematográficas de la novela.

Entrada extraída de: http://www.tublogdecine.es/noticias/los-miserables-critica-oscar-a-la-vista-musical-de-impecable-factura-y-excelentes-interpretaciones/52143