Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Entrevista: John Saul

nov-14-2012 By cinefilo

Como todos saben, leo muchos libros de John Saul. Pocos he reseñado pero algún día lo haré para todo

Todavía hay mucho Juego de Tronos a nuestro alrededor Estamos en Sagaponack, NY.  Nina, Leo y Mia fu

Todos contra Leo (Tout contre Léo)

jun-2-2012 By cinefilo

Cuando Leo, de 21 años de edad, anuncia a su familia que tiene el SIDA, todos deciden que su hermano

Todos los días de mi vida

abr-11-2012 By cinefilo

“Todos los días de mi vida” es un drama romántico basado en hechos reales.  Se estrenó en España el día 23 de marzo del 2012, y está todavía en cartelera.

Paige y Leo son un joven matrimonio y protagonistas de la película. Locos el uno por el otro que viven una vida plena. Durante una nevada nocturna sufren un accidente de tráfico. Leo sale ileso, pero Paige sufre un fuerte golpe en la cabeza, lo que provoca borrar a su marido de su memoria y todo lo que ha sido importante para ella, como su fabulosa carrera en derecho. Cuando ésta sale del coma, Leo es para ella un extraño. De tal modo que éste tendrá que conquistar de nuevo su corazón. El problema llega cuando la mujer inicia un romance con un antiguo novio. Leo se niega a rendirse, decidiendo empezar de cero y cortejar a Paige como si se acabaran de conocer, un reto fuertemente psicológico, con la esperanza de que si ya se enamoraron una vez, puedan volver a hacerlo. Un reto que llevara a Leo a recordar la promesa que se hacen el uno al otro: en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida, hasta que la muerte nos separe.

El reparto:

Su argumento sigue una línea cercana a las películas basadas en obras de Nicholas Sparks. Pero sin embargo la película ha recibido criticas mediocres, considerándose que se trata de “un romance llorón para mujeres que las encanta sufrir y hombres que las quieran de verdad” o considerado como “una caja de bombones baratos, para alguien que acabas de conocer y aún no sabes si te importa lo suficiente”.

Todos los días de mi vida, tiene un final previsible, muy pastelona, muy tontorrona, muy cargante, muy ¡qué felices somos todos!… Me esperaba francamente que la historia se desarrollara de otra forma o que por el contrario tuviera un final impactante, pero leyendo la sinopsis ya te puedes imaginar como acaba… como todas las pelis románticonas americanas.

Desde bien pequeñita me ha gustado leer. Además, soy de esas personas que, si están leyendo un buen libro, se meten tan dentro que acaban sintiendo como propias las venturas y desventuras de los personajes. Y no lo digo por decir. Lloro, río y me enfado cuando leo. Hasta digo tacos. Y compensa. Para mí, sentirme parte de una historia es uno de los grandes placeres de mi vida.

Claro que quizá tenga algo que ver con este nivel de implicación mi imaginación. Cuando leo un libro le pongo cara y cuerpo a los personajes, me imagino sus casas, los paisajes, sus vestidos.  Por eso, cuando me entero de que uno de los libros que me han gustado va a ser llevado a la gran pantalla, o a la pequeña,  me muero de ganas de verlo. Me gusta comparar mi imagen mental con la que voy a ver.

Pero debe de ser que no me conozco muy bien a mí misma, porque por norma general, bastante a menudo, al menos, estas interpretaciones me acaban decepcionando. Eso sí, unas veces más y otras menos. Puedo pensar que el casting está mejor o peor hecho. Que la actitud de un determinado personaje se ha exagerado en la película, o que se ha primado un aspecto de su personalidad que a mí no me pareció tan importante al leer el libro. Son cosas que pasan.

Pero lo que realmente me fastidia es cuando empiezan a cambiar la historia. Me pone de los nervios. Me pasó con Watchmen, por ejemplo, cuando decidieron cambiar el final.  Y ahora, me pasa con Canción de Hielo y Fuego. Hoy he leído esta noticia y he empezado a temblar.

Intentan justificar esos cambios: que si la trama es amplia, que si los personajes son muy ricos, que si es muy difícil…¡Claro que es difícil! Son grandes libros, llenos de matices, y es eso, entre otras cosas, lo que los hace especiales. Si no te sentías capaz de hacerlo ¿por qué asumiste esa responsabilidad?

Cambian y disponen como si la historia fuese suya. Y no lo es. Si querían ser libres para hacer cualquier cosa, ¿por qué no escribieron una historia propia  desde el principio? Se ve que es más fácil coger un libro genial y masacrarlo para hacerlo más comprensible, para que sea más comercial, para que sea más comprensible, para que no hiera sensibilidades. Porque, no nos engañemos. Detrás de esos cambios no hay solo problemas de dificultad o de extensión. Hay otros intereses.

Entiendo que este es un punto de vista MUY personal. Claro, como que es el mío. Suelen decirme que soy bastante radical en este tema, pero no puedo evitarlo. ¿Por qué dicen adaptar cuando significa falsear?