Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Si hay un subgénero cinematográfico no reconocido como tal que se pueda decir que realmente es el que más me gusta, ese es el de las historias de underdogs, término difícilmente traducible al español, y que erróneamente, en mi opinión , suele traducirse como “perdedor” . Para las explicaciones pertinentes ya tenéis el link a wikipedia inserto en la propia palabra.

Por hacer un poco de historia y contextualizar, podemos decir que la película por excelencia del underdog es Rocky (John G. Avildsen, 1976) y este mismo personaje representa en este filme toda la esencia de lo que es un underdog: un personaje, generalmente (cuando no siempre) deportista, en este caso boxeador, que no tiene absolutamente nada que perder y se enfrenta a todas las adversidades, habitualmente ganando contra todo pronóstico, o al menos, logrando hazañas en el terreno de su competencia por las que nadie hubiese apostado un solo céntimo.

Historias similares las encontramos en las más recientes The Wrestler, la resurreción, parece que solo parcial de Mickey Rourke y que le valió una nominación al Oscar como mejor actor, esta ambientada en el mundillo del wrestling o The Fighter , de nuevo ambientada en el mundillo del boxeo, con un inmenso Christian Bale que, esta vez sí, obtuvo el Oscar al mejor actor secundario. Lea el resto de la entrada »

Nicolas Cage para los Mercenarios 3

ago-17-2012 By cinefilo

Con el estreno hoy de los mercenarios 2 en USA, nos llega la noticia de la confirmación de Nicolas Cage, para la tercera entrega.

El productor Avi Lerner ha revelado en una entrevista la contratación de Nicolas Cage para la tercera entrega de la franquicia, a pesar de que Lionsgate todavía no ha dado luz verde oficialmente al proyecto. Esto es algo que posiblemente hará una vez la cinta se estrene y se haga con la taquilla mundial.

Cage es el último nombre en sumarse a un reparto en el que según Lerner también volverán gran parte del elenco anterior, pero ojo porque puede no ser el único gran nombre. Respecto a otras incorporaciones, esto es lo que Lerner dijo a Total Film:

“Estamos hablando con Clint Eastwood para que se sume a los chicos. Tenemos un personaje en mente para él. También estamos hablando con Harrison Ford y queremos contar con Wesley Snipes cuando salga de la cárcel. Te diré algo más, ya tenemos a Nicolas Cage para interpretar a uno de los personajes”. Y continuó… “Traeremos de vuelta a Mickey Rourke, si es que ya no está demasiado loco. Me gusta Mickey y por supuesto me gustan todas las estrellas con las que hemos contado”.

Lo de Clint lo vemos muy difícil, ver al maestro trabajando para otros va siendo muy poco habitual ultimamente, lo de Ford es más factible y el que sería genial es contar con Snipes sacado de la cárcel con su vuelta a la gran pantalla a lo grande.

Jean Claude Van Damme es un tipo inquieto pero decidido, un luchador dentro y fuera de la pantalla que no duda en soltar sus puños porque lo dice el guion o para demostrar en una entrevista con Efe que a sus 51 años aún es demasiado joven para ser una vieja gloria.

“Si tienes talento, siempre tienes talento. No lo pierdes. El carisma tampoco”, asegura el actor en una conversación mantenida en un hotel de Los Ángeles con motivo del estreno de “The Expendables 2″ -su proyecto más importante en años en Hollywood- el próximo viernes en Estados Unidos.

Cercano en el trato, “JC”, como le llaman sus allegados, habla con la contundencia de quien se ha ganado a pulso un lugar en la historia del cine de acción, desde las producciones independientes hasta los estudios, y satisfecho de dirigir su propia carrera. Poco importa si muchos de sus proyectos fueron directamente a DVD.

“Tienes una audiencia para la gran pantalla, otra para el DVD, otra para el vídeo bajo demanda (Video On Demand)”, explica sereno Van Damme quien reconoce que es “genial” volver a “estar en una gran película para el cine”.

Este atleta capaz de dar giros en el aire de 360 grados culminados con una patada inclemente, su movimiento cinematográfico más repetido, afirma estar “en forma” y haber hecho las paces con la industria del celuloide tras algunos desencuentros en el pasado.

“Tuve mi ocasión, tuve mi gran oferta cinematográfica, pero la rechacé”, confiesa el actor sin dar más detalles, al tiempo que indica que ha tenido que pasar casi una década para sentirse apreciado de nuevo en la meca del cine.

“Hay una nueva generación de ejecutivos en los estudios que me están dando la bienvenida a la gran pantalla. Si eso no ocurriera finalmente, al menos lo he intentado”, reconoce el intérprete de “Universal Soldier”.

Van Damme cita a Mickey Rourke como un ejemplo de actor que resurgió de sus cenizas artísticas con “The Wrestler”, aunque insiste en que pase lo que pase en el futuro será fiel a su forma de hacer las cosas.

“Quiero ser honesto, como lo son mis interpretaciones y eso hoy en día es un problema. Si hiciera secuencias pasadas por el filtro del ordenador sé que sería falso”, admite Van Damme, frustrado por el abuso de las nuevas tecnologías para las peleas en las películas.

“Es duro para alguien que lo puede hacer de verdad, no lo necesito, pero claro, te puedes hacer daño intentándolo. Para mí eso merece la pena, hacer un gran movimiento, aterrizar bien, acercarse mucho al enemigo con el pie, la precisión”, enumera Van Damme.

Protagonista de cintas de principios de los 90 como “Double Impact”, “Timecop” o “Street Fighter”, el actor define Hollywood como un lugar extraño y reconoce que las productoras ya no dependen de artistas con habilidades físicas como las suyas para sus proyectos de acción.

“Hoy es posible todo con el croma y la informática. Los estudios son como el sistema bancario. Si Van Damme funciona en DVD simplemente invierten un millón de dólares para hacer su película y ganan 20 o 40 millones. Para qué cambiar…”, declara sin resignarse del todo.

Van Damme recuerda sus comienzos, su tiempo de “rock and roll”, como lo definió, cuando este belga, tan musculado como flexible, llegó a Estados Unidos con la idea de ser una estrella como Sylvester Stallone o Arnold Schwarzenegger.

Entonces, allá por 1988 tuvo su momento con “Bloodsport”, un filme sobre un torneo de artes marciales que el actor terminó por echarse a la espalda para mejorar una edición inicial que “fue muy mala”.

“Cortaban los planos en medio de los golpes”, cuenta Van Damme y emula algunos de sus movimientos antes de explicar que tras mucho rogar a los productores le dejaron que reeditara la película.

“Yo creé el golpe doble”, dice reproduciendo con su voz el sonido cinematográfico de dos puñetazos seguidos.

“Era algo nuevo en aquel momento. Bastaba con echar para atrás tres frames (cada segundo de rodaje contiene 24 frames) de una toma de un golpe, así se dobla el efecto del impacto. Es algo que si lo hicieras ahora parecería una estupidez”, comenta.

El Van Damme de “The Expendables 2″ es un villano despiadado pero con un código de honor, un personaje frío que el actor encarnó hasta el punto de mantener las distancias durante todo el rodaje con el resto del reparto con Stallone, Schwarzengger o Bruce Willis a la cabeza.

“Les miré como si no fueran nadie. No hablé con ellos hasta el final, se notaba la tensión. Luego les dije que yo no era así. Ellos son mis héroes”

(Foto Daily Mail)

El actor Mickey Rourke  en su juventud era el actor más sexy de Hollywood, pero esos tiempos ya pasaron y las cirugías,  los golpes que le han dado la vida le han destrozado el físico. Observa  la foto

La sonrisa que muestra Manny Pacquiao cuando es presentado antes de cualquiera de sus combates se extiende a los millones de espectadores que le ven por todo el mundo. Saben que van a ver pelear al mejor. Aunque, como la del todo el mundo, su sonrisa es un gesto implícito a la felicidad provocada por variables que se escapan a lo que uno puede controlar. Un boxeador que sonríe gracias a su esfuerzo, al apoyo de una nación, y a la redención de un gran actor. Lea el resto de la entrada »