Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

  Perder a Nuestros Hijos 28 de diciembre 2012 por Bruce Bawer  Es, en mi opinión, el cambio de

être et avoir

sep-26-2012 By cinefilo

Humor negro por donde se mire

nov-2-2011 By cinefilo

Perder es cuestión de método es una novela que es capaz de tener al lector preguntándose sobre lo sucedido en su trama hasta su final.  La manera en que se desenvuelve la historia de Santiago Gamboa es entretenida y arriesgada en el sentido en que requiere complicidad del lector para permitirle jugar con los personajes, durante la secuencia de los acontecimientos.  La ciudad, además de ser un personaje de la historia es muy bien descrita, convierte lo común en algo aún más común, traído a flote gracias a las continuas referencias a sus diferentes espacios.  La Bogotá de esta historia no dista de la verdadera, en cuanto se presenta más circense de lo que es, si eso es posible.

La relación del protagonista con su trabajo, el hecho de que se ganara unos pesos extra tomando fotografías a esposos infieles y la obsesión por su ex novia, forman este ser que no descansa hasta tener la verdad de un caso tan enredado como bizarro: descubrir quién empaló a Pereira Antúnez, propietario de unos terrenos por los que se pelean varios personajes. Pero en realidad nunca se entiende en su totalidad quién es Silampa. El lector difícilmente comprende por qué actúa de una manera u otra. Es un personaje enigmático cuya característica más evidente es su hemorroides. Por otra parte, en cuanto a su relación con la prostituta, Quica, parece que fuera su manera de sentir el control de algo en su vida, o solo una manera de enfocar sus energías sexuales.

Perder es cuestión de método es una historia desenfrenada y es necesario estar muy alerta a cada hecho, pendiente de cada detalle, de la relación que existe entre los episodios que suceden en él para no perder el hilo. Tiene idas y venidas y su conclusión es más que distante de todo lo que el lector imaginaría en el transcurso de su lectura.

Cada personaje está muy bien construido y se siente cómo cada uno tiene su propia voz, términos y manera de actuar muy diferente a otros. Cubre varios sectores de la sociedad, sectores que reaccionan muy parecido a lo que nos tiene acostumbrados la realidad colombiana, todo enmarcado en una descripción voraz de los acontecimientos. Perder es cuestión de método, además de ser una novela, es un documento sobre la corrupción en Colombia.

Imagen tomada de: http://www.buscalibros.cl/perder-es-cuestion-metodo-santiago-gamboa-cp_3690260.htm

Por Juan Manuel Gartner González, estudiante de tercer semestre del Programa de Comunicación Audiovisual y Multimedios de la Fundación Universitaria del Área Andina, seccional Pereira.