Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Saludos cosmonautas,

hace ya varios meses que os hablamos de una de las iniciativas más bien paridas que ha tenido lugar en Barcelona durante el último año: The Phenomena Experience. El evento consiste en una serie de sesiones dobles que se realizan de forma cuasi-quincenal en el enorme Cine Urgel (con más de 1800 butacas), y que presenta grandes clásicos y algunas joyas no tan conocidas de los años 70, 80 y 90. El principal responsable de Phenomena es Nacho Cerdà, director de cortos como “La trilogía de la muerte” (con el mítico “Aftermath”) y también del largometraje “Los abandonados”, también da clases y ha sido crítico de cine. Es un auténtico apasionado del cine, y esto lo va a demostrar en esta gran entrevista que le hicimos en el mismo Cine Urgel. En la primera parte nos cuenta los orígenes de un evento que, a priori, parecía un suicidio, pero que ha tenido un gran éxito convirtiéndose en una auténtica fiesta del cine. Pero esperad a ver las otras partes para ver algunas declaraciones bastante más cañeras de un cinéfilo con opiniones muy claras sobre algunos temas.


La pasada noche tuve el placer de ser invitada de una forma un tanto improvisada (viva la improvisación!) a asistir a Phenomena, The Ultimate Cinematic Experience.

Phenomena consiste en la proyección de películas de nuestros años mozos como Regreso al futuro, Robocop, Taxi Driver, etc. a modo de sesión doble. Esto sucede en los cines Urgell de Barcelona en una sala espectacular, donde un majestuoso telón de terciopelo cae y se hace dueño de la habitación. Lo mejor de todo es el entusiasmo, la euforia y el buen ambiente que se cuece por parte del público durante las proyecciones, quien está más que encantado de volver a ver en la gran pantalla todas aquellas películas que formaron parte de su infancia y adolescencia. Por otra parte, también es una oportunidad única para asistir a aquel estreno al que nunca pudimos ir. La cuestión es ser un niño eterno, y para ello hay muchas formas de conseguirlo.

Las dos obras elejidas para la última sesión fueron Jurassic Park y Terminator 2. En cuanto a la primera, se pudo apreciar con ojos un poco más experimentados la calidad de los efectos especiales, pues las criaturas protagonistas podrían haber salido de la pantalla en cualquier momento; para finalizar, Terminator nos dejó suficientemente agotados como para salir y solo pensar en la cama. Todo ello entre aplausos y risas únicas que solo se consiguen en estos casos.

Las próximas proyecciones van a ser Los Goonies y Superman, ahí lo dejo.