Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores
Sherlock estudia las coordenadas misteriosas

Sherlock estudia las coordenadas misteriosas

Al intensificar las señales de la tinta en el trozo del viejo periódico, se confirmaron los números que durante el transcurso de la investigación del caso del misterioso viajero ya pudimos entrever. Puedo comprobar con satisfacción que entonces acerté con todos los dígitos que ahora se ven claramente.

La novedad ahora es que este proceso nos ha permitido confirmar que la anotación se refiere a unas coordenadas geográficas, posibilidad que ya estuvimos barajando al descubrirlos.

Sin embargo, esta confirmación no hace más que adentrarnos en el callejón sin salida en el que nos quedamos entonces: el punto que marcan estas supuestas coordenadas se encuentra en las aguas del Mar Mediterráneo, frente a las costas de Argelia. Desechamos seguir la pista ante la imposibilidad de investigar lo que hubiera en ese punto bajo de las aguas, aunque la relativa cercanía a tierra podría haber permitido el uso del barco submarino que Mycroft estaba construyendo por entonces. Lástima que el único ejemplar de esta sorprendente nave acabara en los cenagosos fondos del Loch Ness. Y es que mujeres y máquinas suelen formar una combinación explosiva.

Construir de nuevo una nave submarina excede de las posibilidades de mis divertimentos, por lo que me temo que tendré que cerrar este caso de nuevo en falso. Quizá me dedique algún tiempo a la lectura para intentar olvidar este doble fracaso.

Finales del siglo XIX. Europa asienta su revolución industrial y nada volverá a ser lo mismo. Como se comenta en la película, a partir de este momento crucial de la historia los avances tecnológicos se convertirán en la locomotora social, política y económica del planeta, creando un imparable avance sin límite.

Ya no serán los tiempos de Sherlock Holmes, un detective que Garci entiende como de otro tiempo, fuera de su generación, desfasado ante un criminal nuevo  industrializado, Jack el destripador, que asesina a sus víctimas en las barriadas de Londres en donde se hacinan los marginados por esa locomotora imparable del progreso capitalista. Los crímenes por lo tanto ya no serán de la misma índole; no se tratará de seguir una serie de pistas y utilizar la inteligencia deductiva para atrapar al asesino. Todo se complica entre decenas de intereses creados, enlazados, que ni el propio Sherlock Holmes será capaz de desentrañar, un poco al estilo Horne Fisher, el detective de Chesterton.

Este es el magnifico escenario figurativo que utiliza Garci para colocar a su Sherlock Holmes en España. Aquí, el detective y su compañero Watson, con la excusa falsa de venir a resolver unos asesinatos similares a los de Jack el destripador, disfrutarán de la compañía de literatos y músicos de la España de la época, del paisaje y de las mujeres, de la comida del L,ardy y del buen vino. Así irán conociendo la idiosincrasia española, el talento de alguno de sus prebostes, la valentía de alguno de sus periodistas y el tremendo poder cicatero de sus políticos y sus incipientes mega-empresarios. De todo ello se extrae la conclusión de que serán la amistad, el talento, la valentía, la educación y la apertura de miras las virtudes en las que tendremos que invertir si queremos enfrentarnos a la actual e imparable degradación social y política que entiende Garci, y cuyo comienzo sitúa, creo que con gran acierto, en ese final del siglo XIX. En este contexto Jack el destripador, o Juanito el Charcutero, como es Drácula en la novela romántica, no son más que metáforas del mal.

Así que sí, aunque parezca extraño, es una película en la que Garci quiere volver a hablarnos de los tiempos actuales. Posee cierta retórica del Crack, por la insistencia en el misterio de los hilos invisibles de poder, y también por mezclar el género de novela negra con Conan Doyle, sin prestar exclusiva atención al crimen en sí, como compartiendo pluma con Chandler. Y al igual que la película de Wilder, única coincidencia, presta una parte de la misma a desvelar las intimidades de Sherlock y Watson como pareja, en este caso británica, es decir, cada uno a su bola y ya nos lo contaremos (otro gran acierto en mi parecer).

¿Qué es una película extraña? No se puede usted hacer idea, tan extraña como sugestiva e inteligente. Garci consigue contar todo lo que he explicado hasta ahora, lo cual para mí tiene un mérito evidente. No por ello evitaré decir que, entre todo, hay conversaciones sacadas de tiesto y sonrojantes diatribas, a veces por la desnudez de la actuación que siempre busca Garci, a veces por sus excesos egomaníacos. También tiene ciertos problemas argumentales con el uso de los idiomas (¿español en Inglaterra e inglés en España?), engominados acentos anglosajones del Sherlock Holmes que no vienen a cuento, y charlas de toros Frascuelo para arriba, Frascuelo para abajo. Todo esto, en ningún momento logra sacarme de sus propuestas de fondo, pero comprendo a quien las “garciadas” le ponen a mil. Será que tengo debilidad. Técnicamente a mí me compensa en la balanza la puesta en escena de Gil Parrondo, que está de Goya fijo, y ciertos momentos fotográficos muy bien tratados.

Eso sí, para mayor conocimiento del entramado del poder, que Garci suele dejar en manos de la invisibilidad, más allá de Júpiter, mejor hubiera esperado al final de ciclo en la carrera de Torres Dulce, coguionista con Garci antes de ser ministro. ¡Cuánto más hubiera podido contarte José Luis!

SHERLOCK & WATSON: MADRID DAYS

sep-25-2012 By cinefilo

Imaginaos que Sherlock Holmes y Watson tiran para Madrid en busca de Jack el destripador. Y encima l

Carteles de cine – 003.

jun-26-2012 By cinefilo


Sherlock Holmes: A Game of Shadows (Sherlock Holmes: Juego de sombras) es una película del 2012 dirigida por Guy Ritchie y protagonizada por Robert Downey Jr. y Jude Law. Basada en el personaje homónimo creado por Conan Doyle, la película es la secuela de Sherlock Holmes (2009) y está producida por Joel Silver, Lionel Wigram, Susan Downey y Dan Lin.

La trama esta basada principalmente en el cuento “El problema final“, el cual aparece en el libro Memorias de Sherlock Holmes, pero también incluye aspectos y personajes de otros cuentos, como es el caso de Sebastian Moran de “La casa deshabitada“. Sherlock Holmes (Robert Downey Jr.) y el doctor Watson (Jude Law) van a conocer a su peor enemigo: El profesor James Moriarty (Jared Harris), alguien tan o más listo que Holmes, quien tiene como objetivo una serie de atentados para desatar una guerra mundial y poder tener el gran negocio de vender armas. Ambos amigos viajarán por Londres, París y Suiza con tal de encontrarle y detenerlo.