Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Educación, oscuridad, dudas, lucidez…

“Me preocupa que tengan siempre presente que enseñar quiere decir mostrar. Mostrar no es adoctrinar, es dar información pero dando también, enseñando también, el método de atender, analizar, razonar y cuestionar esa información. Si alguno de ustedes es deficiente mental y cree en verdades reveladas, en dogmas religiosos o en doctrinas políticas sería saludable que se dedicara a predicar en un templo o desde una tribuna. Si por desgracia siguen en esto, traten de dejar las supersticiones en el pasillo, antes de entrar al aula. No obliguen a sus alumnos a estudiar de memoria, eso no sirve. Lo que se impone por la fuerza es rechazado y en poco tiempo se olvida. Ningún chico será mejor persona por saber de memoria el año en que nació Cervantes. Pónganse como meta enseñarles a pensar, que duden, que se hagan preguntas. No los valoren por sus respuestas. Las respuestas no son la verdad, buscan una verdad que siempre será relativa. Las mejores preguntas son las que se vienen repitiendo desde los filósofos griegos. Muchas son ya lugares comunes, pero no pierden vigencia: cómo, dónde, cuándo, por qué. Si en esto admitimos, también eso de que “la meta es el camino”, como respuesta no nos sirve. Describe la tragedia de la vida, pero no la explica. Hay una misión o un mandato que quiero que cumplan. Es una misión que nadie les ha encomendado, pero que yo espero que ustedes, como maestros, se la impongan así mismos: despierten en sus alumnos el dolor de la lucidez. Sin límites. Sin piedad”

“La lucidez es un don y es un castigo. Está todo en la palabra: Lúcido viene de Lucifer, el Arcángel rebelde, el Demonio… Pero también se llama Lucifer el Lucero del Alba, la primera estrella, la más brillante, la última en apagarse… Lúcido viene de Lucifer y de Lucifer viene Lux, de Ferous, que quiere decir ‘el que tiene luz, el que genera luz que permite la visión interior’… El bien y el mal, todo junto. La lucidez es dolor, y el único placer que uno puede conocer, lo único que se parecerá remotamente a la alegría, será el placer de ser consciente de la propia lucidez… “El silencio de la compresión del mero estar. En esto se van los años. En esto se fue la bella alegría animal”. Pizarnik genial.
El lúcido puede seguir viviendo mientras conserve el instinto de la especie, el impulso vital. Es muy posible que con los años esa fuerza instintiva y oscura se pierda. Es necesario entonces apelar a algo parecido a la fe. Hay que inventarse un motivo, una meta que nos permita reemplazar el impulso animal que se ha perdido por una voluntad fríamente racional. Pero esa voluntad es un motor muy difícil de mantener. De repente y sin motivo, se va, se apaga, desaparece. Es entonces cuando se sigue o no se sigue, se puede o no se puede. Y si no se puede, no hay culpa. No importa el amor de los otros, ni el amor que uno siente por ellos. Si uno no sigue, todo sigue sin uno y sigue igual. Todo pasa, la ausencia pasa. Se conoce a la muerte antes de morir: es un final antiguo, rutinario y común. Es un final deseado que se espera sin temor, porque uno lo ha vivido muchas veces. Todo da igual.”

El cine en las aulas

ago-30-2012 By cinefilo

El cine nació como espectáculo y diversión en el que se aplicaban los descubrimientos de la época. El cine es, al mismo tiempo, un verdadero arte desde sus comienzos. El cine, también desde su inicio es documento de la vida de la época. Estas tres características, la documental, la artística y la festiva las ha conservado en el tiempo y en la ilusión de todos los que se implican en su mundo, los que lo fabrican y los espectadores.

En los primeros tiempos del cine, en España hasta muy avanzados los años treinta, el cine era cosa de feriantes. Las barracas de las ferias acogían al público que pretendía ver lo imprevisto, el más difícil todavía. Pasen y vean: al lado de la mujer barbuda y de otros espectáculos de la época se proyectaban en salas oscuras y misteriosas escenas de la vida cotidiana, de ejercicios circenses, de la gente de la calle, o algo más picantes, los primeros besos cinematográficos, el pintor y su modelo… Una ingenuidad que respondía por una parte a la necesidad de ver la realidad en un ambiente fantástico, desconocido hasta el momento por el gran público y por otra al afán de divertimento oculto, de capricho clandestino, que las sociedades poseen cuando quieren olvidar su realidad cotidiana.

Lea el resto de la entrada »

Esta película va mucho más allá de lo que suelen hacerlo las grandes películas argentinas (que son muchas), y no se trata de que tenga participación española, que la tiene. No es una película social más, aunque sí es social. No se trata de que tenga grandes profesionales y artistas, que los/las tiene. No se trata de que tenga buenos diálogos, que los tiene. No se trata de que tenga las pausas y los detalles adecuados, que los tiene. Se trata de que es una película que profundiza, filósofa, y al mismo tiempo, es la vida misma (al fin y al cabo eso es filosofía, pero eso es otra historia). Se trata de que es una película sobre tods y, a la vez, sobre sólo uns pocs. Esto sí es el arte del cine…


Dejo aquí uno de los muchos fragmentos increíbles de la película.
“…Me preocupa que tengan siempre presente que enseñar quiere decir mostrar. Mostrar no es adoctrinar, es dar información pero dando también, enseñando también, el método para entender, analizar, razonar y cuestionar esa información. Si alguno de ustedes es un deficiente mental y cree en verdades reveladas, en dogmas religiosos o en doctrinas políticas sería saludable que se dedicara a predicar en un templo o desde una tribuna. Si por desgracia siguen en esto, traten de dejar las supersticiones en el pasillo, antes de entrar en el aula. No obliguen a sus alumnos a estudiar de memoria, eso no sirve. Lo que se impone por la fuerza es rechazado y en poco tiempo se olvida. Ningún chico será mejor por saber de memoria el año en que nació Cervantes. Pónganse como meta enseñarles a pensar, a que duden, que se hagan preguntas. No los valoren por sus respuestas. Las respuestas no son la verdad, buscan una verdad que siempre será relativa. Las mejores preguntas son las que se vienen repitiendo desde los filósofos griegos. Muchas son ya lugares comunes, pero no pierden vigencia: qué, cómo, dónde, cuándo, por qué. Si en esto admitimos, también, eso de que “la meta es el camino”, como respuesta no nos sirve. Describe la tragedia de la vida, pero no la explica. Hay una misión o un mandato que quiero que cumplan. Es una misión que nadie les ha encomendado, pero que yo espero de ustedes, como maestros, se la impongan a sí mismos: despierten en sus alumnos el dolor de la lucidez. Sin límites. Sin piedad”

Lo mejor: sin duda alguna, el guión, a ver si logro hacerme con él. Y un magnífico Federico Luppi como principal portador de ese guión junto con una excelente Mercedes Sanpietro a quien no hace falta tal texto para hacer un gran papel.
Valoración: 10/10
Origen: Argentina

ÁGORA

oct-11-2011 By cinefilo

Despues de unos meses sin dar señales de vida vuelvo para dar mi humilde opinión sobre una de las pocas películas que he visto últimamente.

Estaba el otro día con mi madre, que se había roto una pierna, pobre, y le dije que eligiera una de las muchas películas que tengo por casa y que no he visto. Y fíjate por donde va y elige “Ágora” de Alejandro Amenabar.

Mirad, es de aquellas películas que si te dejas guiar por el trailer te puedes llevar un chasco, porque parece que tenga mucha acción. Pero todo lo contrario, la acción está al principio cuando los cristianos se cuelan y destrozan  la Biblioteca de Alejandria, donde los griegos aun estudiaban a filósofos y adoraban a los antiguos dioses. A partir de ahí la película se vuelve por un lado muy filosofica y por otro muy crítica con las religiones, sobretodo con la cristiana.

No me voy a menter en un berenjenal dando mi opinion sobre las religiones, porque este blog no lo creé para eso, pero la película te hace pensar bastante en el papel de las religiones en la historia y en la humanidad. Como han manipulado para conseguir poder, como se han valido de la gente cultural y socialmente más débil para conseguir lo que quieren aduciendo a “el fin justifica los medios”.

En fin, a mi madre y a mi nos gustó. Me quedo con una frase que dijo ella justo al acabar: “a alguien que no tenga un poco de cultura esta película no le va a gustar” y posiblemente tenga razón.