Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Bueno, Peter Jackson retoma el mundo de Tolkien y algunos años después de la trilogía de “El Señor de los anillos” retoma el formato para “El Hobbit”, el problema es que el libro en el cual está basada la historia no es una trilogía y encima básicamente trata el mismo tema pero con personajes menos sólidos.

No es que la historia sea mala pero esta primera parte en lo fílmico recuerda a “La comunidad del anillo”, un viaje, una aventura para un hobbit, en este caso Bilbo Bolson, el tio de Frodo; En la línea temporal el argumento se desarrolla 60 años antes de la historia de ESDLA y, de hecho, es la aparición del anillo en la historia, vale decir, la intro de la primera película de la trilogía anterior.

A favor hay que decir que Peter Jackson sabe filmar el mundo de Tolkien y que tanto en la parte estética como en la edición el film es muy recomendable y especial para ver en una pantalla grande. Igual esta historia apunta más que nada a los fanáticos de “El Señor” ya que en si carece de relevancia; Más teniendo en cuenta su excesiva duración…

Creo, que el gran problema de esto es que Jackson insiste en que estas películas duren 3 horas y la verdad que no da, es imposible que en algún momento no aburra, por más bien hecha que este… Igual mientras la taquilla rinda habrá Elfos para rato

Calificación: 6.5 charlitos

hobbit

 

Vuelve la saga del Señor de los Anillos de Peter Jackson, en este caso para contar la novela que precede a la primera trilogía titulada “El Hobbit”, basada en las peripecias del hobbit Bilbo Bolsón, en búsqueda del tesoro de los enanos custodiado por el dragón Smaug, que se enlaza de manera muy importante a la saga, en la escena anecdótica en un principio pero fundamental, en que Bilbo arrebata el anillo de poder a Gollum, sin duda el instante más interesante del film.

El Hobbit: Un viaje inesperado

El Hobbit: Un viaje inesperado

fffNos llama especialmente la atención de este film, el hecho de que sea la primera película en 3D estereoscópico, emitida en salas a 48 frames por segundo (el formato HFR lo han llamado), es decir que aumenta la resolución temporal de vídeo, y podemos contemplar más fotogramas por segundo, y la imagen es más fluida, y los movimientos rápidos se pueden percibir sin ningún tipo de parpadeo. Si se dice que el ojo humano no percibiría saltos entre imágenes a unos 55 fotogramas por segundo, se puede considerar que en el caso de los 48fps, estamos bastante próximos a la perfección.

El debate surge por dos vertientes. En primer lugar, la percepción del 3D es mucho mejor, ya que en películas de similar duración, la fatiga visual tras dos o tres horas es mucho mayor, es decir, el ojo se cansa menos al mejorar la calidad temporal de la imagen, especialmente al contemplar continuas escenas de acción. Por otro lado, ocurre que el efecto hace que la imagen sea distinta a la que estamos acostumbrados en cine, y que se aproxime más a lo que estamos acostumbrados a ver por televisión, que posee una iluminación distinta y unas condiciones de grabación distinta al formato cine. No seremos tan necios de decir que no nos gusta cómo se ve, porque a lo mejor el problema es simplemente que no estamos acostumbrados. En su día no sería lógico que los espectadores se hubieran anclado en el cine pasado ante la aparición del cine en color o el cine sonoro, simplemente porque no estuvieran acostumbrados, así que tendremos que ser pacientes y tolerantes, y dejar paso a las nuevas tecnologías, simplemente por el hecho de que se nos haga raro, y nos parezca una imagen más próxima a la de una serie de televisión que a la de una película.

Prueben a verla en los distintos formatos y comparen, a ver qué opinión personal les ofrece. Aunque cierto es, que el formato HFR está limitado a una reducida colección de salas de las ciudades más grandes nada más. Aun así, les invitamos a que hagan la prueba.

En cuanto al contenido del film, sin duda Peter Jackson ya conoce la fórmula del éxito, y ha repetido los cánones establecidos en la trilogía anterior. La historia es menos compleja y trascendental, pero es divertida y tiene un ritmo que la hace amena. No faltan los secundarios  de lujo, ya habituales: Cate Blanchett, Ian MacKellen, Elijah Wood o Christopher Lee. Ya comentábamos que la escena más apasionante es el encuentro con Gollum con el arrebato del anillo por parte de Bilbo, sin duda el personaje de mayor complejidad que esconde un oscuro pasado y un drama personal con desdoblamiento de personalidad que le da un carácter de seriedad al film, y por ello nos preguntamos… si esa escena ya está en la primera parte de esta trilogía, ¿qué nos espera por ver en la segunda y tercera parte? ¿No parece que es excesivo exprimir a la gallina de los huevos de oro en una trilogía cuando haciendo debidos cortes se podía haber reducido a un solo largometraje?

El director Peter Jackson quiere asustar a los niños con su última película y quizá incluso a unos pocos adultos.

La primera entrega de la trilogía “El Hobbit”, subtitulada “Un viaje inesperado”, está a punto de llegar a los cines y Jackson dice que intentó mantenerse fiel a su origen como historia fantástica para niños, con unos pocos sustos.

“Si tienen miedo de los trols, genial, si tienen miedo de los orcos, genial. Saben que no existen los orcos, saben que no existen los trols, es un tipo de peligro seguro”, explicó.

La cinta, producida por MGM y Time Warner, es la cuarta que el premiado Jackson basa en los libros de J.R.R. Tolkien, tras la trilogía de “El Señor de los Anillos”.

La historia sigue el viaje del hobbit Bilbo Bolsón, que se ve presionado a su pesar para viajar con 13 enanos para robar un tesoro a un dragón y recuperar su hogar. Durante sus aventuras encuentra el anillo que después hereda su pariente Frodo Bolsón, y en torno al que gira la trilogía de “El Señor de los Anillos”.

Jackson dijo que se ha esforzado para mantener las distancias entre “El Hobbit”, publicado en 1937, y la mucho más oscura trilogía, que se publicó casi 20 años más tarde.

“‘El Señor de los Anillos’ tiene una especie de temática densa apocalíptica, que ‘El Hobbit’ no tiene, lo que es una de sus maravillas”, señaló.

   
Pomposo y corto de muras

Bilbo está interpretado por el actor británico Martin Freeman, que dice que ha intentado crear a su propio Bilbo, un personaje con el que el público puede empatizar pese a su pomposidad inicial y su falta de miras.

“Tienes que poder seguirle a lo largo de la película, pero quería que fuera abierto y cambiable y listo para verse sorprendido”, dijo el actor.

Una escena clave es el encuentro en una cueva entre Bilbo y la criatura Gollum, producto de imágenes por ordenador superpuestas con la interpretación de Andy Serkins, quien aporta su característico susurro gutural.

“Fue una experiencia muy rica”, dijo, añadiendo que encarnar de nuevo a Gollum fue “una emoción absoluta”.

Tanto es el afecto por la criatura, que se refiere al anillo como “precioso”, que hay una escultura de Gollum de 13 metros colgando de la terminal del aeropuerto de Wellington, considerada a sí misma hogar espiritual de las películas sobre obras de Tolkien y presentada como “El Medio de Tierra Media”.

Los actores de la trilogía anterior que reaparecen en la película, muchos de los cuales reciben apenas una mención en el libro, no se mostraron menos entusiasmados.
Ian McKellen regresa para un importante papel como el barbudo y despeinado mago Gandalf, mientras que Cate Blanchett es la reina élfica Galadriel y Elijah Wood aparece como Frodo Bolsón.

“No podías no volver, tenías que volver”, dijo Hugo Weaving, quien pone rostro al príncipe élfico Elrond.

Es la primera parte de una trilogía que involucra una secuela en formato de road movie entre Lima y

Heath Ledger

La trilogía de “Batman” dirigida por Christopher Nolan tiene como uno de sus emblemas al “Guasón” interpretado por Heath Ledger. No obstante, el actor pudo encarnar al hombre murciélago si así él lo hubiese querido.

Según el cineasta británico, siempre pensó en Ledger como protagonista cuando estaba planificando la primera entrega de la trilogía, “Batman inicia”, pero el actor no aceptó.

Ambos se reunieron para hablar del rol, pero Ledger le dijo, cortesmente, que “nunca tomaría un papel en una película de superhéroes”. Ante la negativa, Bale optó por el talentoso Christian Bale.

Fuente: Emol