Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

El artista y la modelo es una gran película de Fernando Trueba que nos habla del proceso de creación y la relación del artista con su entorno. Llevo siguiendo a Fernando Trueba desde la mítica Ópera Prima allá por el año 1980 y no me ha defraudado nunca y lo bueno es que siempre te ofrece sorpresas agradables, aquí a una bellísima Aida Folch, un inconmesurable Jean Rochefort y una gratísima reaparición de Claudia Cardinale; pero el secreto está en el guión del mismo Fernando Trueba con Jean Claude Carriére y la supervisión desde el más allá de Rafael Azcona.

El proceso de cración o perseguir hasta el fin una idea, quizás sean los argumentos esenciales de esta película sólo para paladares exquisitos.

El artista y la modelo

oct-8-2012 By cinefilo

 «Sólo es artista el que es artesano» (Fernando Trueba)

¿Qué es el arte? La obra de Fernando Trueba gira entorno a la búsqueda del verdadero significado de este concepto; sin embargo, su significación es tan abstracta que puede confundirse con la apreciación particular de cada uno. En la rueda de prensa que se realizó durante el Festival de cine de San Sebastián, la joven actriz Aida Folch –la modelo del escultor en la película-, con una mirada más juvenil e idealista, opinó que “el arte es una manera de embellecer la vida”; mientras que el actor francés Jean Rochefort –el artista-, más veterano y reflexivo, definió “el arte como necesidad, ya que una civilización sin arte es una civilización abocada a la destrucción”. Su director, Fernando Trueba, con una percepción más filosófica y amplia del concepto, argumentó que “el arte no consiste en admirar los resultados de un  proceso ni en hablar sobre el mismo, sino que tiene que ver con el hecho de crear, de hacer una obra”. Y en este maravilloso concepto, proceso y resultado se centra su película El artista y la modelo.

Como ya aclaró Rochefort, la historia se sitúa en un apartado pueblo de la frontera de Francia con España, donde un anciano escultor recupera el sentido de la belleza, del arte, en un mundo que está hundido en la destrucción y en la deshumanización debido a la II Guerra Mundial. Tras mucho tiempo buscando su obra ideal, Marc Cros (Jean Rochefort) conoce a una joven de la calle que le inspira para alcanzar su proyecto. Durante el proceso, el anciano escultor, quien andaba hundido en el nihilismo, sin fe por la humanidad, descubre en su modelo la belleza de la creación.

Fernando Trueba comenta que la película la realizó inspirándose en su propia biografía, en su sentimiento como creador de obras, y en su hermano Máximo Trueba, escultor; sin embargo, las referencias artísticas nos recuerda a la obra del escritor Honoré de Balzac: “la obra maestra desconocida”, donde trata la historia de un pintor que lleva años trabajando el retrato de una mujer y en donde también busca la representación ideal. Fernando Trueba, gracias a su formación fílmica y a sus antecedentes como crítico de cine, se muestra como un director reflexivo entorno a las cuestiones más humanistas. Tiene una sensibilidad para el arte y una especial atención en los temas filosóficos, y por sus trabajos ha sido bastante reconocido y galardonado; por ejemplo, con Belle Époque (Oscar a mejor película y Goya a mejor director y mejor película), La niña de tus ojos o El baile de la Victoria, o la aplaudida cinta de animación Chico y Rita.

El catalán Daniel Vilar consigue crear el ideal de belleza que igualmente persigue el artista con su escultura. El fotógrafo combina la estética clásica con una óptica más moderna, donde el ojo del espectador, así como la de cualquier pintor, aprecia la figurar a partir de la influencia de la luz. Aquí, en este film, la iluminación da un carácter atemporal a las escenas, que a pesar de que fuera del pequeño estudio de creaciones de este anciano artista francés la historia avanza en sus momentos más dramáticos, dentro el tiempo se ha paralizado, ofreciendo al creador el intervalo suficiente para encontrar el final de su obra. La escenografía parece pobre, pero la palabra es sencilla; el director ha querido eliminar todo aquello que pueda entorpecer la apreciación de su película, así como el escultor francés “selecciona un bloque de barro y elimina todo lo que no necesita”. Todos los elementos escenográficos donde el artista ha elegido inspirarse para su obra se unifican en un todo englobando en su totalidad la idea de belleza, por eso, la película se asienta fundamentalmente en el medio natural de la zona fronteriza de Francia y en el austero estudio del escultor, donde uno sólo puede posar la mirada en la bella modelo. La idea de que la película fuese rodada en blanco y negro favorece la contextualización en la época, así como en el retorno a la pureza del cine en sus momentos más clásicos; además, gracias a esta tonalidad, uno puede apreciar mejor la influencia de los contrastes de la luz sobre los personajes, reflejos de un ideal.

Los personajes recogen la importancia del film. Es en el cuerpo de la modelo, la actriz española Aida Folch (Salvador, El embrujo de Shanghai, Los lunes al sol), en su sencilla desnudez y en el entorno de un medio salvaje, donde el espectador y el escultor apreciarán lo que de verdad podríamos definir como belleza, así como en el rostro veterano y reflexivo del anciano artista, Jean Rochefort (El conde de Montecristo, Que empiece la fiesta, Le Cabre-Tambour), donde la modelo y el público podrán captar la transcendencia y proceso del arte. Sin embargo, el papel de Claudia Cardinale de la esposa del escultor no pierde importancia porque, al igual que inspiró a Trueba por “su belleza inmortal”, también es quien ofrece la inspiración a su marido presentándole a la modelo.

A veces, Fernando Trueba puede pecar en detenerse demasiado en la estética en vez de darle mayor profundidad a lo que conlleva detrás, entresacándolo pobremente en un escaso diálogo. Sin embargo, aunque la historia pueda resultar lenta, ya que pretende seguir poéticamente el proceso de una obra de arte, no tiene pérdida por su reflexión filosófica y la sensibilidad a la hora de trabajar las tomas en donde, como el escultor con su escultura, se pretende captar la perfección.

El artista y la modelo (2012)

sep-30-2012 By cinefilo


Título V.O.: El artista y la modelo

Año de producción: 2012

Director: Fernando Trueba

Guión: Jean-Claude Carrière, Fernando Trueba

Fotografía: Daniel Vilar

Intérpretes: Götz Otto (Werner), Jean Rochefort (Marc Cros), Chus Lampreave (María), Claudia Cardinale (Léa), Aida Folch (Mercè), Christian Sinniger (Emile)

http://elartistaylamodelo.com/es/home

Ayer, mientras yo veía la película en el único cine de Granada que se ha decidido a proyectarla, Trueba ganaba la Concha de Plata de San Sebastián por esta magnífica película que se estrenó en cines el día 28 y que aún no ha tenido tiempo de hacerse con la cartelera. Espero, sinceramente, que este merecido premio le de el empujón necesario a un film llamado a ser referente del cine de este director español.

A pesar de que últimamente Trueba se había centrado en el documental musical (“Calle 54″ o “El milagro de Candeal”) e incluso el de animación (“Chico y Rita”), no hay que olvidar que se trata de uno de los más curtidos cineastas nacionales y que para él contar una historia es algo innato con lo que nos deleita a través de su filmografía.

“El artista y la modelo” es una película intimista, rodada en blanco y negro y en francés. Eso ya de por sí la convierte en una película llamada a remitirnos a Renoir, Bergman y recoger del cine francés el buen gusto por la buena fotografía como base de una película. No en vano esta es una película que tiene que entrar por los ojos y hacernos ver, con otra mirada, que lo que está ocurriendo en ella va mucho más allá de lo que se deduce de sus escasos diálogos.

Es la historia de dos personas, un escultor cansado del mundo que ha pasado ya por dos guerras y que ha perdido la fe en el hombre y una chica joven y comprometida con su país de origen que se ha fugado de los campos de refugiados republicanos en la Francia ocupada en 1943. La joven comienza a trabajar como modelo en el estudio del pintor gracias a la intervención de la mujer de éste, una estupenda Claudia Cardinale que hace su vida en un tranquilo pueblo francés junto a su marido y una simpática y ocurrente criada interpretada por Chus Lampreave.

La película en sí se basa en la composición de cada plano, en la luz, la armonía, la delicadeza y sensualidad de cada instante y entre toda la belleza que se despliega magníficamente en la historia la relación entre el artista y la modelo, desde la frialdad inicial hasta la calidez casi onírica de los últimos momentos que pasan juntos ambos personajes antes de concluir su obra maestra, son, sin dudas un armazón contundente donde toda la historia se inserta sin dificultades ni rodeos innecesarios.

El film en sí es mucho más de lo que aparenta ser en un primer momento, siendo, una de esas historias sobre las que hay que reflexionar una vez se ha visto. Una gran película que, sin embargo, debería proyectarse en francés original, como mucho subtitulado, para disfrutar completamente de todos sus matices. Un gran trabajo que, estoy segura seguirá cosechando premios.

Noticias y críticas sobre la película en los medios:

http://www.larazon.es/noticia/9523-trueba-gana-la-concha-de-plata-al-mejor-director-por-el-artista-y-la-modelo

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/09/24/actualidad/1348510726_681302.html

http://www.20minutos.es/cine/cartelera/pelicula/32323/el-artista-y-la-modelo/

 

El artista y la modelo (2012)

sep-30-2012 By cinefilo


Título V.O.: El artista y la modelo

Año de producción: 2012

Director: Fernando Trueba

Guión: Jean-Claude Carrière, Fernando Trueba

Fotografía: Daniel Vilar

Intérpretes: Götz Otto (Werner), Jean Rochefort (Marc Cros), Chus Lampreave (María), Claudia Cardinale (Léa), Aida Folch (Mercè), Christian Sinniger (Emile)

http://elartistaylamodelo.com/es/home

Ayer, mientras yo veía la película en el único cine de Granada que se ha decidido a proyectarla, Trueba ganaba la Concha de Plata de San Sebastián por esta magnífica película que se estrenó en cines el día 28 y que aún no ha tenido tiempo de hacerse con la cartelera. Espero, sinceramente, que este merecido premio le de el empujón necesario a un film llamado a ser referente del cine de este director español.

A pesar de que últimamente Trueba se había centrado en el documental musical (“Calle 54″ o “El milagro de Candeal”) e incluso el de animación (“Chico y Rita”), no hay que olvidar que se trata de uno de los más curtidos cineastas nacionales y que para él contar una historia es algo innato con lo que nos deleita a través de su filmografía.

“El artista y la modelo” es una película intimista, rodada en blanco y negro y en francés. Eso ya de por sí la convierte en una película llamada a remitirnos a Renoir, Bergman y recoger del cine francés el buen gusto por la buena fotografía como base de una película. No en vano esta es una película que tiene que entrar por los ojos y hacernos ver, con otra mirada, que lo que está ocurriendo en ella va mucho más allá de lo que se deduce de sus escasos diálogos.

Es la historia de dos personas, un escultor cansado del mundo que ha pasado ya por dos guerras y que ha perdido la fe en el hombre y una chica joven y comprometida con su país de origen que se ha fugado de los campos de refugiados republicanos en la Francia ocupada en 1943. La joven comienza a trabajar como modelo en el estudio del pintor gracias a la intervención de la mujer de éste, una estupenda Claudia Cardinale que hace su vida en un tranquilo pueblo francés junto a su marido y una simpática y ocurrente criada interpretada por Chus Lampreave.

La película en sí se basa en la composición de cada plano, en la luz, la armonía, la delicadeza y sensualidad de cada instante y entre toda la belleza que se despliega magníficamente en la historia la relación entre el artista y la modelo, desde la frialdad inicial hasta la calidez casi onírica de los últimos momentos que pasan juntos ambos personajes antes de concluir su obra maestra, son, sin dudas un armazón contundente donde toda la historia se inserta sin dificultades ni rodeos innecesarios.

El film en sí es mucho más de lo que aparenta ser en un primer momento, siendo, una de esas historias sobre las que hay que reflexionar una vez se ha visto. Una gran película que, sin embargo, debería proyectarse en francés original, como mucho subtitulado, para disfrutar completamente de todos sus matices. Un gran trabajo que, estoy segura seguirá cosechando premios.

Noticias y críticas sobre la película en los medios:

http://www.larazon.es/noticia/9523-trueba-gana-la-concha-de-plata-al-mejor-director-por-el-artista-y-la-modelo

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/09/24/actualidad/1348510726_681302.html

http://www.20minutos.es/cine/cartelera/pelicula/32323/el-artista-y-la-modelo/

 

Presentación de "El artista y la modelo"

Jean Rochefort (el artista), Fernando Trueba y Aída Folch (la modelo)

Un hombre mayor camina por el campo, buscando algo, buscando una figura, una forma, una imagen que lo llene, que lo inunde y ayude a crear su próxima obra. No es un hombre cualquiera, es un artista. Es un escultor que tras muchos años de profesión busca desesperadamente un punto y final a toda una vida dedicada a dar forma a figuras preciosas.

Nos encontramos en el verano de 1943 en una zona al sur de Francia cercana a la frontera con España, periodo de guerra mundial, Francia invadida por los nazis. Nada de esto le importa a nuestro personaje, el busca lo que busca, una nueva musa, una fuente de inspiración.

Lea el resto de la entrada »