Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Escrito el 23 de agosto de 2008 (Lugares comunes)



Esta película va mucho más allá de lo que suelen hacerlo las grandes películas argentinas (que son muchas), y no se trata de que tenga participación española, que la tiene. No es una película social más, aunque sí es social. No se trata de que tenga grandes profesionales y artistas, que los/las tiene. No se trata de que tenga buenos diálogos, que los tiene. No se trata de que tenga las pausas y los detalles adecuados, que los tiene. Se trata de que es una película que profundiza, filósofa, y al mismo tiempo, es la vida misma (al fin y al cabo eso es filosofía, pero eso es otra historia). Se trata de que es una película sobre tods y, a la vez, sobre sólo uns pocs. Esto sí es el arte del cine…


Dejo aquí uno de los muchos fragmentos increíbles de la película.
“…Me preocupa que tengan siempre presente que enseñar quiere decir mostrar. Mostrar no es adoctrinar, es dar información pero dando también, enseñando también, el método para entender, analizar, razonar y cuestionar esa información. Si alguno de ustedes es un deficiente mental y cree en verdades reveladas, en dogmas religiosos o en doctrinas políticas sería saludable que se dedicara a predicar en un templo o desde una tribuna. Si por desgracia siguen en esto, traten de dejar las supersticiones en el pasillo, antes de entrar en el aula. No obliguen a sus alumnos a estudiar de memoria, eso no sirve. Lo que se impone por la fuerza es rechazado y en poco tiempo se olvida. Ningún chico será mejor por saber de memoria el año en que nació Cervantes. Pónganse como meta enseñarles a pensar, a que duden, que se hagan preguntas. No los valoren por sus respuestas. Las respuestas no son la verdad, buscan una verdad que siempre será relativa. Las mejores preguntas son las que se vienen repitiendo desde los filósofos griegos. Muchas son ya lugares comunes, pero no pierden vigencia: qué, cómo, dónde, cuándo, por qué. Si en esto admitimos, también, eso de que “la meta es el camino”, como respuesta no nos sirve. Describe la tragedia de la vida, pero no la explica. Hay una misión o un mandato que quiero que cumplan. Es una misión que nadie les ha encomendado, pero que yo espero de ustedes, como maestros, se la impongan a sí mismos: despierten en sus alumnos el dolor de la lucidez. Sin límites. Sin piedad”

Lo mejor: sin duda alguna, el guión, a ver si logro hacerme con él. Y un magnífico Federico Luppi como principal portador de ese guión junto con una excelente Mercedes Sanpietro a quien no hace falta tal texto para hacer un gran papel.
Valoración: 10/10
Origen: Argentina

Escriba un comentario