Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Se muestra el contenido en este suplemento cultural de Reforma:

(DF) = “Diarios de Fatigas” por Christopher Domínguez Michael.

(LoM) = “Leer o Morir” por Guadalupe Loaeza.

 

ENCABEZADO: “Jean-Claude Carriére, la ortografía del cine; El legendario guionista narra los secretos del lenguaje fílmico; Bella de Día o Ese oscuro objeto de deseo son algunas de las joyas que integran su obra , recordada hoy en un documental de Juan Carlos Rulfo”

- “Visitar el Sueño” por Christopher Domínguez Michael

- “Chicha libre; viaje al trópico de Brooklyn” por Bruno Bartra

- (LoM) “Memorias de una joven formal”

- “Juan Gatti, atrapa el glamour de una época” por Carlos Rubio-Rosell

- (AD) “Noticias de Paris”

Son sólo eso…rumores. En una reciente entrevista al director Christopher Nolan (productor de M

Christopher Walken, Alan Arkin y Al Pacino en “Stand Up Guys”.

Un tráiler que está disponible es el de la película “Stand Up Guys”, producción asociada de Lionsgate Films y Millenium films que al igual que en “RED”, reúne a un grupo de actores de la tercera edad en una trama de mucho movimiento. La misma es dirigida por Fisher Stevens, con los roles estelares de los ganadores del Oscar Al Pacino, Christopher Walken y Alan Arkin. Junto a ellos están Julianna Margulies, Vanessa Ferlito, Katheryn Winnick y Mark Margolis, entre otros. Con un estreno pautado para el 11 de enero, este film muestra la historia de tres antiguos gánsteres que regresan a la acción en una época muy diferente a la que ellos conocían.

(Trailer)

Lea el resto de la entrada »

Decir apabullante es quedarse corto. Christopher Nolan lo ha vuelto a hacer. Al igual que en las dos entregas anteriores del encapuchado nocturno o como pudo observarse en Inception, el director demuestra claramente que tiene una enorme capacidad para el cine de acción para cabezas pensantes. Y es que, si bien por un lado es capaz de hacer explosionar infraestructuras enteras de una ciudad, cual Roland Emmerich un lunes a primera hora de la mañana así sin querer, al mismo tiempo evita caer en la tentación de darle al público todo bien mascadito, sino que lo obliga a deducir, a observar y a sacar sus propias conclusiones.

No obstante debemos recordar que se trata de un blockbuster veraniego con superhéroe con todo lo que ello implica (cuestión A: hay tópicos), aunque Nolan esté al cargo de la dirección (cuestión B: pero no todos).

Eso sí, a diferencia de lo que haría Michael Bay (y conste que La Roca me parece un buen ejemplo de cine de acción, aunque si tenemos en cuenta que Juez Dredd y Demolition Manme parecen buenos ejemplos de cine de ciencia ficción, a lo mejor mi criterio no tiene el más mínimo valor), los principales giros de la trama están justificados (y no he dicho en ningún momento que M. Night Shyamalan en comparación tienda a forzarlos cuando le quedan cinco minutos de metraje) tanto en su efectismo como en su relación lógica con el resto del argumento, incluso en lo que se refiere a parecido físico entre personajes, comentario este que bordea peligrosamente el spoiler.

Y teniendo en cuenta que se trata de la conclusión de una trilogía, Nolan ha tenido la precaución de crear un final bien hilbanado, pero con un par de puertas abiertas modelo no-lo-voy-a-retomar-pero-ya-hablaremos, lo cual no implica que todo lo anterior no quede correctamente zanjado. Más que un final abierto es un cierre en toda regla con epílogo interpretable.

MOMENTO ÉPICO

Cuando el estadio de Gotham salta por los aires, al mismo tiempo que se rompen unos cuantos puentecillos descomunales y aparecen boquetes como aberturas del infierno por todas las calzadas de la ciudad, justo después de que un infante entone el himno norteamericano previo al partido, se genera una curiosa tensión. La culpa, como no podía ser de otra manera, la tiene el crío cantor, por crear empatía con el público y dar pena. Los compases finales del himno, a capella, sobrio y sencillo, son de comerse uñas, tuétano y falange hasta que sucede la primera explosión. Es más, en pantalla IMAX, la escenita de marras, además de impactar, acojona. Por enorme, por cafre y por imaginativa.

MOMENTO WTFrak!? (SAUL TIGH DIXIT)

Vemos en escena a Joseph Gordon-Lewitt, John Blake en la película y policía de profesión. Habla con Bruce. Le explica que él también es huérfano y que se crió en el orfanato financiado por la fundación benéfica de Industrias Wayne. Todo bien, todo lógico, todo normal. Hasta el instante en que le revela que sabe que es Batman porque, años ha, en una visita del superhéroe adinerado a su orfatano cuando Blake todavía era un interno, pudo ver un llensecuá (lo mío era el latín) trágico y amargo en su mirada que se lo dejó más que claro.

Puede parecer una excusa un tanto ridícula, más teniendo en cuenta que junto con Christopher, en las tareas de guionización, estuvo su hermano Jonathan, que fue la mente creadora de la historia de Memento. Aunque, pensándolo bien, en su momento nos tragamos que Superman con gafas tenía camuflaje más que suficiente.

MOMENTO FRIKI

Mercenario salvaje de Bane, the bad and the ugly de la película al mismo tiempo, aparece. Me suena mucho su cara. Lo he visto antes, aunque no tengo ni la más mínima idea de dónde. Alto. Calvo. Boca grande como un transatlántico. Gesto de pocos amigos. Granada en mano. Entonces abro los ojos como platos y me reprimo las ganas de saltar del asiento porque probablemente sea de las pocas personas de la sala (no lo digo yo, lo dice mi ego) que sabe que aquel actor, o casi extra, desconocido para la gran mayoría, no es otro que Christopher Judge, el mítico, sin duda (podría ponerlo fácil o explicarlo, pero no me da la gana), Teal’c de Stargate SG-1.

ENTONCES…

…en pantalla grande sabe mejor.

Director: Christopher Nolan

Intérpretes: Christian Bale, Morgan Freeman, Anne Hathaway, Marion Cotillard, Michael Caine, Gary Oldman, Joseph Gordon-Levitt, Juno Temple, Matthew Modine.

El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace es una película abrumadora. Imposible de asimilar y valorar en un solo visionado. Un triple salto mortal para su director, co-productor y co-guionista, Christopher Nolan, tras las precedentes Batman Begins (2005) y El Caballero Oscuro (2008).

Es insólito que en una superproducción aspirante a ser vista por millones de personas haya podido colarse de manera tan explícita, con trazos tan gruesos, un discurso sociológico como el que enarbola “La Leyenda Renace”.

Esta película termina por catapultar a Nolan a lo más alto en el olimpo de los directores actuales. Su visión del personaje es magnífica, siempre tiene algo que ofrecer con cada nuevo film.

Los aciertos son innumerables: Bruce Wayne deviene un arquetipo trágico, un cúmulo de conflictos morales digno de lástima; Catwoman simboliza a la perfección la moral líquida de nuestro presente y su intérprete, Anne Hathaway, está maravillosa en todos los aspectos; Bane inspira auténtico terror; el policía novato John Blake, a quien da vida un Joseph Gordon-Levitt que nunca nos ha brindado una mirada tan franca, sagaz y huérfana, es empático con el espectador y la cámara le quiere. Marion Cotillard resulta sensual y misteriosa. El resto del conocido reparto están magníficos, ni falta hace decirlo.

Quizás sus últimos minutos sean un exceso de acción algo difícil de digerir, pero sus 165 min se pasan en un suspiro gracias a un guión bien pulido y a una narración fluida que no deja un momento de respiro. La música de Hans Zimmer sigue estando omnipresente (quizás demasiado) a lo largo de todo el film, si bien no resulta muy inspirada en esta ocasión, ya que recuerda mucho a las composiciones que hizo para las anteriores entregas y a la partitura que compuso para “El Código Da Vinci”.

Espero que este año sean justos con Batman y le den unas justas nominaciones a los premios Oscar. Quién sabe, a Peter Jackson terminaron premiándole  a lo grande después de finalizar su trilogía del anillo, ¿Pasará lo mismo con Nolan?

Fuente: www.fanzinedigital.com